Malgam

Malgam
Es un mediodía lluvioso y cuando eso pasa salir a la calle, aunque sea a dos pasos para entrar a un restaurante, es una alternativa muy poco contemplada. Da pereza coger el paragüas o el chubasquero y esto supone que nos encontramos el local poco lleno. Un local bonito y tranquilo, con buena decoración. Sobria, en colores neutros y con una chimenea al fondo que pasa desapercibida. Deberían realzar su encanto. Vamos a comer a Malgam.
Interior Restaurante Malgam Baco y boca
A mediodía solo hacen menú, no trabajan la carta. Les preguntamos el porqué por curiosidad, y nos contestaron que no quieren hacerlo hasta no tenerlo todo mas coordinado y asegurarse que el servicio no verá perjudicado cuando convivan carta y menú. Buen planteamiento, mejor así, quien mucho abarca…Igualmente echamos una ojeada a su carta para ver que tienen de tapas y platillos, ya que es lo que nos trajo hasta aquí y la verdad tiene una buenísima pinta.
carta vinos Restaurante Malgam Baco y boca
También vimos la de vinos. La carta es corta pero están muy bien seleccionados: priorat, Riojas, Riberas, verdejos, alellas y cavas entre otras opciones. Hay que decir que no es una carta arriesgada, pero si nos pareció muy correcta.
Así que tomaremos el menú, del que tienen varias combinaciones: “Tinc Pressa” de un solo plato, el “Clàssic” un platillo y un plato y el “Capritxós”, un plato principal y dos platillos . Todos incluyen bebida (caña, refresco, agua o copa de vino) pan, postre o café. Como en el 99% de los menús.
Menu Restaurante Malgam Baco y boca
Elegimos el Clàssic. De los platillos que se toman como entrante siempre suele haber un par que son de su carta. El día de nuestra visita, era la ensalada de tomate con atún y piparras y las alitas de pollo con gambas y sansa ponzu los que estaban en el menú, éste último con un pequeño suplemento.
Ensalada atun y tomate Restaurante Malgam Baco y boca
Ensalada atun y tomate y piparras Restaurante Malgam Baco y bocaLa ensalada esta aliñada con pesto y el tomate es muy carnoso, “cor de bou” nos responden!. El atún tiene un toque de plancha, no es en conserva y lleva piparras como “ingrediente exótico” que la hace diferente
Muy buena y cargada de tomate, además de algo de cebolla y aceitunas.
Alitas de pollo Restaurante Malgam Baco y boca
Alitas de pollo ponzu Restaurante Malgam Baco y boca
Las alitas era un “mar y montaña” con un toque asiático. Acompañadas de dos langostinos pasados por la plancha se convierte en un buen entrante. Una ración de 5 piezas que la hace correcta tanto como entrante para una persona como para tapeo a compartir. Bien hechas, crujientes que no quemadas y melosas que no crudas. La salsa ponzu no invadía el plato, pero se hacia notar.
El restaurante se va llenando en la misma proporción en que la lluvia va cesando. Son las 15 horas y parece ser la hora punta, y empieza a entrar más gente.
Seguimos con lo que serían los platos principales. Uno de los elegidos fue la Lubina a la plancha con juliana de verduritas (también con suplemento)
Lubina a la plancha con juliana Restaurante Malgam Baco y boca
Lubina a la plancha con verduras en juliana Restaurante Malgam Baco y boca Dos lomos de lubina limpia bien pasada a la plancha en su punto lo justo para quitar bien la piel. Las verduras estaban al dente muy buenas  y con un ligero sabor dulce seguramente de wok o de alguna salsa añadida a la cocción.
El otro plato principal fue Churrasco de ternera Con Chimichurri y patatas al caliu.
Churrasco con chimichurri y patatas al caliu Restaurante Malgam Baco y boca
Churrasco Restaurante Malgam Baco y boca
Por fin un churrasco que no parece una serpentina en un menú. No es que fuera excesivamente grueso, no es un solomillo, pero si más de lo que es habitual. De hecho, en la fotografía parece más fino de lo que era. La salsa chimichurri es hecha por ellos y la patata al caliu está tierna. Buena guarnición y proporcionada en cantidad. La carne estaba hecha al punto, por lo tanto, bien jugosa.
Compartiremos un postre aunque es de tamaño individual. En un principio pedimos el Selva negra que era junto con sopa de melón y sandía las opciones que había en el menú. La sopa sería difícil de compartir (excusas), pero ya que sólo vamos a pedir uno nos recomiendan que probemos el cheesecake aunque lo tienen fuera de menú lo podemos probar.
Cheesecake Restaurante Malgam Baco y bocaPresentado en vaso como si fuera un yogur de cristal, el cheesecake es ligero y no es una tarta horneada si no que está hecho “por separado” aunque sin prescindir de ninguno de sus ingredientes. De base la galleta con sabor a mantequilla. Después el queso con el azúcar y seguramente algún ingrediente más pero con textura de mousse. El remate unos fresones y una salsa de frutos rojos. Nos quitó el deseo sin ser un exceso.
Acompañamos la comida con una copa de vino cada uno, el tinto Syrah, Catalunya y el blanco Zorzal, de Navarra.
Mesa Interior Restaurante Malgam Baco y boca
La verdad es que este menú nos dejó con ganas de más. No por quedarnos con hambre, todo lo contrario, encontramos el precio muy ajustado para la cantidad de comida que sirven, sino por volver un día más tranquilamente a probar su carta.
Ahora mismo Malgam ofrece almuerzos por la mañana, menú a mediodía y carta y copas por la noche. Durante todo el día están adaptándose a lo que en cada momento apetece y seguramente, la noche es su punto fuerte. Tendremos que volver para confirmarlo, ya os contaremos.
De momento, la experiencia del menú ha sido muy satisfactoria. Así que si estáis por el Eixample, cerca de la calle Aribau, es muy buena opción a contemplar. Si vais por la noche antes que nosotros, contádnoslo para ver si nuestras sospechas son correctas. Tienen otro restaurante cerca de Sagrada Familia, aunque está más enfocado a tapas, pizzas y hamburguesas: Mos Art. Quizá este lo conozcáis.
Anuncios

Davita Market

Davita Market

En Mayo abrió sus puertas Davita Market. Un nuevo restaurante italiano en Barcelona, donde encontrar lo más típico e internacional de la cocina de ese país: pasta, pizza y tiramisú. Dicho así suena a una franquicia más de cualquier pizzería con servicio a domicilio o de las que hay en los centros comerciales. Pero hay que profundizar algo más.

fachada davita market gastro baco y bocaHablamos de un concepto diferente, de una mezcla de fast food de calidad, en el que no falta nada de lo esperado en un italiano; de una mezcla de espacios como si fueran paradas de mercado en la que cada una te ofrecen un producto diferente. En este caso el producto es el tipo de comida o de bebida. Son 9 paradas. Con ello quieren que el cliente vaya a cada mostrador a hacer su petición donde verá como cocinan su plato delante de él. Tampoco es self service. Es el llamado casual dining, un modelo importado, como no, de EEUU de donde parece que todo nos gusta.

cantina Davita gastro Market baco y boca

Davita gastro Market baco y bocaEl local es grande, mezcla mesas altas con mesas bajas y está bien decorado. Primero, una terraza en la calle, luego lo que podríamos llamar un porche antes de entrar al local. Las paradas donde se ofrece cada tipo de comida realmente recuerdan a un mercado, con su rótulo y su expositor de cada producto. Una parada de quesos, la de los dulces, la pasta, la pizza, la cantina… Aunque también introduce algún plato de temporada fuera de lo más conocido.carta de temporada Davita Italian gastro Market baco y bocaEl sistema es curioso, a la entrada, se recibe una tarjeta en la que se irán cargando las peticiones que se hagan en cada parada. No se pagará en cada una de ellas ni habrá un tíquet de cada consumición, sino que se entregará la tarjeta en la que se irán sumando las comandas y a la salida, se abonará el total de la cuenta. Fácil, rápido y cómodo teniendo en cuenta que cada plato debe pedirse en un sitio diferente. También disponen de “avisadores” que parecen platillos volantes, por si no quieres esperar en el mostrador mientras que hacen tu plato, sin tener que estar tan pendiente. Todo un derroche de tecnología que además llega a la cúspide cuando se puede pagar con el móvil, ya que han llegado a un acuerdo con Zapper…yo ahí aún no he llegado, pero está claro que se va imponiendo este método.

surtido de quesos Tiramisu Davita Italian gastro Market baco y bocaEmpezamos con una degustación de quesos de la que ya sabéis que no puedo opinar: trufado, tipo Camembert, con castaña, macerado con whisky y con grappa. La opinión del que si los tomó fue: oh.. OH..OHHH!!, me recordó a la famosa escena de Meg Ryan en la cafetería de “Cuando Harry encontró a Sally”. Siguiendo el orden sugerido por ellos para comerlos, al acabar pregunté ¿Cual es el mejor?. No pudo elegir uno.

Ensalada de sandia y tomate Davita Italian gastro Market baco y boca

Ensalada sandia y tomate Davita Italian gastro Market baco y bocaCasi al mismo tiempo llega una ensalada de sandía, tomate, menta fresca y mango.  También llevaba búfala, pero se podía apartar, así que no se libró de que la probara. La verdad es que me pareció fresquísima y muy bien aliñada. Una ensalada ideal para esta época del año y sin ningún ingrediente extraordinario o que pueda ser sustituido por otro para repetirla en casa. Realmente original y apetecible.

Carpaccio Davita Italian gastro Market baco y boca

carpaccio salmon Davita Italian gastro Market baco y bocaUn carpaccio de atún rojo traído de Andalucía con guacamole y pistachos. Buena idea, pero demasiado guacamole. Para mi, el carpaccio es un plato mucho más sutil y debe ser saboreado el producto, en este caso el atún. Algo de aliño y los pistachos hubiera sido suficiente. Poner guacamole y más en esa cantidad no tiene sentido en este plato, ya que hace desaparecer el ingrediente principal que ya suele ser bastante escaso al ser cortado tan fino. Pero bueno, quizá así tiene éxito entre su público, y de esta forma lo hacen más popular. Es su elección!.

mousaka Davita Italian gastro Market baco y boca

mousaka davita market gastro baco y bocaUna moussaka de la que tampoco puedo daros parte, ya que llevaba queso. Aunque se veía bastante jugosa. El aspecto era apetecible y algo probé identificando el queso que había y apartándolo, pero tengo pocas referencias de estos platos como para valorar. La verdura era buena y lo que pude probar, me gustó. De todas formas, pensad que es una opinión mermada.

pasta con langostinos davita market gastro baco y boca

pasta con gambas Davita Italian gastro Market baco y bocaComo es de esperar, no podemos ir a un italiano y no tomar pasta. Ya nos saltamos la pizza, que no probamos. Pero la pasta no. La hacen ellos y te ofrecen varios tipos de pasta y formas de aderezala. En nuestro caso, compartimos dos platos. Por un lado, unos tagliolini, una pasta de huevo con zucchini e gamberetti según anuncian en su carta: ajo, guindilla, calabacín y gambas frescas. Estaban bastante sabrosos sin ser excesivamente picantes. La pasta, al dente, por lo tanto, en su punto para nuestro paladar. Típica, pero correcta.

Pasta foie davita market gastro baco y boca

tortellini foie Davita Italian gastro Market baco y bocaEl otro plato de pasta que compartimos fueron unos Lunette al foie. La pasta rellena de foie ya era algo más sofisticada que la anterior y con un sabor más potente. Solo apta para incondicionales del foie como nosotros. Si no te gusta este ingrediente, no la pidas porque sabe y mucho. Acompañados de una crema de calabaza y confitura de tomate. Era un buen contraste, ya que la confitura solo le daba un toque, no era excesiva ni en cantidad ni en dulzor. Un plato que satisface.

Como os comentábamos, no tomamos pizza, seguramente uno de sus platos emblema. Por lo que hemos visto y leído, son buenas y hechas al momento. Según su carta, incluso puede pedirse la masa como si se tratara de una ración de pan para acompañar las comidas.

pastel Tiramisu Davita Italian gastro Market baco y boca

 

Tiramisu Davita Italian gastro Market baco y bocaY tampoco poidíamos no probar el Tiramisú, en el que nos habíamos fijado en la “parada de los postres” cuando hicimos la primera ronda para ubicarnos. Un Tiramisú grande que cortan en porciones. La verdad, llamaba la atención su aspecto y seguramente ellos lo saben, ya que estaba en primera fila. También había Cannoli Siciliani y Panna Cotta estos sí individuales, pero el rey es el rey. Y se ganó el título a pulso, ya que el tiramisú estaba muy bueno, el cacao amargo, el sabor a café, el mascarpone cremoso y el bizcocho esponjoso. En definitiva, muy bien hecho.

helado de pistacho con sal Davita Italian gastro Market baco y boca

helado mango Davita Italian gastro Market baco y boca

helado vainilla Davita Italian gastro Market baco y bocaTambién y por curiosidad probamos un poco de sus helados. Aunque los helados italianos tienen fama por cremosos y en Davita Market el 70 % de los productos son importados de allí, los helados es lo único que no hacen ellos y son elaborados por una pequeña empresa de helados artesanales en Mallorca que además personaliza los gustos. En este caso, probamos vainilla, mango y pistacho. Ojo al de Pistacho, nada que ver con el conocido del que debo decir que, en general es uno de los sabores menos conseguido en helado que he probado. Pero este era de pistacho con sal, y quizá por eso era mucho más fiel al recuerdo del fruto seco. Un helado buenísimo que no habíamos probado antes y que os recomiendo que probéis. Los tres lo eran, pero quizá este por la novedad y el original sabor es el que destacaría.

Acompañamos la comida con una copa de un vino italiano con mucho cuerpo y potente, un Baloro de la zona de Piamonte del que no puedo deciros la bodega.

pan y vino Davita Italian gastro Market baco y bocaEs cierto que podría ser una de aquellas franquicias de las que hablábamos, pero con alguna diferencia. No necesariamente debe ser algo despectivo, solo es saber donde se entra y a qué. En este caso, un concepto diferente que si sabes donde vas y a lo que vas no defraudará lo más mínimo. Ideal para comidas familiares, rápidas o de grupos o sea, más informales. Cuida la estética, el producto y busca diferenciarse del resto. De momento lo consigue ya que no se puede negar que es algo diferente. Y, la verdad, no se come mal.

Los precios son bastante ajustados. Como siempre, dependerá de lo que cada uno pida, pero la media de su carta son unos 14 Euros: los platos de pasta rondan los 8 Euros, las pizzas 9, los entrantes y las ensaladas varían algo más y los postres unos 4 Euros.

Davita Italian gastro Market baco y boca

Si buscáis platos de carne o de pescado, de cocina italiana fuera de lo más internacional y lo más popular no es el lugar. Precisamente hace unos días teníamos esa conversación en otro blog al que sigo. En cambio, para tomar pasta, pizza y alguna cosa más algo más gourmet, merece una visita, aunque sea como curiosidad.

 

El Bar

El Bar

En una esquina del Eixample de Barcelona se ubica El Bar. Un nombre generalista que aquí escribimos con mayúsculas porque es el nombre del restaurante del que os vamos a hablar.

Logo El Bar Baco y bocaAunque tiene una buena fachada, la puerta de entrada es pequeña, pero el local es grande. El comedor se encuentra a un nivel un poco más bajo que la calle, aunque no es un sótano. Esto le da una cálida luz natural ya que los cristales de su vidriera no son transparentes y atenúan el sol. Los colores oscuros de algunas sus paredes combinadas con otras decoradas con titulares de diario y un mobiliario en tonos madera también ayudan a ello. Tiene su barra y no demasiadas mesas, con el suficiente espacio entre ellas para no dejarnos “disfrutar” de conversaciones ajenas. Según puede verse en su entrada, disponen de algún salón privado para eventos o cenas de grupo.  En El Bar, Sergi Giménez, sumiller atiende la sala y Brian Matic la cocina.

Interior El Bar Baco y boca
Su oferta se centra en platillos y tapas para compartir, para dar opción a probar mas variedad y así disfrutar más de sus elaboraciones. Porque en general, disfrutareis. Yo por lo menos lo hice compartiendo varios de sus platos, que acabó en lo que podríamos llamar un menú degustación.
Primero y como bienvenida, mientras haces la elección, un aperitivo de olivas y cacahuetes con polvo de wasabi. Viciosos como ellos solos.
aperitivo El Bar Baco y boca
Y empezamos con una Coca de Escalivada con Ventresca y Ajo Negro. Buena la escalivada y abundante la ventresca. El ajo negro, tan de moda últimamente, le daba un buen sabor sin que quedara excesivamente fuerte. De hecho, es una de sus características y quizá esa sea parte de su éxito. La base de pan crujiente, indicador de que la hacen al momento.Un clásico que difícilmente desagrada.
Coca de escalivada con ventresca de atun y ajo negro El Bar Baco y boca
Coca de escalivada con ventresca y ajo negro El Bar Baco y boca
Otro clásico que debe probarse y que suele ser un buen termómetro de la cocina de un restaurante: la señora croqueta. En este caso de pollo y jamón y grande de tamaño. Parece que ya están desapareciendo las “minis” que tanto se impusieron en su día. Menos mal, porque por el precio que te cobran en algunos sitios por ellas sería imperdonable. En El Bar no es el caso, un buen tamaño, más grande de lo normal. La próxima vez tengo que recordar poner alguna referencia que sirva para hacerse la idea del tamaño real…
Croqueta casera de pollo y jamon El Bar Baco y boca
El Ravioli de Gambas con salsa Ponzu empieza a apuntar maneras. Aunque los dos platillos anteriores estaban muy buenos, son menos sorprendentes, seguramente por ser más habituales y tenerlos más interiorizados. En este platillo se percibe ya algo de imaginación y una inquietud por destacar. Una delicatessen, una pasta muy bien cocinada y rellena y una salsa para maridar estupenda que le proporciona el toque asiático.
Ravioli de gamba con salsa ponzu El Bar Baco y bocaVolvemos a un clásico en el que la calidad del producto lo hará un manjar o un desastre. En este caso, la balanza se declina claramente hacia el manjar: Guisantes de Llavaneras con Panceta. Quizá es en estos platos clásicos donde se puede apreciar realmente la buena preparación por tener más referencias para comparar. Deliciosos.
Guisantes de llavaneres con cansalada El Bar Baco y bocaSiguiendo con la línea del peso del producto de calidad, nos vamos a un Calamar de potera. Pocas cosas me parecen tan buenas como un buen pescado fresco, en general, pero debo reconocer que los calamares, igual que la sepia, si los encuentro en la carta suelo pedirlos. Aunque, si lo pienso, me pasa con demasiadas cosas, no solo con el pescado!. Casi sin manipulación, a la plancha sin más, como mejor se puede saborear, y acompañado con mayonesa de wasabi.
Calamar de potera con mayonesa de wasabi El Bar Baco y boca
mayonesa de wasabi El Bar Baco y boca
La mayonesa la probé por curiosidad y tenía el típico sabor del ya común wasabi. Pero prefería comerme el calamar sin ella. Creo que le mata el sabor y es una lástima. Posiblemente, por la reflexión que os he hecho antes. Quién no sea un apasionado del calamar, por lo menos tendrá la opción de saborearlo con una salsa diferente.
Una Vieira con un toque de plancha con huevas de trucha y praliné de macadamia sigue el mismo camino que abrió el ravioli. Platos más creativos y muy acertados. Exquisita, el calor justo para que no pase la barrera de tersa a correosa y, una vez más, un toque de salsa que acompaña sin matar el sabor principal.
Vieira con praliné de macadamia y huevos de trucha El Bar Baco y boca
Vieira El Bar Baco y boca
Y de vuelta a lo tradicional: Merluza de palangre con calçots y espárragos. Un jugoso taco de merluza de un tamaño correcto más cerca de un plato que no de un platillo, y fresca, muy fresca. Más que por excentricidades en su elaboración, la aconsejo, una vez más, siguiendo la misma doctrina que para los calamares. Si el producto es bueno, no lo escondamos!
Merluza de palangre con calçot y esparrago El Bar Baco y boca
Merluza de palangre El Bar Baco y boca
Y el último típico, un canelón de ternera y foie. Tengo que decir que el plato original va gratinado con Parmesano. Siempre que opino de cosas que en un principio llevan queso y son modificadas para que las pruebe tenéis que tenerlo en cuenta. Es muy posible que, en general, el sabor cambie mucho si degustáis la receta original, pero no puedo opinar de algo que no conozco.
canelon de ternera y foie El Bar Baco y boca
canelon de ternera y foie en El Bar Baco y bocaEn este canelón si, aunque llevaba foie, lo encontré suave, muy meloso. Correcto, pero le faltaba algo de potencia, seguramente la que le aporta el Parmesano. Así que lo mejor es que si váis lo probéis tal y como ha sido pensado, ya que es uno de los platos que más salida tiene. Por algo será.
No hay comida culminada sin final dulce, para mi, parece que no hayas acabado de comer.
Macedonia cocinada con vainilla y naranja sanguina El Bar Baco y boca
postre Macedonia cocinada con vainilla y naranja sanguina El Bar Baco y boca
Un postre ligero por ser con fruta: Macedonia cocinada con vainilla y naranja sanguina. Elegante y sabrosa. Muy aromatizada por la vainilla, me sorprendió este postre por su originalidad y sabor. Muy recomendable si eres de los que duda si te queda hueco para el postre, entrará con mucha facilidad.
El siguiente ya es más rotundo: el imprescindible Chocolate, pero además un Cremoso, con Cardamomo y Pistachos.
Cremoso de chocolate con cardamomo y pistacho El Bar Baco y boca
Cremoso de chocolate El Bar Baco y bocaUna bonita presentación floral, contundente, espeso y con el toque crujiente de los pistachos. Igual que en la macedonia, el perfume de Cardamomo le daba el toque de distinción. Y muy muy cremoso, haciendo honor a su nombre.
Pero una de las cosas que más se oyen de El Bar es un postre que no es dulce precisamente y del que tampoco puedo hablaros en primera persona, pero que los incondicionales valorarán mucho: Un carro de magníficos quesos, que aún sin opinión, tenía la obligación de haceroslo saber.
Carro-de-quesos-El_Bar
Toda la comida la acompañamos con un buen pa de coca con tomate, como mandan los cánones. Imprescindible.
pan de coca con tomate El Bar Baco y boca
No tomamos una botella de vino con la comida, sino que nos aprovechamos de los conocimientos de Sergi Giménez  para que nos guiara en todo momento. Si él es sumiller, nos ponemos en sus manos!. Así que tomamos varias copas dependiendo del momento de la comida. Iba escogiendo de su buena carta de vinos, bastante completa y con algún tesoro que otro.
Cava aperitivo El Bar Baco y boca
Mas rodo El Bar Baco y boca
Melquior El Bar Baco y boca
Jerez El Bar Baco y boca
En general, un sitio agradable a tener muy en cuenta. Sobre todo para compartir pero que no necesariamente suponga ir con prisas ni comer cualquier cosa. Estuve muy cómoda en El Bar Barcelona, el trato fue muy agradable: atento sin excesos que incomoden. Tiene un buen precio, no es caro para la calidad del producto y la cantidad de las raciones. Como siempre que hablamos de carta, dependerá de lo que se escoja pero se puede comer o cenar bien por unos 25 Euros por persona. Si la opción es escoger alguna tapa, las hay desde 3 Euros. Aunque no hace menú, vimos anunciado que ofrece lo que llama “Fórmula Migdia” los días laborables. Una comida rápida compuesta por un entrante, un plato principal y un postre con un precio de 16 Euros. Escoger esta fórmula puede ser una buena opción para una primera visita.Menu mediodia El Bar Baco y boca
Si queréis profundizar un poco más en cuales son sus tapas y platillos, ya que la carta es bastante extensa, igual que la de vinos, quién mejor os lo puede decir son ellos mismos, así que os dejamos su web. Anotadlo en la lista!

El Racó d’En Cesc

El Racó d’En Cesc

Desde que conocimos a Toni Romero (Chef) y Edgar Rodríguez (Sumiller) en el maridaje que ofrecieron en la presentación de la cerveza Artesana 2104 de Albert Sanchís, íbamos detrás de ir a su restaurante, El Racó D’En Cesc, porque lo teníamos anotado en nuestra infinita lista de pendientes. Y por fin se nos presentó la oportunidad cuando tuvimos que elegir sitio para cenar con unos amigos.

El-raco-den-cesc-restaurante-barcelona-bacoybocaAmantes de la cerveza, el vino y la buena mesa, la familia Cánovas nos deleitan en este encantador restaurante con su cocina tradicional catalana con algún toque de “diseño” sin que Sigue leyendo

Les Finestres de Llúria

Les Finestres de Llúria

1864 – 2014: 150 años de Historia son los que cumple el edificio que actualmente es el Hotel Catalonia Eixample 1864. Un edificio que fue construido entre 1863 y 1864 es hoy emblemático por ser la única fachada de 1200 metros cuadrados que se conserva decorada con la técnica del fresco. Es curioso como calles por las que has pasado muchas veces albergan tesoros como estos y el caminar cabizbajos o absortos en nuestros pensamientos nos impiden verlos. Barcelona, como muchas ciudades, está llena de historia que se plasma en su urbanismo y nos pasan desapercibidos.

Catalonia Eixample 1964_fachada detalle_baja[3]Por suerte, a esta fachada se le ha devuelto todo su esplendor con la restauración que se hizo hace algunos años, y existe la posibilidad de saber mucho más de ella mediante una Ruta Cultural ofrecida por CultRuta durante este mes de Noviembre que hace parada y fonda en este edificio y sus alrededores para dar todo tipo de detalles sobre la urbanización de esta zona: el Eixample.

También con el motivo de este aniversario el restaurante Les Finestres de Llúria, perteneciente al Hotel, ofrecerá todo el mes de Noviembre un menú fuera de esferificaciones, reconstrucciones, hielo seco y demás técnicas culinarias actuales. Un menú tradicional, de los de “Festa Major”, de cocina catalana de toda la vida que ante tanto excentricismo gastronómico  parecía escondida con miedo a salir… Solo por eso nos parece que el restaurante merece una visita: por retomar los menús de toda la vida, por la apuesta por esta recuperación de lo tradicional y porque está buenísimo!.

El menú está compuesto por un primero, un segundo y un postre a elegir entre tres opciones. Hemos tenido la suerte de probar algunos de ellos. Empezamos con uno de los primeros: una Escudella Barrejada

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-14

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-1Para los no catalanes podría ser definido como el cocido catalán, o el caldo de Navidad. Un plato caliente que ahora sienta de maravilla. Como es normal en estas recetas, versiones hay tantas como familias y casi todo es aceptado: verdura, huesos, legumbres, pasta… pero como imprescindible y señal de identidad sería “La Pilota” (la pelota), que podríamos definir como una albóndiga grande que suele repartirse entre los comensales. Si escogéis este primero la encontraréis, además de entonarnos el cuerpo con un caldo calentito.

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-2

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-3No podían faltar los Canelons de Rostit de Festa Major (Canelones de Rustido de Fiesta Mayor). Un plato muy típico de comprar hecho los domingos, verano o invierno, pero que cuando hay algo que celebrar, son casi imprescindibles y se cocinan en cada casa. Para el rustido, igual que la Escudella, cada uno tiene su receta heredada o adaptada a su gusto y siempre es mejor hacerlo el día antes para que se asiente bien y, porque no decirlo, porque es mucho más cómodo y casi necesario por cuestión de tiempo, ya que así nos permitirá rellenar la pasta y gratinar, dándole el último toque cuando lleguen los invitados. Los servidos estaban bien gratinados y los que los saborearon se deshacían en elogios… No os puedo dar mi opinión en este plato, pero el aspecto habla por si solo.

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-13

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-15Otro clásico: Habas a la Catalana. Bien cocidas, con todo el tiempo de dedicación necesario y con las dos butifarras de rigor: blanca y negra. Así como la Escudella en Barcelona ciudad os diría que es incluso difícil de encontrar en restaurantes (excepto menús diarios fuera del centro), las habas son más fáciles de verlas en algunas cartas. Pero también es cierto que las que encontraremos, volviendo al tema de la creatividad, están tan modificadas que quedan irreconocibles. Y no por eso están malas, ni mucho menos, pero al ver el plato casi parecían éstas las extrañas.

Todos los segundos platos ofrecidos son también grandes representantes de la cuina catalana.

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-4 H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-5Un Fricandó no podía faltar. Este, de Ternera del Ripollès con Moixernons (unas setas). La carne estaba muy tierna, una de las cosas que indica que el producto es de primera y que ha estado en el fuego el tiempo necesario. Uno de esos platos en los que tienes que preparar el pan para rebañar la salsa. Un guiso de toda la vida, también plato más idéneo para el frío.

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-6

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-7Unos Calamarcitos Rellenos de Gamba con Guisantes es otro de los segundos que puede desgustarse. Este plato quizá está más extendido y no se relaciona con un plato típico solo de Catalunya, pero es muy habitual en nuestra cocina. Tanto las gambas como los calamares se veían bien frescos. Aunque está entre los segundos, podría ser un primero, al ser más ligero por ser pescado y tratarse de un guiso.

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-8

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-9Y tampoco podía faltar el bacalao un pescado siempre agradecido que tiene mil formas de prepararse del que me declaro admiradora incondicional. Cuando algo lleva pimiento, es a la riojana, si lleva sobrasada, a la mallorquina y si es con espinacas, pasas y piñones, es nuestro, a la catalana. Además, para reafirmar, gratinadas con alioli. Es posible que precisamente por mi admiración a este pescado es para mi el elegido de los segundos, el privilegiado que se ganó mi paladar. Realmente estaba muy bueno, si sois de pescado, no lo dudéis, escogedlo… pero bueno, lo mejor es ir mínimo tres y así, por lo menos podéis hacer una “cata” de casi todos, como hice yo!.

La repostería catalana es famosa, muchos pasteleros y muchos dulces lo son e identifican y reafirman esta fama bien ganada.

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoybocaUna crema catalana, bien “cremada” (quemada) y bien espesa. Como mandan los cánones. Un postre que por mucho que se coma no cansa, sobre todo si eres muy goloso. Desgraciadamente, he visto cremas catalanas tan desmejoradas que en muchos restaurantes da reparo pedirla: puedes encontrarla con galleta????!!! , sin quemar, o simplemente, unas natillas a las que han nacionalizado. Y es una lástima, porque no es justo desmerecer éstas!!

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-12Mel i mató (miel y requesón). En este caso no puedo daros opinión propia, pero si que igual que los canelones, quien si lo tomó alabó su textura y su justa medida de miel para mezclar con el requesón.

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-10

H-10-Hoteles-150-aniversario-fachada-menu-tradicional-bacoyboca-11Y unos Carquiñolis que no venían solos: con su copita de moscatel, el vino dulce para rematar la comida y frutos secos, por lo que podríamos decir que era una mezlca con otro postre, el músico, también muy catalán (postre consistente en frutos secos también con vino dulce). Este es más fácil de compartir y son un vicio… Muy bueno y eso si, bastante más consistente que los otros dos. Es de los postres ideales para una larga sobremesa.

Nos gustó mucho este menú, por ser algo de toda la vida y me pareció loable que un Hotel céntrico de Barcelona tenga la iniciativa de confeccionarlo, tanto para sus huéspedes turistas como para los que, como hemos dicho en otras ocasiones, somos grandes partidarios de ir a los restaurantes de los hoteles. Si a la buena comida le sumamos el precio, os parecerá más sabrosa: 22 Euros!! IVA Incluído. Eso sí, bebida y café aparte.

Recordad, todo el mes de Noviembre sirven este menú, y también lo hacen por la noche!. De lunes a domingo. Va bien hacer un descanso gustativo de vez en cuando para darle alimento a la memoria, a nuestra cocina, a nuestras abuelas…

Sigue leyendo