El Pla

El Pla

Detrás de la Plaça de Sant Jaume, concretamente detrás de L’Ajuntament de Barcelona está El Pla. Allí, casi escondido, casi un secreto… pero debe ser un secreto a voces porque de lunes a viernes, desde las 19 horas hasta su hora de cierre, está lleno.

Detalle de mesa El Pla baco y bocaUn ambiente cálido, romántico incluso, con luces indirectas y de sobre mesa junto a pequeños detalles crean una atmósfera relajada que parece impedir que se suba el tono de voz. Primer punto a su favor, debo reconocer que el ruido me molesta y mucho a la hora de cenar o comer. Para mi es un momento de disfrute y en el que debe ser imprescindible poder mantener una conversación sin tener que gritar.

El local se llena rápido y aún asi sigue entrando gente preguntando por mesa, si no para ese momento, para averiguar si es posible en un segundo turno, o eso intuyo. Las paredes exhiben fotografías y en una de ellas, algo más alta, se proyectan imágenes discretas, poco estridentes que no permiten que distraerte a no ser que tú así lo elijas.

lampara El Pla baco y bocaDamien, quien nos atiende es el jefe de sala y sumiller. Nos da alguna explicación de que podemos encontrar en la carta y, sobre todo, de las Sugerencias del Chef de esa noche, aquellos platos fuera de carta (de momento) con los que los chefs se lucen y testean sus “creaciones esporádicas” por llamarlas de alguna forma. Como es habitual, nos ponemos en sus manos tanto para la comida como para hacer el menú maridado.

Tenemos un muy buen comienzo con una sidra de peras salvajes, muy aromática de Bordelet. El mismo Damien nos explica que el bodeguero no cultiva la fruta, solo la selecciona para hacer esta extraordinaria sidra que nos sirven para empezar la cena junto con un aperitivo de puerro poulé con cebolla confitada.

sidra poire El Pla baco y boca

aperitivo puerro cebolla confitada El Pla baco y bocaEnseguida llega el primer plato: Rábano fermentado en sal durante 40 días con salsa de piñones.

rabano fermentado en sal 40 El Pla baco y boca

rabano fermentado en sal El Pla baco y boca

Un carpaccio de rábano potente de sabor seguramente por efecto de su salmuera con una presentación exquisita que equilibra y combina muy bien con una salsa de piñones también muy gustosa. Muy sorprendente por ser el primero y porque no sabíamos lo que iba a seguir, se supone que los menús van in crescendo.

Cambiamos de vino y nos sirven un Albariño con Chardonnay del Penedés. Comentaros que de los vinos no tengo ni los nombres ni fotos de todos ya que iban sirviendo copas y solo en alguna ocasión pedí que me dejaran hacer fotografía.

Seguimos con otro plato con rábano.

sopa de champiñones y daikon restaurant pla bacoybocaEn esta ocasión era Carpaccio de Rábano Daikon y sin salazón. Acompañado de una crema de champiñones y sésamo, que nos aconsejaron tomar primero y con oliva verde y alcaparras. Picaba, pero no en exceso. El primer pensamiento fue que como era posible que siendo el mismo producto pudiera tener un sabor tan diferente. Es cierto que el acompañamiento era distinto, pero hablo del rábano solamente. Nunca se me hubiera ocurrido pedir dos platos con lo mismo y menos aún con rábano, debo reconocerlo. Quizá eso condicionó mi gran sorpresa.

daikon restaurant pla bacoyboca

Carpaccio de rabano daikon con spa de champiñones restaurant pla bacoybocaContinuamos con un Gazpacho. Aquí si que podríamos decir que es una deconstrucción, pero tengo la sensación de que no son muy amantes de este tipo de nomenclaturas. En su carta se define concretamente como Gazpacho granizado con anchoas y encurtidos.

gazpacho en granizado con anchoas y encurtidos pla bacoyboca

gazpacho granizado con anchoas y encurtidos pla bacoybocaLos ingredientes se servían por separado. Las anchoas sobre el hielo y los encurtidos en crujientes o crema. El agua del gazpacho venía en un vaso aparte con toda la mezcla de sabores de las verduras. Tanto la presentación como la combinación de sabores era cuidada y muy original.

Otro de los vinos que pudimos degustar durante la cena fue un vino natural frances, l’Originel. Para amantes de los vinos naturales, aquellos que son conscientes de la constante evolución de estos vinos, encontrareis diferentes opciones para elegir en su extensa carta de vinos. Aunque su oferta es bastante dinámica, siempre encontraremos vinos catalanes y de otros orígenes. En su mayoría no demasiado conocidos, sin que falten los clásicos.

vino l'originel El Pla baco y boca

Seguimos con un guiño asiático: dumpling de colinabo con salsa cantonesa.

colinabo con salsa cantonesa pla bacoyboca

dumpling de colinabo pla bacoybocaTambién conocido como rutabaga o nabo de Suecia, el colinabo es una raíz muy cultivada en el norte de Europa. Por aquí no es habitual encontrarla, y mucho menos aún en restaurantes. Los dumplings estaban picantes, pero muy gustosos e iban rellenos de setas. Una vez más, descolocada.

zanahoria con suero de leche pla bacoyboca

zanahoria suero de leche pla bacoyboca¿Existen las zanahorias rojas? Si, las hemos visto, y las hemos comido. Una zanahoria a la que nosotros llamamos “sobremadurada” ya que permanece enterrada un año. Cocinada con suero de leche y mantequilla. Al probarla, crees que hasta ahora lo que habías comido como tal no lo era. Difícil de definir sin repetirme, una vez más, suculento y chocante.

Pudimos acompañar los platos con un Mencía y un vino de Alsacia con fermentación pelicular, una técnica que se aplica en algunos vinos blancos que sobre todo influye en los aromas.

huevo con caldo de jamon y ceps pla bacoyboca

huevo caldo de jamon y ceps pla bacoyboca

Huevo de corral a baja temperatura sobre una lecho de setas y caldo de jamón ibérico. En este plato introducimos algo más que verdura, pero con el mismo trato exquisito que hasta ahora han recibido las raíces. El huevo en su punto y el caldo de jamón sustancioso. Tremendo.

salmon guisantes del maresme e hinojo pla bacoyboca

salmon guisantes del maresme hinojo pla bacoyboca

Y por último, junto acompañado de un Villard 2014 Cavernet Sauvignon de Chile, un Salmón con guisantes del Maresme e hinojo. El colofón, la última ambrosía de un menú extraordinario, en su mayoría de raíces, de verduras a las que, si no lo hubiera comprobado por mi misma, me hubiera resultado difícil de creer que pudiera sacárseles tanto jugo.

bizcocho aceite de oliva pla bacoyboca

El capricho final acompañado de un Muscat de Málaga fue un Bizcocho de aceite de oliva, cremoso de albahaca, frambuesa, avellana, yogur y crumble de cacao, un cuadro abstracto, una paleta de colores y sabores elegantes y ligeros para saciar nuestra gana de dulce.

El Pla, con su oferta gastronómica, me recordó a la cocina nórdica. El protagonismo de las raíces, de las verduras, de los salazones y encurtidos me llevan a climas fríos alejados del mediterráneo. No tengo duda de que el origen de su joven Chef, Adrew Smith llena de personalidad esta cocina: Irlanda. Una herencia que se aprecia en los ingredientes.

pan El Pla baco y boca

Su técnica, su ambiente y su trato está a la altura de cualquier restaurante premiado y muy por encima de muchos más escuchados. Al día siguiente aún reflexionaba sobre la experiencia de la noche anterior y las palabras que me vinieron a la cabeza mientras que la recordaba fueron “he salido de allí gratamente descolocada”. Hay que visitar El Pla. Sin excusas. Estoy segura de que me lo agradecereis.

Anuncios

Restaurante DOP

Restaurante DOP

DOP quiere decir Denominación Origen Protegida. Pero vamos a hablar de un restaurante que adopta estas siglas para su nombre quizá para hacer un juego de palabras, que sea fácil de recordar o quizá porque merezca este título.

dop baco y bocaHace un año que abrió en Vía Augusta en el local que antes ha albergado otros restaurantes como César Augusto, Roncesvalles o El Bellini. Después de una lavada de cara, Guillermo Ferré lo reconvierte en el que hoy es DOP, un espacio muy amplio, elegante, con grandes mesas, bodega a la vista y una extraordinaria terraza.

_RB_1645 copia

IMG_0313

Versión 2De hecho, DOP ya existía en la calle Amigó, pero mucho más pequeño y necesitaba ampliar. Su cocina con Juanjo Rodríguez Thomas como Chef es diversa, renovada pero a la vez clásica, dejando que entre en ella lo exitoso de otros paises y conservando la nuestra.

ajoblanco DOP Baco y boca

tataki atun con salsa de soja y helado de wasabi DOP Baco y boca

Platos como el Ajoblanco con Anchoa de L’Escala (una gran combinación) y aceite de Oliva negra conviven con el Tataki de Atún con salsa de soja y helado de wasabi. Un Atún en su punto y un cremoso helado de wasabi, untuoso como una mantequilla que aguantaba perfectamente para comerlo junto con el pescado. Los dos muy buenos.

Su carta contempla diversos formatos: picoteos o platillos más informales como croquetas, jamón ibérico (Maldonado) o ahumados. Pastas y arroces también tienen su lugar, algunos de ellos hechos con al horno Josper que también utilizan para algún Txuletón de Oiartzun a la brasa, pues la cocina vasca está bastante presente.

bacalao skrei callos y pilpil guisantes llavaneras dop baco y boca

ostra deltebre con bloodymary dop baco y boca

salmon DOP Baco y bocaLos pescados y mariscos tienen su hueco, como el extraordinario Bacalao Skrei con callos de bacalao y guisantes de Llavaneres, la Ostra del Deltebre con Bloody Mary o el Salmón con alga Nori y huevas de trucha que pudimos degustar. Todo muy correcto, aunque personalmente, destacaría el bacalao por su punto de cocción y calidad, igual que los guisantes. Es uno de los platos tradicionales que incluyen en su oferta. Gambas de Palamós, Navajas con vinagreta de Yuzu o Sardinas marinadas con pan con tomate y nube de parmesano son otros ejemplos de su carta tan “polifacética”.

cremoso de patata ahumado huevo y trufa dop baco y boca

crujiente de cordero en su jugo y crema de melocotón dop baco y boca

La parte de la tierra, además del Txuletón que ya os hemos comentado, pueden encontrarse Manitas de cerdo deshuesadas rellenas de foie, un Cordero crujiente en su jugo con crema de melocotón o un huevo a baja temperatura con cremoso de patata ahumado y trufa “tuber melanosporum”. Un cordero meloso con la piel crujiente, como debe ser que no había probado nunca con melocotón, aunque la crema no era nada invasiva, más bien una salsa algo dulce, pero sin empalagar. La Parmentier era densa, muy densa y el huevo para los amantes del casi crudo. Hecho lo mínimo. La mezcla era muy buena opción.

sorbete de manzana y azafran DOP Baco y boca

milhojas de mascarpone DOP Baco y boca

Un buen postre culmina una buena comida o cena y si es malo, puede estropearla. Muchos prescinden de ellos, aunque para mi no hay comida completa si no lo tomo. Más o menos trabajados en su presentación, la cocina de Restaurant DOP los cuida. Detalles que los hacen visualmente más atractivos si cabe, provocan caer en la tentación seguro. Los hay más ligeros, como el sorbete de manzana y azafrán o con más “materia” como el Milhojas de mascarpone, azúcar moscovado y fresas al vinagre de Módena que da pena deshacer para comerlo. Otras tentaciones son el Coulant de chocolate blanco con interior de chocolate negro y helado de mango, o la Torrija de briox caramelizada con crema helada de carquinyolis y toffee de miel.

Vino Carles Andreu Trepat DOP Baco y boca

vino l'abrunet dop baco y bocaArnau Marco es quién se ha encargado de la selección de vinos. Una carta con atrevimientos  y con una clasificación diferente de las habituales. Para ello se basa en las sensaciones que puede provocar cada botella. No faltarán los clásicos, los naturales, ecológicos o biodinámicos, pero tampoco aquellas pequeñas producciones de uvas autóctonas e incluso recuperadas.

Con DOP es posible que se ahogue el rumor que corre sobre la mala suerte de este local y los restaurantes que allí se instalan. No probé ninguno de los anteriores, y no se si su cierre era de esperar o no, pero lo que está claro es que se ha hecho borrón y cuenta nueva.

_RB_1645 copia

A mediodía de martes a viernes puede comerse un menú por 22 Euros de cuatro primeros, cuatro segundos y cuatro postres a elegir, pan y bebida (agua, cerveza DAMM, o copa de vino), incluidos. Su larga barra desde donde ver la cocina es una opción para los que van con menos tiempo. Por la noche también ofrecen un menú por 25 Euros diferente, formado por diferentes tapas de su carta.

Como curiosidad, DOP incluye una zona gourmet de take away para que puedas degustar en casa algunos de los productos que ellos utilizan o incluso los mismos platos que elaboran. A tener muy en cuenta.

Bistrot & Champagne Bar Santa Eulalia

Bistrot & Champagne Bar Santa Eulalia

Es conocida como una de las tiendas más selectas donde se encuentran las grandes firmas de moda y complementos. Pero Santa Eulàlia, el emblemático referente de Passeig de Gràcia para cualquiera que alguna vez busque asegurarse las miradas, alberga algo más que trajes, vestidos de gala o foulards de seda. Y es que en su segunda planta hay un rincón escondido que poca gente sabe que existe: su Bistrot & Champagne Bar.

Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
La misma elegancia que cuelga en sus perchas se encuentra en este pequeño espacio que no sabría bien si definir como restaurante, bistró o salón de té. Posiblemente es una mezcla de todos ellos. Una mezcla que permite entrar en un oasis en medio de la vorágine de escaparates de la milla de oro barcelonesa.
Louis Roederer en Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
No hacen menú, su oferta es una carta reducida de platos: 4 primeros, 4 segundos y postres. En cambio la de vinos y cavas por copas es mucho más amplia y selecta, fieles a su estilo. Tomar a copas según que vino, cava o champagne sin que tengas que pedir la botella entera no es fácil. Aquí existe esa posibilidad. Grata sorpresa. Vale la pena entrar solo a darse ese respiro y disfrutar de su terraza copa en mano.
Pero nosotros fuimos a comer y empezamos con un primero ligero para fácil de compartir: tartar de tomate, aguacate, verdes y piñones.
tartar de tomate, aguacate, verdes y pinones Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
tartar de tomate y aguacate, verdes y pinones Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
Buena ración de la que comimos dos personas, generosa. Una buena base de un tomate carnoso, bien aliñado. Encima un bouquet de ensalada donde caían los piñones, una buena cantidad que aportaban textura. En su punto y como era de esperar con una impecable presentación.
Como segundos ofrecen platos de carnes y pescados. Ese día había Lubina, Fajitas de pollo, Tartar de Salmón, Hamburguesa y Steak Tartar. Escogimos un plato de pescado y otro de carne.
lubina al vapor en Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
lubina en Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
El pescado fue la Lubina al Vapor con jengibre. Muy jugosa y perfumada con el jengibre, iba acompañada de un lecho de verduras que seguramente de cocinaron a la vez. Justo en ese punto en que la piel se separa, aunque estaba marcada, no estaba hecha en exceso, lo que mantenía todo su sabor. Muy buena.
steak tartar Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
steak tartar en Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
La carne fue un Steak Tartar preparado al punto de picante que habíamos indicado. Ya habíamos comentado alguna vez que siendo el Steak Tartar un plato que invade las cartas, en pocos sitios preguntan el punto de picante. Jugoso, sabroso y con un color muy apetecible. Acompañado de algo de ensalada y de las tostadas típicas. Realmente, uno de los mejores que he probado.
brownie sin nueces con helado Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
mousse en Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
No nos podíamos saltar los postres en un lugar como este. Aunque debo reconocer que no me los salto en ninguno, en Santa Eulalia Bistrot & Champagne Bar tenía especial curiosidad por probarlos. De los postres del día, escogimos uno clásico, un brownie sin nueces con helado de vainilla que cumplió su función de forma correcta y una mousse de lima que destacaría por sabor, textura y frescura. Como suele pasar, los postres más habituales no sorprenden y se desmerecen ante un postre nuevo. Las novedades juegan siempre con ventaja. Cualquiera de los dos es una buena opción se trata de escoger según te apetezca algo más ligero o algo más rotundo. Yo elijo la mousse.aove en Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
te en Champagne Bar Santa Eulalia baco y boca
La comida siempre es acompañada con un buen pan de Triticum y un excelente Aceite de Oliva Reserva que puedes servirte al gusto. Acompañamos la comida con un par de copas, una de Champagne y otra de vino blanco.
En el Bistrot & Champagne Bar todo es exclusividad. Los licores, los tés, las infusiones y dulces son de alta gama para mantener su caché y responder seguramente a las exigencias de su clientela habitual. Pero aunque no lo seas, aunque no vayas allí para renovar tu armario cada temporada,  si puedes hacerlo para darte un homenaje. Porque hablamos de lujo, de elegancia, de exquisitez. Y eso ¿a quién no le gusta?.

La Bodega del Vero

La Bodega del Vero

Cuando fuimos a Barbastro, a #catandosomontano aprovechamos la visita para visitar uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad: La Bodega del Vero. Es un colmado de Ultramarinos de toda la vida. Uno de aquellos “queviures” de pueblo donde antes podrías encontrar media docena de huevos al lado de una brocha para pintar la casa y debajo de una pastilla de jabón lagarto.

Bien quizá esté exagerando en colocar cada cosa, la intención es recordar aquellas tiendas que eran únicas y que servían para abastecer de todo a los que vivían alejados de las grandes ciudades. Guarda su encanto, algún objeto que ayuda a no olvidarse de su historia y algún otro a no olvidarse de su origen. La bodega del Vero era una fábrica de chocolate y el pequeño molino que ahora hay en su comedor así lo indica.

la Bodega de Vero Catando Somontano Baco y BocaTodos estos cachivaches decoran lo que ahora es una tienda de productos frescos del territorio, de productos gourmets, de embutidos, quesos y foies en su entrada a pie de calle. Podríamos quedarnos ahí, ya vale la pena que nos os saltéis la visita si vais a Barbastro. Pero al final de la tienda, casi escondida hay una escalera que nos lleva al restaurante.

En el sótano, donde antes se molía el haba de cacao o se secaban los manojos de plátanos; lleno de arcos, luz de velas, botellas de vinos llenas de polvo, vajilla típica de la campiña inglesa y una chimenea está el restaurante de la Bodega del Vero donde se va a desconectar.
Vajilla Bodega de Vero Catando Somontano Baco y Boca
Nada de cobertura, ni wifi y ni casi luz para hacer las fotos. No hay carta, te la dicen al momento ya que los platos dependerán de lo que tengan en su tienda. Como fijo nos explican que siempre se puede tomar una tabla de quesos, patés o embutidos y alguna ensalada. De segundo otro fijo es el chuletón de mal llamado buey. Es vaca vieja, nada despreciable por otro lado.
Ensalada de Tomate Rosa Barbastro la Bodega de Vero Catando Somontano Baco y Boca
Así que nos decidimos por una ensalada verde bien colmada de tomate rosa de barbastro, bueno, carnoso y sabroso. Además, algo de lechuga, espárrago de Navarra y unas buenas lascas de ventresca de atún. Una ensalada generosa más que suficiente para los dos. De hecho si hubiera habido dos más, también hubieran comido.
Chuleton la Bodega de Vero Catando Somontano Baco y Boca
De segundo escogemos el chuletón, también para compartir. Marcado en la cocina y servido en losa para que se acabe de hacer a gusto de cada uno. Buena carne y también suficiente ración!
De postre fruta fresca… Y founde de chocolate. De perdidos al Rio! No tenemos fotografías decentes, así que tendréis que poner imaginación. La fruta venía cortada en un plato: plátano, kiwi, Naranja… y a mojar en el chocolate deshecho.
Sers primer fuerza 22 Bodega de Vero Catando Somontano Baco y Boca
Comimos por 80 euros con una botella de vino de la tierra Sers Syrah de DO Somontano, café y petit fours!. Una buena experiencia y un buen lugar en el que estuvimos más de un par de horas relajados, disfrutando de las paredes y las botellas de vinos empolvadas y de los buenos productos de la tierra.
Eso sí, tened claro, muy claro de que es un sitio para ir sin ninguna prisa. Si vais justos de tiempo, os desesperareis!

Patrón: 3 espacios para cualquier ocasión.

Patrón: 3 espacios para cualquier ocasión.
Hace unos meses que fuí a Patrón Barcelona, pero no comí allí. Visité su local por otro tema y vi la reforma que habían hecho en el que muchos quizá hayáis conocido como Moncho’s o la Dorada. Ahora la decoración está inspirada en un barco, con sus ojos de buey e incluso sus camarotes.
salon restaurante patron barcelona baco y boca
Un “barco” que combina tres espacios, gastrobar, coctelería y restaurante. Incluso más si consideramos la terraza y los camarotes como algo separado. De esta forma se adapta a la necesidad del cliente en de cada momento del día: desde desayunos por la mañana, comidas a mediodía, afterworks, copas, tentempié a media mañana

coctails patron barcelona baco y bocaPor la mañana quizá toma más protagonismo su barra en el gastrobar y su terraza para el desayuno o un bocado a media mañana. Durante la hora del mediodía, se une seguramente parte del comedor para poder disfrutar de una comida más o menos formal. Ya por la tarde, la coctelería empieza a calentar motores como un afterwork o incluso un aperitivo antes de la cena. Ese momento que suele ser un acto social, de relajación con pareja, con amigos o de diversión con un grupo tiene varias alternativas para todas las ocasiones: bien sea una cena íntima en algún camarote, algo más informal en la barra de su gastrobar o incluso escuchando música en directo. Dependerá de lo que busques en cada momento, es cuestión de elegir el sitio adecuado.

Su oferta gastronómica también dependerá del espacio escogido. En su zona de coctelería puede abrirse el apetito con unas ostras acompañadas por el coctel sugerido por el baratender. De hecho es una de sus especialidades ya que tienen de diferentes procedencias. Aunque se encuentran ostras con cierta facilidad, no es tan habitual encontrarlas de diferentes lugares y poder comparar la diferencia de sabor que hay entre ellas. En Patron sí es posible, encontrando normalmente francesas, holandesas y gallegas.

aperol patron barcelona baco y boca
Ostra patron barcelona baco y boca
Ostras patron barcelona baco y boca
En su parte de gastrobar de la barra se sirven embutidos, ahumados, escabeches, quesos y tapas frías y calientes para elegir que se hacen al momento. Un tartar de blue fin con un toque de vodka según nos dijeron, unas croquetas de Txangurro bien fritas y originales, unas cañaillas o unas berenjenas fritas a la miel (muy recomendables) son algunas de las opciones más “informales” de las que disfrutar en este espacio.
barra restaurante patron barcelona baco y boca
.
tartar atun blue fin patron barcelona baco y boca
croquetas de txangurro patron barcelona baco y boca
cañaillas patron barcelona baco y boca
 berenjenas a la miel patron barcelona baco y bocaSi lo que te apetece es sentarte en una mesa y cenar más cómodamente, debes pasar a la zona de restaurante. Allí ya nos sentamos en una mesa para probar algunos de los platos de su carta como la llamada Sopita de gambas de Palamós con coco, lima y langostino con doble crujiente, un templado de centollo con salsa de mostaza suave, un plato ligero, un muy recomendable Rape al vinagre de Jerez, con espinacas frescas y tomate concasse o, para los carnívoros, un medallón de solomillo con salsa de foie y múrgulas.
Una cena de este tipo también puede degustarse en sus camarotes con distintas capacidades que los convierten en ideales para cenas de grupo o pequeñas reuniones de empresa que necesiten discreción ya que además disponen de material audio visual si es necesario.
sopita de gambas restaurante patron barcelona baco y boca
templado de centollo restaurante patron barcelona baco y boca
Rape al vinagre de Jerez restaurante patron barcelona baco y boca
 medallon de solomillo patron barcelona baco y bocaPara los que no prescindáis del postre, un surtido en el que no faltan algunos típicos como coulant o cheesecake.
postres patron barcelona baco y bocaAunque no es nuevo como os comentábamos este local se ha reformado para cambiar su concepto y ofrecer en una misma ubicación tres espacios diferentes para poder dar solución a cada situación: comida en grupo, tapeo o cena privada. Estas tres alternativas nos permiten tenerlo en mente para más de una ocasión!. Ya sabéis lo que dice el refrán, donde hay Patrón

Alba Granados

Alba Granados

Seguro que os suena Alba Granados. O quizá recordáis más Alba París (ahora llamado Carlota). Hablamos de un restaurante de Barcelona que tiene un prestigio ganado después de 20 años de cocina tradicional por la que siguen apostando pasándose los secretos de generación en generación de cocineras, que ya son 3: Victoria, Aurora y Carlota.

Ahora la calle Enric Granados es un paseo gastronómico de diferentes niveles dada su oferta de restaurantes, hoteles, cafeterías o heladerías. No hemos ido a todos lógicamente pero así desde fuera y valorando los que si hemos visitado, hay buenas opciones por buenos precios. Por supuesto y dentro de una horquilla los habrá que destaquen hacia arriba y los que destaquen hacia abajo.

grup Alba Alba Granados bacoybocaAlba Granados es de los primeros que se instalaron en esta calle después de que fuera necesario ampliar el negocio al quedarse pequeño Alba París. Cuando lo hicieron ni mucho menos había la oferta actual. De esta forma, consiguen los dos restaurantes.

Carlota Claver empezó su carrera muy joven, con 24 años después de formarse en la Escola d’hostaleria Hoffman y haber pasado por El Bulli. Hoy con solo 34 tiene la experiencia suficiente en cocina y en gestión para liderar los dos restaurantes.

El local de Alba Granados es grande, con su terraza exterior y dos plantas. La superior suelen reservarla para eventos como música en directo o ver en una gran pantalla diferentes competiciones deportivas. En la planta baja podríamos distinguir una primera parte más informal, con dos barras para poder tomar alguna tapa o copa sin necesidad de sentarse en una mesa. Si nos adentramos, es cuando se amplía el espacio y encontramos las mesas del comedor.Balcon Alba Granados bacoybocaPero se puede disfrutar de un balcón con 4 mesas para dos donde se puede disfrutar de una cena magnífica desde la altura de un primer piso: perfecto para cenas románticas, de confidencias o simplemente porque apetezca estar tranquilo.

mesa en balcon Alba Granados bacoybocaEn la comida no faltaron algunos de los platos más identificativos de los dos restaurantes. Clásicos pero evolucionados sin perder nunca de vista la receta original y, sobre todo, el buen producto que es el que les ha dado tan buena fama. Pero antes de nada, un detalle muy de agradecer teniendo en cuenta el verano que estamos pasando: un vasito de gazpacho de sandía para refrescarnos.

gazpacho Alba Granados bacoybocaOtro aperitivo clásico: dos buenas anchoas bien aliñadas y bastante carnosas. Nada fuertes de sal, en su punto que encontré especialmente sabrosas. Quizá algún pequeño secreto generacional del que hablábamos se escondía en este entrante.

anchoas Alba Granados bacoybocaUn plato de carpaccio de buey más grueso de lo habitual pero no en exceso. Por un lado permitía saborear mejor la carne de buey y no quedaba en un suspiro teniendo en cuenta además que iba aliñado con un aceite de trufa que suelen ser bastante potentes y aromáticos, y por otro no era tan grueso como para convertirse en una textura incómoda que podría tirar a mucha gente para atrás al ser carne cruda. Muy sabroso.

carpaccio Alba Granados bacoybocaLlega uno de sus platos estrella del que debo decir que su fama es fundamentada. Por tamaño y por su fritura, es justo que sean de las más valoradas de Barcelona: Las croquetas del Alba. Con nombre propio son de Carn d’olla con foie, este no dentro de la masa, sino una nuez encima de la croqueta, de jamón D.O. Guijuelo y de Compango, que es el avío que se le hecha a algunos guisos gallegos y asturianos.

croquetas con foie fresco Alba Granados bacoyboca

croquetas parco Alba Granados bacoybocaPodríamos pensar que con estos tres sabores es difícil que no estuvieran buenas, pero no sería justo infravalorar el buen trabajo. Independientemente de que algunos de sus sabores puedan ser más o menos habituales, no se puede negar que su interior evidencia que son croquetas caseras. Y a un precio en este caso bien merecido: 5 unidades por 7,50 Euros, que sería media ración. Os aseguro que con esas 5 croquetas, yo ceno.

croquetas rostit Alba Granados bacoyboca

croquetas de parco Alba Granados bacoybocaJunto con las croquetas llegaron unas berenjenas y bocaditos de bacalao fritos con all i oli de miel. Así como en las croquetas pienso que la fritura era muy buena, este plato lo encontré demasiado aceitoso. La berenjena de por si tiende a empaparse, y seguramente el all i oli al servirlo caliente pierde emulsión y podríamos decir que “se corta”. Posiblemente esa sea la razón del exceso de aceite que encontré. Si además acompaña a un rebozado, el exceso no queda en el plato. De sabor es una buena combinación y, como siempre en estas cosas al final dependerán de cada uno. No es un plato descartable ni muchísimo menos, pero tenía esta pega.

berenjenas con miel, bacalao y alioli postre Alba Granados bacoybocaUno de los recuperados que últimamente empieza a ser un fijo en las cartas. Es curioso como en la cocina, como en otras cosas, las modas van y vienen. Es posible que los huevos rotos hayan estado en muchas cartas de restaurantes sin moverse, pero ahora parece que revive en varios de sus formatos. Estos los tomamos con unas buenas patatas caseras y foie fresco. Además, son de gallinas criadas en libertad en el Montseny.

huevos rotos con foie fresco vainilla Alba Granados bacoyboca

huevos rotos, foie y patatas Alba Granados bacoybocaMe paro en el Tataki de atún con cremoso de piña y salsa teriyaki. Hago una pausa merecida para este atún, rebozado de sésamo y bien jugoso por dentro. Hasta ahí podríamos decir que no sería el primero y ni espero que el último que encontraré en su punto. Es el acompañamiento, el cremoso de piña lo que realmente me sorprendió. Una propuesta que puede parecer extraña y sin embargo lo raro es no haberla encontrado antes por lo bien que casan. Además, el puré es de piña natural, la fruta triturada sin ningún azúcar añadido. De hecho, no probé la salsa teriyaki. Muy aconsejable.

tataki atun Alba Granados bacoybocaY por último otro clásico de Alba Granados que también ha sido circulado de boca en boca: su carne Roxa. Una carne asturiana que sirven como steak tartar, en filete con parmentier de patata hecho con mantequilla de trufa negra y pimientos o Chuletón a la piedra, que fue como la tomamos en esta comida. El carpaccio de Buey también lo hacen de esta carne del animal de raza Frisona de 6 años de edad.

chuleton Alba Granados bacoybocaLa fotografía no es de las mejores ya que la luz no permitió, pero suficiente para hacerse una idea. Una carne de muy buena calidad, solo marcada para que cada uno se la acabe de hacer a su gusto en la losa. Para mi ya sabéis, en estos casos, lo justo para atemperar. Rozando la vaca vieja, 35 meses que además, al servirse en pizarra, si no quieres cocinarla más puedes colocarla directamente encima de la piedra y conseguir temperatura. Un buen invento. Como guarnición, suele llevar unos pimientos rojos bien carnosos.

Por suerte el postre fue ligero, el justo en ración, pero no por ello despreciable.

helado de vainilla postre Alba Granados bacoyboca

helado vainilla Alba Granados bacoybocaHelado de vainilla de Tahití con tierra de pistacho y coulís de frutos rojos. Cremoso con el toque crujiente y con una combinación de sabores clásica. La guinda del pastel.

Tiene más platos en su carta que son muy conocidos, todos basados en las recetas de la abuela Victoria. Algunos se conservan fieles a su origen y otros han ido evolucionando por demanda del mercado o por inquietud profesional de Carlota. Varios tipos de foie, tanto fresco como en mi-cuit, canelones, tartar, pescados, carnes, pasta. Hay variedad suficiente sin convertirse en una carta interminable. Saben lo que hacen bien y se centran y se esfuerzan por mantener el nivel.

carro entrada Alba Granados bacoybocaUn restaurante clásico en Barcelona, quizá desconocido por muchos por no estar de moda o no ser de las últimas aperturas. A veces el ritmo tan vertiginoso de las novedades nos hacen perder un poco el rumbo y olvidarnos de quién hace ya tiempo que está en Barcelona y de quién lo hace bien. No es justo que los guardemos para aquellos momentos que luego nunca llegan.

El menú de mediodía son 26 Euros y respecto a su carta, hay platos que pueden degustarse en medias raciones, como algo más informal o elegir entrantes y principales que marcarán el precio final de la cuenta.

Solange Cocktails & Luxury Spirits: Bond, James Bond

Solange Cocktails & Luxury Spirits: Bond, James Bond
Hace poco mas de un año que Solange abrió sus puertas en la calle Aribau. Un local muy discreto que es fácil pasarse de largo a no ser que seas un amante de la buena coctelería, porque entonces seguro que de alguna forma, has llegado allí. En Solange Cocktails and Luxury Spirits, que es su nombre completo, han renovado su carta de combinados introduciendo nuevas mezclas de todos los estilos.solange baco y bocaUn local clásico al que los bartenders acompañan a la perfección en el estilo: corbatas, pajaritas, americana, camisas con gemelos y hasta trajes con chaleco de los que ya se van pocos. Totalmente integrados en el ambiente los profesionales de la sacudida preparan los cócteles con todos los detalles requeridos de principio a fin.Hibiki Santory Whisky solange baco y boca
Las nuevas creaciones están inspiradas en el personaje más famoso de Ian Fleming: James Bond. Un juego de espias, de triquiñuelas y de secretos que forman parte como un ingrediente más de las bebidas haciendo así participe al cliente en las aventuras desenfrenadas del agente secreto británico.
Rosa Klebb james bond solange baco y boca
Rosa Klebb solange baco y bocaAlgunas de sus creaciones son un “sangriento” Rosa Klebb, envasado en bolsa de plasma RH positivo para hacernos una buena transfusión. Una divertida presentación de esta versión del clásico Bloody Mary que puedes acabar a tu gusto con un “tiro” de sal mediterránea con tomillo y romero. Con unas ostras o con un caviar pueden redondear cualquier jornada.
El señorito solange baco y boca
El Señorito, un guiño al sur, al oloroso, al taco y al palillo. Aires andaluces para un cóctel idóneo como aperitivo que sirve igual para amantes del vino de jerez o de los destilados.
Blueringed Octopus solange baco y bocaBlueringed Octopus, ya que el peligro es una constante en las misiones de Bond, no podía faltar el gran riesgo de enfrentarse a uno de los animales más venenosos del mundo. Por suerte, es servido con su antídoto. Un cóctel afrutado con un toque tropical proporcionado por el mango y el maracuyá, y en el que se recupera el Curaçao azul, tan “ochentero” y que había quedado algo en desuso.
Mejicanita Har solange baco y boca
vaso Mejicanita Har solange baco y bocaTambién encontramos cócteles más largos, pensados para grupos como la Mexicanita Jar con zumos naturales y algo ácido que, para los calores que nos esperan, es una buena y refrescante opción. Además, un “topping” en el borde de su vaso permitirá elegir, hasta cierto punto, la intensidad de la acidez.
top secret solange baco y boca
Hibiki Santory Whisky top secret solange baco y boca
Hay muchos más combinados en su carta. Algunos con mensajes secretos que debes buscar, adivinar y compartir el santo y seña con el camarero, con destilados de nivel algo más alto que proporcionan sofisticación. Otros sin alcohol que no por ello menos sabrosos y creativos donde se encuentra el equilibro entre zumos naturales y especies exóticas. Homenajes a grandes seductores que existieron no solo en la imaginación de Ian Fleming, como Don Porfirio, Dominicano que, según dicen, una inevitable atracción hizo que por su lecho pasaran muchas, muchas, muchas mujeres rendidas a ese “gran atractivo”
don porfirio solange baco y bocaDiversidad y elegancia, espectáculo y creatividad, calidad y glamour. Conceptos que se mezclan como si de un cóctel más se tratase en el local de Alfredo Pernia. Junto a él Miguel Pérez, a quien había visto en acción en la Bacardi Legacy Global de Sitges y Gustavo Darrigo, llegado de Argentina, buscan a diario ir algo más allá en las mezclas, para buscar un nuevo equilibrio en su oferta que les de un toque diferenciado pero siempre con gran respeto hacia lo clásico.
Aunque no tienen cocina, como antes os hemos comentado es posible hacer algún distinguido maridaje con Ostras Fine de Claire No.3 o con Caviar Beluga “000”, un gustazo que habrá que darse.
kit cocteleria solange baco y boca
No se va a tomar cocteles cada día como si fueran cañas, ni debe hacerse ya que perdería su esencia. Es como ir a un Estrella Michelin de la bebida, necesita ser visitado con todos los sentidos, con toda la dedicación que se merece, eligiendo la mejor hora según el plan que tengáis, antes o después de la cena. Pero nada de visitas rápidas. Ir, disfrutar y seguramente, volver es lo que hay que hacer en Solange Coctails and Luxury Spirits

Bardot Barcelona

Bardot Barcelona

Bardot está en la resurgente calle de Enric Granados y es uno de los restaurantes que le sube el “caché”. Lo habíamos visitado para tomar algún vino ya que tiene una buena y amplísima carta y, sobre todo, la opción de tomar vinos de cierta categoría sin necesidad de comprar la botella. Pero nos quedaba pendiente probar su cocina que prometía dada la afluencia al local y los platos que veíamos pasar. Ahora, ya saldada esa deuda, podemos decir que se debe visitar Bardot para disfrutar de una buena comida o cena con un buen vino.

bardot-restaurante-barcelona-baco-y-boca-bacoyboca-3La entrada al local es estrecha, con una gran barra y algún barril que hace de mesa, pero hay que llegar al fondo donde están las mesas. Allí Sigue leyendo

Sant Pau Carme Ruscalleda

Sant Pau Carme Ruscalleda

De vez en cuando nos pegamos un lujazo gastronómico. Son experiencias que habremos disfrutado y eso ya no hay quien lo borre. “Que nos quiten lo bailao” ¿o no?.

Carta restaurante Sant Pol Carme Ruscalleda

Hoy os vamos a enseñar más que ha contar nuestra visita al Restaurante Sant Pau de Carme Ruscalleda. Y decimos a enseñar porque todo lo que podamos decir se quedaría corto. Primero, por no saber hacerlo, y segundo, porque si supiéramos, seguramente podríamos condicionar a alguien (ojo, desde la total humildad) y sería una lástima. Visitar un restaurante de una cocinera que reúne 7 estrellas michelín es un privilegio y desde el primer momento en que traspasas la puerta de esta casa los sentidos se afinan, se vuelven más receptivos para no perder detalle de lo que va a acontecer.

Fachada Sant Pol Carme Ruscalleda

fechada Sant Pol Carme RuscalledaEl ambiente, como no podía ser de otra forma, encantador. Pocas mesas, todas redondas con vistas al jardín. Decoración la mínima para darle calidez y elegancia.

Interior restaurante Sant Pol Carme RuscalledaComo siempre hacemos en este tipo de restaurantes escogemos el menú degustación y si puede ser con maridaje, mejor. Siempre tienes la opción de carta, pero creemos que es la mejor forma de saborear la mayoría de platos que pueden ofrecerte combinados con los mejores vinos, poniéndonos a su total disposición.

menu degustacion Sant Pol Carme RuscalledaFuimos en Abril, por lo que el Menú degustación del Sant Pau era el de primavera, que te detallan en el reverso de una receta de cocina, por lo que, si te atreves, puedes elaborar la receta en tu casa y ganarte una estrella (en nuestro caso, miquelet como mucho). Así que, como os anunciábamos, esta entrada va a ser bastante visual…Empezamos con los aperitivos. Croquetas de setas de Sant Jordi: Servidas en un pequeño “atillo” como si fuera un mini mantel y con forma de seta. Primera exquisitez

Paquete croqueta de bolets de Sant Jordi Sant Pol Carme Ruscalleda

Croqueta de bolets de Sant Jordi Sant Pol Carme RuscalledaXiulets en tempura, con salsa romesco

Xiulets en tempura copa entera sant Pol carme ruscalleda

Xiulets en tempura sant Pol carme ruscalleda

Xiulets en tempura zenital sant Pol carme ruscalledaCoca de tupi cremoso, tomate  pasa y orégano fresco

Coca de Tupi cremoso, tomate pansa y oregano fresco 2 sant Pol carme ruscalleda

Coca de Tupi cremoso, tomate pansa y oregano fresco sant Pol carme ruscalledaHasta aquí serían los aperitivos. Fueron maridados con cava Assemblage 2009 Colet Vins D.O. Penedès. Desde el primero hasta el último, todos buenísimos. Punto exacto en todo. La tempura de los xiulets, la verdura al dente, la suavidad de la salsa seguían confirmando porqué cosas tan simples pueden cambiar tanto al ser bien cocinadas encontrando su punto idóneo en cada uno de los ingredientes. La Coca de Tupí, la adaptaron a mi gusto al ser queso con dos maravillosas presentaciones dignas de perpetuidad que daba mucha pena estropear al hincar el cubierto. Continuamos con los primeros todos del mar excepto el primero que fue una sopa Miso con foie y verduras. Vino Generòs Sec. Solera 1976 Alella Vinícola. D.O. Alella

Miso foie y vegetals 2 sant Pol carme ruscalleda

Miso foie y vegetals sant Pol carme ruscalledaSeguimos con unos Guisantes del Maresme y Sepia. Pansa Blanca 2011. Marqués de Alella D.O. Alella

Guisantes del maresme y sepia sant Pol carme ruscalleda

Sepia y guisantes del maresme Sant Pol Carme RuscalledaLangostinos al horno con alcachofa en texturas. Pinot Noir 2013. Parató. D.O. Penedès

Alcachofas en texturas 3 sant Pol carme ruscalleda

Alcachofas en texturas sant Pol carme ruscalledaGambas con tostada de mar. QX2012. Mas Candi. D.O. Penedès

Gambas, tostada de mar sant Pol carme ruscalleda

Gambas y tostada de mar sant Pol carme ruscalledaRape con jugo de Maria Luisa con patata violeta Ctònia 2012. Masia Serra. D.O. Empordà

Rape en jugo de maria Luisa con patata violeta 2 sant Pol carme ruscalleda

Rape en jugo de maria Luisa con patata violeta sant Pol carme ruscalledaTodos, absolutamente todos eran una maravilla. Nos resulta muy difícil describir los sabores, porque no es solo cuestión de eso, sino de sensaciones, texturas, ambiente, servicio. Seguiremos con los platos de carne, dos opciones de las que se debe escoger. Cogimos una cada uno para poder probar las dos, como no podía ser de otra forma. Un lomo de potro con bala vegetal Planetes 2011. Nin Ortiz. D.O.Q. Priorat

Lomo de potro con bala vegetal 1 sant Pol carme ruscalleda

Lomo de potro con bala vegetal sant Pol carme ruscalledaY la otra opción Pato de Challans y nabo. Acusp 2012. Castell d’Encús. D.O. Costers del Segre

Pato de Calans, nabo sant Pol carme ruscalleda

Pato de Calans, nabo 2 sant Pol carme ruscalledaDiez platos hasta ahora, diez momentos de placer, de distensión, de disfrute. Todos marinados con vinos catalanes de diferentes Denominaciones de origen para cada uno de ellos, cavas, blancos, rosados y tintos. Todos en su momento, servidos por el sumiller que te ayudaba a sacar el máximo provecho. Los prepostres y postres, la parte dulce excepto un queso para Baco: Sâo Jorge, 3 juegos con calabacín y almendras con Cinclus 2009 Viticultors DG. Penedès

Quesos de san Jorge, 3 juegos con calabacin y almendras sant Pol carme ruscalledaY un Club Transparente de fruta adaptado para Boca con Calgo 2008. Viticultors DG Penedès

Calisay Pasion sant Pol carme ruscalledaFrutos rojos albahaca, limón, helado de chocolate Opalys con Advent 2009. Heretat Mont-Rubí. D.O. Penedès

Frutos rojos, albahaca, limon gelado de chocolate Opalys Sant Pol Carme Ruscalleda

Frutos rojos, albahaca, limon helado de chocolate Opalys detalle Sant Pol Carme Ruscalleda

Frutos rojos, albahaca, limon helado de chocolate Opalys Sant Pol Carme Ruscalleda Negro y Olivas Aragón, Sevillanas, biscuit y vino dulce. Dolç Mataró 2011. Alta Alella. D.O. Alella

Negro y Olivas, aragon, sevillanes, bescuit, vino dulce 1 Sant Pol Carme Ruscalleda

Negro y Olivas, aragon, sevillanes, bescuit, vino dulce 2 Sant Pol Carme Ruscalleda

Negro y Olivas, aragon, sevillanes, bescuit, vino dulce Sant Pol Carme RuscalledaDos obras de arte, dos pinturas, dos esculturas, dos creaciones comestibles. Podemos llamarlas como queramos, todos encajan. El café que va acompañado de varias golosinas, bombones y pastelitos: Nube de fresa y wasabi, bombón cremoso de chocolate, Roca Blanca, Roca negra, Gominola de Limoncello, Coca de hojaldre y cabello de ángel, Crujiente de regaliz y sidral, Financier de coco, Mini Sacher y New-Srumble de frambuesa.

nube de fresa y wasabi bombon cremoso de chocolate roca blanca roca negra gominola de limoncello coca de hojaldre y cabello de angel crujiente de pegadolça y sidral financier de coco Mini Sacher crumble de arandanos Sant Pol Carme Ruscalleda

mini sacher bombon cremoso de chocolate Sant Pol Carme Ruscalleda

gominola de lomoncello Roca negra sant pol carme ruscalledaTomamos el café con todo su acompañamiento en el jardín, disfrutando del sol que aún no incordiaba. Era Sant Jordi y aunque Carme Ruscalleda estaba en Barcelona y no pudimos verla (curiosamente luego hemos coincidido en diferentes ocasiones) si tuvieron el detalle de cumplir la tradición con dos detalles, un verso de Miquel Marti i Pol con un bombón especial de y el regalo de un libro, la Guía Michelín 2014

San Jordi sant pol carme ruscalleda paquete libro Sant Pol Carme RuscalledaDemasiadas cosas hemos dicho en este post, por no hacerlo solo de fotografía, por romper y dar algo de idea a lo que podéis encontrar en Restaurant Sant Pau de Carme Ruscalleda. No dudéis por ni por un momento que todo es mucho mejor que lo dicho o fotografiado. Son oportunidades y ocasiones únicas que, para nosotros, deben vivirse. Hacedlo, en la medida de lo posible: pedidlo de regalo de cumpleaños, de aniversario, de lo que queráis. Es posible, si no es de parte de uno, de parte de muchos. Seguramente será una de las cosas que más recordaréis el resto de vuestra vida.

 

Restaurante Maritim

Restaurante Maritim

Llega el verano, huele a mar y las terrazas toman todo el protagonismo. Hoy os hablamos de un restaurante clásico, en el puerto de Barcelona: MarítimFrente al Maremagnum y al lado del Reial Club Marítim de Barcelona está este restaurante que en 2012 sufrió una reforma, cambió de dueño y pasó a formar parte de AN Group.

La terraza de restaurant Maritim Barcelona

Christian, el director nos explica que después de pasar 7 años en Inglaterra, vuelve a Barcelona y decide gestionar el restaurante Marítim. El local es bonito, tiene una luz natural mágica, pero si algo hay que destacar, sobre todo en esta época del año es su terraza. Predominan los blancos y azules, colores marineros, con una fila de mesas justo al lado de la barandilla y otra interna con sillas y mesas que recuerdan a un elegante mobiliario de jardín.

terraza de restaurant Maritim Barcelona

Pero, lo que más llama la atención es la espectacular vista que tenemos desde cualquier sitio de esta terraza: El puerto, los barcos y una espléndida Barcelona!.

Vista desde la terraza de restaurant Maritim

Aunque las nubes amenazaban, aguantó y el sol iba saliendo. En esta época se agradece ese calorcito. De aquí unos días será insufrible, pero no os preocupéis porque la terraza tiene un buen toldo que impide que nos de directamente.

Maritim apuesta por los productos frescos, y la cocina tradicional, sobre todo, la marinera. Su carta tira mucho hacia el pescado que van a buscar a diario y a los arroces. La cocina a la leña es su punto fuerte y quizá quieran posicionarse en los arroces, pero aquí hay más competencia y alta. En la carta encontramos varias opciones: entrantes para compartir, los nombrados arroces de varias formas y los pescados y mariscos a la leña predominan, pero los carnívoros y los amantes de una ensalada bien fresca, no se quedarán sin comer.

Unas olivas aliñadas de cortesía mientras que decidimos y nos traen los primeros platos, siempre son de agradecer 😉

Olivas aperitivo en terraza de restaurant Maritim Barcelona

Nosotros empezamos con un pica pica, en concreto el Pica Pica del Marítim que se compone de varios platillos: Pescadito frito, Bravas, Berberechos, Calamares y Mejillones. Todo fresquísimo y, como no…buenísimo.

Pica pica maritim berberechos, pescadito frito, mejillones terraza de restaurant Maritim Barcelona

Calamares pica pica maritim en terraza de restaurant Mediterrani Barcelona

Patatas bravas maritim terraza de restaurant Maritim Barcelona

Los berberchos frescos y al vapor, no necesitan más, así como los mejillones. Los fritos, tanto los sonsos en este caso como los calamares ideales. Si es que es lo que decimos siempre, si el producto es bueno y fresco, poco enmascaramiento necesita!!. Las patatas bravas estaban buenas, con un toque de pimentón para darles la bravura y tiernas, aunque no crujientes. Bueno se trata de patatas bravas, o se cortan gruesecitas o hacemos unas chips!. Muy correctas.

Plato de jamon iberico en terraza de restaurant Maritim Barcelona

También como entrante tomamos un plato de jamón ibérico cortado muy fino, para apreciar bien el sabor, pero no a mano. Supongo que todo no puede ser. Era buen jamón, eso si, aunque la máquina altera el aroma y el sabor, no lo hace tanto como para que no se coma (¿quién se atrevería?).

Pan de coca tostado con tomate en terraza de restaurant Maritim Barcelona

Un muy destacable pan de coca con tomate, calentito… nos acompañó en estos primeros. Somos “panarras” incondicionales, todo el pan nos gusta, pero si encima es bueno y recién hecho es imposible no comerlo. Aunque pensamos que un buen jamón, como el servido, no debe acompañarse de pan con tomate (es una cuestión de gustos supongo) ya que le quita protagonismo, hicimos el “esfuerzo” de comérnoslo igualmente.

Una de las personas que estaba en la mesa seguía una a dieta, así que para que veáis que también se puede disfrutar de una buena comida  sin alterar el ritmo si comes fuera de casa, su primero fue una magnífica ensalada de ventresca con tomate y cebolla tierna que no tenía nada que envidiar a ninguno de los fritos (la probamos eh!!!)

Ensalada de tomate de temporada con ventresca y cebolla tierna en terraza de restaurant Maritim Barcelona

Ni una hoja!. Fiel a su nombre y un buen plato. La verdad, es que nos impresionó su tamaño y, sobre todo, la cantidad de atún que llevaba. Buenas lascas.

Pero antes de pasar a los principales, tenemos que enseñaros un delicado bocado que difícilmente no podría gustar a alguien, siempre y cuando te guste el foie!.

Bombones de foie maritim terraza de restaurant Maritim Barcelona

Quizá lo más sofisticado de todo el picapica, unos saquitos rellenos de foie y manzana, la medida justa para entrarlos enteros en la boca, morder y notar la explosión de sabor. Imprescincibles!!!

Y ahora sí, pasamos a los segundos: dos arroces diferentes que compartimos para poder probar los dos. Un arroz con verduras y un arroz a banda

Arroz con verduras maritim terraza de restaurant Maritim Barcelona

Arroz a Banda terraza de restaurant Maritim Barcelona

Empecemos con el Arroz con Verduras: llevaba espárragos, alcachofas, judias verdes y setas. Estaba buenísimo. Contrariamente a lo que se podría pensar, estaba muy sabroso, lo que indica un buen fondo de sofrito. El grano, en su punto de cocción. La verdad, muy acertado. Respecto al Arroz a Banda, también estaba muy bueno y bien cocido, pero nos pareció menos sabroso que el anterior. Quizá teníamos que haber comido primero este, pero empezamos por el otro.

Arroz con verduras y cuchara maritim terraza de restaurant Maritim Barcelona Arroz a Banda con cuchara terraza de restaurant Maritim Barcelona

Los dos eran muy correctos y raciones más que suficientes, pero aunque el Arroz a Banda lo presentan como una de sus especialidades, y seguramente lo es, al paladar, me quedo con el de verduras. Como siempre, es cuestión de gustos!.

Lubina a la leña maritim terraza de restaurant Maritim Barcelona

En el caso de dieta, la opción de un pescado a la leña es más que válida. En este caso, fue un buen corte de lubina. No era salvaje, pero debía ser bien grande. También la probamos y estaba jugosa y rica.

Solo tomamos un postre, habíamos comido bastante y todos eran apetecibles. Así que nos decantamos por el que ellos nos aconsejan en su carta: Tarta fina de manzana con helado de vainilla

tarta fina de manzana con Helado de vainilla terraza de restaurant Maritim Barcelona

Helado de vainilla terraza de restaurant Maritim BarcelonaUn postre que te hacen al momento, una finísima capa de hojaldre con manzana caramelizada y una buena bola de helado de vainilla que se deshace al notar el calor tibio del pastel. Estaba muy bueno y era muy ligero. Remató una buena comida, todo hay que decirlo.

La comida la acompañamos con un blanco, Martin Codax que estaba en su temperatura ideal y combinó a la perfección con la mayoría de los platos que tomamos.

El precio de toda esta comida fueron unos 45 Euros por cabeza. Eramos tres personas y ninguno se fue con el estómago vacío, más bien lo contrario. Quiza, teniendo en cuenta que solo fue un postre y el vino fueron dos copas, no se le puede catalogar de barato, pero la cocina es buena. Además, no olvidemos que en cierta forma, el entorno también tiene un precio y en este caso, si lo sumamos no es nada caro. En general, un ambiente encantador y una terraza imprescindible para una comida tranquila. Cocina mediterránea y clásica, sin platos cuyos nombres ocupan tres líneas y buen servicio. Por la noche puede ser un lugar ideal para celebraciones románticas. Las vistas son únicas. Así que si tenéis algo que celebrar o queréis impresionar a alguien, contad con Maritim.

Otro último detalle: con la cuenta traen unas piruetas de chocolate…mmmmm!!.

Piruletas de chocolate terraza de restaurant Maritim Barcelona

Enhanced by Zemanta

El Filete Ruso

El Filete Ruso

El concepto de Slow Food Km. 0 hace tiempo que suena entre la comunidad Foodie. Pero, ¿sabemos exactamente cuál es su origen? Slow food (comida lenta) es un concepto que nace en Italia, donde se crea una asociación en 1986 que tiene como filosofía combinar el placer y el conocimiento de la gastronomía, en contraposición a la Fast Food (comida rápida). Si además le añadimos el Km. 0 encontramos una organización que apuesta por el producto ecológico y de temporada, y que otorga este distintivo a aquellos restaurantes que utilizan los productos definidos como Slowfood Km. 0 en Catalunya. Entre ellos está, en Barcelona, El Filete Ruso

El Filete Ruso

Rótulo El filete Ruso Restaurante Barcelona

Aunque se autodefine como hamburguesería en su web y su rótulo, sería más exacto definirlo como un Restaurante de Hamburguesas y su máxima es dignificar este plato que tan dañado ha estado por las cadenas de fast food por todos conocidas, tienen otros productos y todos ellos tienen en común el producto de primera calidad Slowfood Km.0 del que os hablábamos. Aunque por si sólo esto es una garantía, si no es acompañado de una buena técnica de cocina y un buen servicio y ambiente no sería tan valioso. En este caso fue así.

Salsas

Cajon salsas de El filete Ruso Restaurante Barcelona

En 2008 nace La Burg con la misma filosofía de producto de calidad que se hace extensiva a El Filete Ruso con un punto más de exigencia. En la encantadora Enrique Granados, número 95  con una terraza acondicionada, nos encontramos el local, no excesivamente grande, elegante a la vez que informal, con luces tenues que crean un ambiente íntimo en ciertos rincones y no tanto en otros con mesas más numerosas para grupos.

Interior El Filete Ruso

Rincon en El filete Ruso Restaurante Barcelona Tuvimos la oportunidad de degustar varios productos, algunos de ellos, incluídos en el menú de invierno que como novedad incluye una nueva hamburguesa de caza. Vamos con los detalles. Empezamos con unas raciones para compartir:

Patatas Bravas
Patatas Bravas en El filete Ruso Restaurante Barcelona

Unas patatas (de cultivo ecológico)  bravas con un alioli suave y pimentón, bien fritas y muy sabrosas. Una ración grande y cargada de salsa. Una de las mejores bravas que hemos comido últimamente. Ya sabemos: bravas hay tantas como bares, con toda la diversidad que eso comporta, mejores y peores, buenas y malas, sabrosas e incomestibles. En este caso, de las mejores, buenas y sabrosas

Aros de cebolla en tempuraAros de cebolla en tempura El filete Ruso Restaurante Barcelona

Unos grandes Aros de cebolla de Figueres, cortados a mano, con aspectos de calamar a la romana, pasados por una buena tempura y con un pequeño bol de salsa de soja para potenciar el sabor. Nos hubiera gustado la cebolla un poco más hecha, pero quizá es porque cruda, en concreto a uno de nosotros, le gusta poco. Pero solo es, como siempre una cuestión de gustos. Muy buenos.

Alas de PolloAlas de pollo de pagès en el filete Ruso restaurante BarcelonaAlas, que no “alitas”, de pollo. Alas, con mayúsculas, porque eran enormes. De Pollo de pagès criado en el campo que por el tamaño de las que nos comimos podíamos imaginar casi un pavo. Al ser a la barbacoa el sabor es poco sorprendente, ya que esa salsa es bastante monótona, pero la textura y dureza de la carne, y, dejadnos insistir, el tamaño, si que eran fuera de lo habitual.

Sopa de cebolla

Sopa de Cebolla El filete Ruso Restaurante BarcelonaSopa de cebolla, cocinada con caldo de Pollo de Pagès con un potente sabor, un chupito concentrado que te deja con ganas de más. Buenísima.

Y ¿cuál es uno de los productos de temporada más buscados? Los calçots!. Pues bien, siguiendo su política los comimos en ensalada.

Ensalada de calçots, escarola, con bonito de la lonja escabechado en casa y coca de Espelta y Kamut

Ensalada de Calçots en el filete Ruso restaurante Barcelona

Una forma diferente de comerlos que hacía que también la ensalada lo fuera. Porque podría ser una ensalada de escarola con cebolla y una lata de atún en escabeche pero, siendo los mismos ingredientes, estamos seguros que serían dos platos totalmente diferentes. Porque los calçots no dejan de ser unas cebollas dulces, el bonito estaba sutilmente escabechado y exquisito y la escarola era ecológica. La base de coca le daba un punto crujiente de vez en cuando que tan bien sienta. Aunque crujir, también lo hacía la escarola como señal de su frescura. Muy recomendable y ligera.

Steak Tartar

Steak Tartar El filete Ruso Restaurante Barcelona

ATENCIÓN: Uno de los mejores Steak Tartar que hemos comido. Una carne ecológica y biodinámica del Pirineo, cortada a cuchillo, unas Alcaparras Ballobar, variedad recuperada y abanderada del Slow-Food y un huevo  de gallina de corral de Calaf. Si os gusta es imprescindible que lo pidáis. Si algo malo tiene este plato es que no siempre está en la carta, pues si no tienen la matería prima con el nivel de calidad exigido no lo hacen. Si lo véis en la carta preguntad, y sino, también, porque tenéis que probarlo. Todo un placer que siempre se hace pequeño con un buen Steak Tartar

Y vamos ya a las dos hamburguesas que degustamos.

Hamburguesa de Jabalí con huevo frito, queso de pastor, compota de manzana y chips de alcachofa

Hamburguesa de jabalí con huevo frito, queso de pastor, compota de manzana y chips de alcachofa en el filete Ruso restaurante Barcelona

La carne de jabalí es sabrosa como pocas y difícil de cocinar, muy potente. La hamburguesa con toda su guarnición era una exquisitez. La combinación de la compota de manzana para dar un punto dulce sin matar el sabor, el huevo también servía para suavizar y las alcachofas bien fritas que se comen sin gana. Un puzzle extraordinario que demuestra que la hamburguesa puede ser un plato de lo más glamuroso y apto solo para gourmets.

Hamburguesa de entrecot con huevo poche y trompetas de la muerte y sal de hierbas mallorquinas

Hamburguesa de entrecot con huevo poche y trompetas de la muerte en El filete Ruso Restaurante BarcelonaEsta hamburguesa era un magnífico entrecot con textura diferente, una hamburguesa elegantísima, con salsa de trompetas de la muerte y el huevo poché. No sabríamos deciros si estaba mejor ésta o la de jabalí. En este caso, la carne era realmente extraordinaria y el aderezo de la hamburguesa solo servía para darle más protagonismo a su sabor. Qué calidad!. Nos impresionó.

Las dos hamburguesas iban acompañadas con unas tiras de pan de coca, servidas de acompañamiento en el plato y no como bocadillo. Nuestro estómago está dividido entre recomendaros una u otra. Opinamos que la mejor opción es que toméis las dos, porque son muy diferentes, bien combinadas, imprescindibles para carnívoros y una muy buena sugerencia para los que no lo son tanto. Es evidente que estos tres últimos platos son su especialidad y es donde vuelcan toda su energía. No es que el resto deba descartarse, ni mucho menos, hay platos que sin ser su punto fuerte están mucho mejor que en otros sitios donde los hemos comido, pero hay que reconocer que si el cuerpo os pide proteína, es el lugar ideal. Pero no hemos acabado, quedan los postres, tres para degustar, que aunque pensábamos que no podíamos más, cayeron!!

Brownie

Brownie en el filete Ruso restaurante Barcelona

Curiosamente, esponjoso. Y decimos curiosamente porque el Brownie suele ser más apelmazado. Casi se agradecía esa ligereza después de toda la comida que habíamos engullido.

Cheese cake

Cheese cake en el filete Ruso restaurante Barcelona

Un pastel individual, no una porción de una tarta. Quizá por esa razón y bajo nuestro punto de vista, le faltaba un punto de cremosidad. Muy suave de sabor, eso era indiscutible, pero quizá al ser porción individual quedaba más cocido. Pero nada despreciable.

Pulga de chocolate

Pulga de chocolate en el filete Ruso restaurante BarcelonaSin duda, el mejor. De pulga nada, que era una buena media esfera , una especie de mousse, más contundente, pero sin llegar a ser helado, una pomada de chocolate que inundaba el paladar. Es otra de sus especialidades y dará que hablar, aunque creemos que ya lo ha hecho. Imprescindible.

Toda la comida fue acompañada de vinos del Garraf, Viladellops, el Garnacha y el Xarel.lo

Vino Viladellops

Viladellops Xarel.lo 2013 en El filete Ruso Restaurante Barcelona

Viladellops Garnatxa 2012 en el filete Ruso restaurante Barcelona

Salimos satisfechos, no nos cabía nada más. Completísima comida, los platos son muy completos y sobrados, tanto los entrantes como las hamburguesas. Una cena con todos estos platos puede salir por unos 60 Euros, pero os podemos asegurar que es muchísima cantidad, estamos hablando 9 platos y tres postres, algo fuera de lo normal. El precio medio de las hamburguesas es de unos 12 Euros. Si hablamos de una comida normal, el precio puede rondar los 30 Euros, con entrantes y una hamburguesa por cabeza.  Pero lo mejor es que vayáis, que podéis hacerlo cualquier día de la semana, todos abre, consultéis su carta que varía al estar basada en el producto de temporada y lo probéis y comáis lo que os apetezca, al final lo “normal” es lo que el estómago de cada uno admita 😉

Bon profit!!

El Túnel d’En Marc Palou

El Túnel d’En Marc Palou

En Bailén 91, esquina con Aragón, encontramos un restaurante desconocido hasta ahora por nosotros: El Túnel d’En Marc Palou. Y que gran descubrimiento ha sido! Una cocina hecha con producto fresco, tradicional pero elaborada y un servicio y amabilidad destacables es lo que encontramos en este restaurante. Marc Palou lo regenta: en el Túnel del Carrer Ample, el Túnel de Muntaner y del Túnel del Port, Marc vive desde siempre, de la mano de su padre y su abuelo, en el mundo de la restauración. Ha trabajado con grandes de la cocina como Carme Ruscalleda, Jean Luc Figueres, Xavi Pellicer y algunos más donde se ha formado para darnos todo lo que aquí nos ofrece, mezclado con su toque personal. Con toda esta historia a sus espaldas, Marc Palou se decide por el cuarto Túnel, del que hoy os hablamos y que lleva su nombre.

El Túnel d’En Marc Palou

Servicio Mesa Tunel en Marc Palou

Un ambiente cálido, con tonos crema y grises, un local de tres pisos “difícil de amueblar” por definirlo de alguna forma, alberga unas mesas perfectamente combinadas para salvar la dificultad de ser un espacio con ciertos obstáculos. De forma sutil, salvan algún escalón y alguna estrechez con mucho gusto, quedando totalmente disimulados. Una mesa bien puesta, sin excesos, sigue la linea de sencillez y elegancia del resto del local.

La amabilidad del jefe de sala se muestra desde el primer momento. Nos dirige a la mesa y nos ofrece la carta. Enseguida nos sugiere platos que no están en ella pues siempre hay algún producto de temporada fresco que han aprovechado para ofrecerlo ese día. También recibimos una sugerencia respecto al vino, acertadísima: Masia Freyé, un Syrah-Tempranillo del Penedès de la que os daremos detalles en la Bodega de Baco.

En la mesa nos encontramos unas patatas chips caseras en un curioso plato junto con aceite para empezar con el plan, detalles que son siempre bienvenidos.

Aperitivos

Aperitivo patatas chips y aceite Tunel en Marc PalouPero además de este piscolabis, nos sorprendieron con cuatro bocados más originalmente presentados: un poco de fuet, tartar, una croqueta y unas verduras escalibadas. Todos en su punto y en su justa medida. Un buen avance de lo que nos íbamos a encontrar.

Aperitivos

Aperitivo fuet, tartar, escalivada y croqueta Tunel de Marc Palou

Siempre compartimos los platos, excepto si llevan queso claro, que incluso en alguna ocasión, nos han ofrecido poner el queso aparte y así no nos hemos perdido nada. Nos costó decidirnos porque todos los platos de la carta eran seductores y  teníamos esa sensación de que seguro que nos perderíamos algo porque había más de un candidato firmemente posicionado, pero había que decidirse. Así, si no había decepción, tendríamos excusa para volver! Unos apetecibles canelones con bechamel de trufa encabezaron la comida.

Canelones con bechamel de trufa

canelones con bechamel de trufa

detalles canelones con bechamel de trufa

Uf!. Que canelones!: Cremosos, grandes…estaban buenísimos. Un plato tradicional y sencillo que bien hechos son exquisitos, pero pasados pueden ser desastrosos. Nuestro instinto nos dijo que difícilmente en este restaurante se daría la segunda opción, pero siempre pueden sorprenderte. Por suerte, la sorpresa existió, pero positiva. El toque de trufa le aportaba la sofisticación justa.

Unos tacos de salmón marinado, con ensalada y langostinos fue el otro plato compartido. No puedo deciros en nombre, pues perdimos las notas que tomamos, pero por suerte, hay cosas que no se olvidan

langostinos y tacos de salmon general marinados tunel en Marc Palou

langostinos y tacos de salmon marinados tunel en Marc Palou

Unos buenos trozos como podéis ver, con un bouquet de ensalada, tomate cherry y langostinos de un tamaño correcto y de buena calidad componían este primero frío que no por ello menos sabroso. El salmón estaba jugoso y bien marinado. No es un plato elaborado, pero precisamente por eso podemos apreciar mejor que el producto es de calidad.

El segundo de pescado que escogimos no estaba en la carta. Era un Dentón, un pescado muy carnoso que nos ofrecieron con una guarnición que podías escoger.

Dentón con verduras escalibadas

Denton con verduras escalivadas sobre salsa de tomate

Denton con verduras escalivadas

Tampoco en este caso podemos deciros exactamente el nombre del plato. Si que podemos decir que la carne del dentón estaba con esa firmeza que le caracteriza, muy bien cocinado. La guarnición que escogimos eran unas verduras escalibadas con las que se asociaban la mar de bien. Una buena ración servida sobre una salsa de tomate casera que os recomendamos mucho tanto si os gusta este pescado como si no lo habéis probado.

El otro segundo fue una Espalda de Cabrito lacada al horno con pastel de patata. Seguro que ya estáis salivando no?

Espalda de Cabrito lacada al horno

Espalda de cabrito lacada al horno con pastel de patata Tunel en Marc Palou

detalle Espalda de cabrito lacada al horno con pastel de patata Tunel en Marc Palou

Pues, sí, podéis salivar con toda la razón del mundo. Sólo teneis que ver las fotos, y os decimos que no hacen honor. Estaba realmente de chuparse los dedos. Bien lacado, pero con el tiempo de horno justo. La carne estaba tierna, se deshacía en la boca y muy jugosa y la patata había absorbido todo el aroma. Confirmamos así que seguro que volveremos a por todos aquellos otros platos que se quedaron en la “cuneta”.

Esta vez no os vamos a hablar de Tiramisú, aunque si dos dulces típicos: una Tatín de Pera por un lado.

Tatín de Pera

Tarta Tatin de manzana con crema tunel marc PalouTambién en este postre acertamos. Unos trozos grandes de la fruta horneada que flotaba en la crema. Satisfacía al más exigente. Nos gustó mucho y la ración de postre era bastante completa. Muy buena puntuación!!.

Y  un bizcocho borracho.

Bizcocho borracho con chocolate

Bizcocho borracho con chocolate Tunel en Marc PalouUn esponjoso bizcocho bañado en licor, pero no excesivamente, justo para darle ese toque necesario y confirmar su nombre. El chocolate era la mezcla idónea para este trozo de pastel y su licor, haciendo el trío ideal. Quizá un postre que, para los muy golosos no sea el más recomendable por no ser excesivamente dulce, pues el licor amortigua, pero muy recomendable para los que quieran salir de la línea típica.

En general, no hubo lugar para la desilusión. Siempre es una grata sorpresa descubrir sitios como el Túnel d’En Marc Palou, que aún llevando tiempo en la ciudad, no los teníamos presente. La oferta en Barcelona es tanta y tan dinámica que es difícil seguir el ritmo y, ya que hacemos lo posible, es gratificante ver que dicha oferta en la mayoría de casos conserva e incluso sube el nivel en algunas ocasiones, aunque hay otras…pero eso será en otra ocasión.

Además de la comida, pensamos que es muy destacable en este restaurante el servicio. Amables, cercanos en su justa medida, pendientes de que todo esté correcto sin necesidad de interrumpirte cada cinco minutos, sin invadir tu espacio en exceso, pero atentos a cualquier gesto que requiera su presencia. Después de la comida, nos acompañaron a una de las tres plantas que tiene el restaurante para enseñárnosla: el sótano.

Bodega de El Túnel d’En Marc Palou
Bodega de Tunel de Marc Palou

Estantería cava en Bodega de Tunel de Marc Palou

Una bodega donde guardan los licores y vinos donde una mesa está reservada para ocasiones especiales. No es apta para grupos, no es amplia y realmente su función no es de comedor, pero es una muy buena opción para comidas de negocio que requieran cierta discreción o para cenas románticas donde quizá se haga alguna declaración especial… según nos dijeron, algún anillo se ha regalado en esa bodega 😉 así que, si tenéis que sorprender a alguien, pensad en esta como una muy buena opción. Eso sí, tened en cuenta la temperatura!.

Bodega El Túnel d’En Marc Palou

Mesa en bodega de Tunel de Marc Palou

Estantería en Bodega de Tunel de Marc Palou

Nos ha gustado mucho este restaurante, donde además de la carta, en la que existe una buena relación calidad precio, podéis encontrar diferentes fórmulas de menús: el menú exprés por 16 Euros, el menú Túnel por 26 Euros y el menú degustación por 44 Euros, con IVA y bebida incluída. Nosotros utilizamos el Pasaporte Gourmet, que como sabéis tiene el descuento del 50 % pero podéis ver todos sus precios de carta en su web www.eltuneldenmarc.com.  Empezamos un año, quizá tenéis algún propósito relacionado con restaurantes. Si es así, tomad nota de este: tenéis que visitarlo.

Enhanced by Zemanta

Fenix Lounge

Fenix Lounge

Aterrizamos en Fenix Lounge por casualidad, sin referencias ni recomendaciones. En el Carrer del Tenor Masini, 61, en el barrio de Sants, un casa antigua alberga este restaurante. Una fachada que pasa totalmente desapercibida, seguramente en su día sería vivienda, es ahora un local decorado con sencillez, pero con detalles cálidos que parecen querer retener ese ambiente hogareño que posiblemente en su momento tuvo, empezando por la entrada que nos recuerda a un recibidor.

Entrada Fenix Lounge

Entrada en Fenix LoungeEste acogedor ambiente se logra también con una luz indirecta que consiguen combinando lámparas de techo y pantalla de diferentes tamaños, Sigue leyendo

Antigua

Antigua

En una esquina de Marià Cubí con Dènia, encontramos una fachada fea, insulsa, que pasa totalmente desapercibida, pero que esconde un rincón gastronómico bastante aceptable: El Antigua. Hacía mucho tiempo que tenía pendiente la visita, había leído buenas críticas, los platos eran sugerentes, y no había encontrado aún fecha. Pero ya además con una opinión para mi de referencia de IT BCN Lifestyle con quién había comentado este restaurante, compré una promoción y así dejaba de lado cualquier excusa.

Entrada Antigua

Las botellas de vino del escaparate le dan más apariencia de bodega que de restaurante, pero al traspasar la puerta, entras en un local cálido, de luz tenue, romántico y decorado con mucho gusto.

Interior Antigua

Comedor antigua Mesa grande Antigua

Mesas bien vestidas, de servicio completo, con lamparas que iluminan los platos que serán degustados. Grandes jarrones de flores secas rompen con los tonos ocres del restaurante. Sillas de mimbre, y el espacio bien aprovechado combinando mesas cuadradas, rectangulares y redondas.

Interior Antigua

Mesa redonda Comedor antigua

Nos recibe Gonzalo, con quién ya había contactado por correo electrónico, confirmando la amabilidad que ya me había demostrado al gestionar la reserva, adaptándose en todo momento a mi necesidad en fecha y hora, y haciendo algún malavarismo que otro para que pudiera ir a su casa a probar el menú degustación que tenía pendiente de canjear. En seguida nos coloca en una encantadora mesa en un rincón, y como bienvenida, nos obsequia con dos copas de cava fresco acompañado de un cubo de zinc lleno de chips de verduras y pequeño bol de all i oli en su punto para avisar a nuestro estómago de lo que en breve, iba a recibir. Mientras íbamos picando el aperitivo, miramos la carta de vinos y analizando el menú que íbamos a tomar, nos decantamos por un tinto, un clásico ya habitual en nuestra lista que nos garantiza no correr riesgos: Remelluri, Reserva 2007. Y como era de esperar, el novio ideal para el menú.

Remelluri Reserva 2007

El menú se componía de tres platos y dos postres. Sinceramente, esperábamos menos cantidad en cada uno de ellos, los platos en los menús degustación no suelen ser voluminosos precisamente por ser más numerosos.  Pero en este caso erramos, las raciones eran espléndidas. Empezamos con Ventresca de Bonito del Norte (Conservas Serrats), tomates de pagès en texturas, cebolleta tierna y verdes servidos en lata con oliva arbequina, primera prensada. Si, un nombre largo, pero es que todo estaba!. La ventresca estaba servida en lascas grandes, que tenías que cortar para poder entrar el bocado!. Puede parecer que al ser ensalada es algo ligero, pero el plato era completísimo.

 Ventresca de Bonito del Norte (Conservas Serrats), tomates de pagès en texturas, cebolleta tierna y verdes

Ventresca de bonito Serrat

Permanecíamos expectantes a lo que venía a continuación, un segundo contundente: Huevo de corral 3 minutos, Patatas Paja, cebolla confitada, jamón ibérico y trufa negra, Tuber Melanosporum de Sarrión, Teruel, rallada al momento. Una vez más, un nombre extenso pero que era totalmente fiel a lo que había en el plato. Gonzalo, como buen anfritión, hace los honores de rallar en tu propia mesa la trufa, que en esta ocasión no era la indicada, pues al ser verano la trufa fue la Tuber Aestivum, aprovechando así el producto de temporada, no por ello menos exquisito.

Huevos de corral 3 minutos con ralladura de Tuber Aestivum

Huevos 3 minutos con trufa rallada

 A continuación,  la mixtura de todos los ingredientes para que se integren, se unan…

Mezcla de ingredientes

Detalle mezcla huevos corral tres minutos

…Que delicia!. Los huevos rotos estaban buenísimos, una gran mezcla de sabores y aromas. El plato lo acaban de rematar las patatas. Rozando la perfección: hechas por ellos, con el corte uniforme, la fritura en la temperatura ideal, y el truco para conseguir esa textura crujientísima: se dejan escurrir en papel de estraza en un lugar con corriente de aire para que pierdan todo el exceso de grasa. Pocas patatas he comido como esas: tremendas.

Emplatado de huevos de corral 3 minutos

Huevos emplatados

Después del aperitivo, la ensalada, los huevos ya estábamos bastante satisfechos… pero aún nos quedaba uno de los platos que con más impaciencia esperaba: la hamburguesa de filete Angus rellena de Brie de Maux y nueces caramelizadas sobre cebolla confitada, manzana asada rellena de torta del Casar, esencias de tartufo y su fondo perfumado a Pedro Ximénez. Si, una vez más, un larguísimo nombre que describe todos los matices de esta gran hamburguesa.

Hamburguesa de filete Angus rellena de Brie de Maux y nueces caramelizadas sobre cebolla confitada, manzana asada rellena de torta del Casar, esencias de tartufo y su fondo perfumado a Pedro Ximénez

Hamburguesa con manzana y torta del casar

Y os preguntaréis si os habéis fijado en el nombre, que pasó con mi problema con el queso?. Pues tuvieron la deferencia  de adaptarla a mi gusto y dejar de lado uno de los ingredientes que seguramente le da ese toque de distinción, pero que en mi caso debía obviar.  Al hacer la reserva comenté si existía la posibilidad de cambiar ese plato, pero enseguida me dieron la opción de cocinarlo sin el queso para que pudiera disfrutar de él.

Hamburguesa con manzana sin queso

Y no sabéis como lo agradecí!!. No soy muy carnivora, pero debo reconocer que esta hamburguesa era un manjar. Cocinada al punto más según nuestra demanda, la reducción de Pedro Ximenez, la manzana al horno… una vez más esa combinación de dulce y salado que sirve para potenciar los sabores. Buenísima, una espléndida ración que costaba acabar, pero era imposible dejar algo en el plato: por placer y por respeto. Sería imperdonable!

Estábamos saciadísimos y aún quedaban los postres!. No renunciamos a ellos, lógicamente. Siempre queda un hueco aunque creamos que no. Teníamos dos postres en el menú totalmente distintos que nos recomendaron tomar en cierto orden: Primero el  Coulant de chocolate caliente Guanaja y suave Mousse de mango.

Coulant de chocolate caliente Guanaja y suave Mousse de mango

coulant

La Mousse de mango era más bien una sopa y el aspecto dejaba ver que seguro pasaría la prueba de fuego, de hecho ya se apreciaba parte del chocolate deshecho en el plato. Al hincar el cubierto, el chocolate caliente empezó a derramar para mezclarse con el mango.

Detalle coulant de chocolate y mousse de mango

coulant detalle

Un manjar, una exquisitez. Su punto de dulzor, el mango, el chocolate caliente y el sólido creaban la perfecta comunión! Que delicia!! El segundo postre, segundo en orden porque son servidos al mismo tiempo era una refrescante sopa de Maracuyá, esponjoso bizcocho de nuez Tonca amazónica y vaporosa Quenel de suave Mascarpone. Los postres con mascarpone sí suelo probarlos,  pues está bastante enmascarado con el azúcar y es casi un yogur, así que si realmente no sabe a queso, no me privo de ello.

Sopa de Maracuyá, esponjoso bizcocho de nuez Tonca amazónica y vaporosa Quenel de suave Mascarpone.

Sopa de maracuya

Menos mal que hicimos caso de las indicaciones de tomar primero el coulant. Si hubiéramos tomado primero este postre el coulant no hubiéramos podido saborearlo. El bizcocho y el mascarpone estaban muy suaves, per la sopa de maracuyá era una explosión de sabor!!. No me esperaba un sabor tan intenso, suerte que al tomarlo todo junto se compensaban. Para mi gusto demasiado ácido, pero hay que probarlo porque es sorprendente.

Después de todo este derroche, no podíamos más.  La cantidad de comida fue tremenda, diría que demasiado para una cena, pero no fue motivo para dejar nada en los platos. La elaboración, la presentación, la comida en sí y el trato de Gonzalo y del resto del servicio nos regaló una noche estupenda, cumpliendo expectativas y fichando a Antigua como un fijo a recomendar. Un restaurante ideal para ir en pareja, o en grupo reducido de amigos. La decoración y el ambiente invita a pasar una velada tranquila, disfrutando de una buena cocina y ambiente. Como sugerencia, para mi gusto, en la parte de la entrada las mesas están demasiado juntas. Quizá prescindir de una de ellas mejoraría la intimidad, pero como siempre, es una opinión!!!

Os invito a visitarlo, dudo mucho que os defraude. Y como siempre,  no olvidéis decir que lo habéis visto en Baco y Boca 🙂

Roig Robí

Roig Robí

Había leído varias reseñas en prensa sobre este restaurante, era uno de los que hasta ahora, formaba parte de la lista de pendientes desde hace tiempo. Tenía especial interés por todo lo que había leído sobre su cocina, su ambiente y su servicio y lo seguía por su newsletter en el que me iba informando sobre sus menús de temporada.  Por fin he podido ir a visitarlo.

En la tranquila calle Sèneca en el número 20 ,  al lado del bullicio de Rambla Catalunya y Paseo de Gracia se encuentra Roig Robí: nombre que significa “Rojo Rubí” en honor al vino. Un restaurante donde encontraremos una cocina típica catalana de nivel con toques de innovación que la actualizan y enriquecen sin perder la esencia del plato original. Mercè Navarro y su hija Imma son las encargadas de personalizar con tanto gusto los platos desde  la cocina y Joan es el gran anfitrión que se encarga de la recepción de los clientes.  Llevan ya más de 30 años con sus puertas abiertas, escogiendo la materia prima más delicada para la elaboración de sus cartas. De cada lugar, lo mejor, elaborando así menús especiales de temporada con garantía de buenos resultados.

Nos adentramos en un local muy  local cuidado, elegante en la decoración con tonos ocre predominantes, iluminado de forma indirecta, con lámparas de pared y pie,  y con un patio exterior exquisito con luz más tenue que nos adentra en un ambiente distendido que invita a hacer de la comida un momento de regocijo para el resto de sentidos además de los protagonistas: el gusto y el olfato.

Interior Roig Robí

Mesa interior

Un cuidado ajuar de buen hilo visten las mesas hasta el suelo  y una vajilla y cubertería elegante complementan los servicios.

Patio interior Roig Robí

Mesa jardin

Fuimos aprovechando uno de sus menús de temporada llamado D30, el de este mes de Julio, menús que podéis ir consultando en su web o bien mediante suscripción a  su newsletter. Se ofrecen para elegir  6 primeros, 5 segundos y 3 postres de elaboración propia. Nos recibieron con amabilidad acompañándonos a la mesa reservada en la terraza, donde nos encontramos con las cartas esperándonos, cubiertas de papel hilado blanco, junto con una gruesa carta de vinos, ésta de color “roig robí”, que nos desenmascara una bodega selecta y abundante donde elegir .

Antes de entrar al menú, mientras que nos servían la comanda, era de esperar en este restaurante el detalle del aperitivo, ese previo anuncio de lo que nos espera… En este caso, fuimos obsequiados con un chupito de vichyssoise (curioso origen de esta crema) acompañado con una minipizza muy ligera, con masa de hojaldre, que, al llevar queso, no pude saborear. La verdad es que esto del queso me priva de bastantes cosas. Lástima :-(.

Aperitivo minipizza y vichyssoise

Aperitivo vichyssoise y minipizza

Minipizza

Minipizza

La carta de vinos era muy extensa y variada, todos buenos vinos, pero nosotros continuamos en la línea del vino blanco. En esta ocasión, nos decantamos por un D.O.Rias Baixas: Fillaboa: un vino afrutado y fresco, suave y ligero de beber. La verdad, es que un buen Albariño pocas veces falla. Con la temperatura ideal, fue el acompañante idóneo para los platos que pedimos, del primero al último. Buen vino.

FillaboaFillaboa

Después de los aperitivos nos preparan ya la mesa a la espera de los platos del menú, sirviéndonos unas rodajas de un sabroso pan, aceite oliva y sal maldon para aderezarlo. Pocas cosas hay tan simples y tan buenísimas como un buen trozo de pan con aceite y sal. Y si, además, los tres son de calidad extraordinaria, el trío es de lo mejor!!. Por suerte, este servicio nos lo trajeron prácticamente al mismo tiempo que la comida. Y digo por suerte porque en otras ocasiones que se ha servido con demasiada antelación es imposible no sucumbir a la tentación, y empezar a picar y a picar y a picar el pan con aceite, y cuando llega la comida ya no hay!

Aceite y sal MaldonPan

Entre los entrantes, ya estudiados previamente para ir preparando el paladar, elegimos lo que nos pareció más atractivo por la combinación de sabores. Empezaremos por un seductor Hummus (ojo, con confundir con humus!) con pulpo. La combinación me pareció muy atractiva, por sabor y por textura. Una cama de esa crema de garbanzos, suave de sabor, sostenía las rodajas de pulpo exquisito y tierno, pero no en exceso para no perder la textura caracterítisca. Sólo a  la vista ya resultaba tentador para hincar el tenedor.

Hummus con pulpo

Hummus con pulpo

Y al hacerlo, el aceite y el pimentón del pulpo aderezaban el hummus que le servían a su vez de aliño, sin recargarlo ni resultar aceitoso. Delicioso.

Detalle de hummus con pulpo

Hummus con pulpo detalle

Otro entrante que compartimos fue una terrina de pies de cerdo con vinagreta de lentejas. Los pies de cerdo, como un fiambre, bien cortados y unidos por su gelatina estaban condimentados con unas lentejas frías que casaban a la perfección.

Terrina de pies de cerdo con vinagreta de lentejas

Terrina de pies de cerdo con vinagreta de lentejas

Aún siendo un plato frío tenía la temperatura ideal para saborear todos sus ingredientes. No puedo definir exactamente  si se trata de una ensalada de lentejas o unos pies de cerdo combinados con unas lentejas y un buen aliñ. En cualquier caso, fue un acierto.

Terrina de pies de cerdo con vinagreta de lentejas

Terrina de pies de cerdo con vinagreta de lentejas

Los dos principales fueron de pescado. Lo que había leído de este restaurante habían sido siempre halagos en general, pero en concreto hacia los platos marineros y arroces. Así que de los cinco que había en el menú, dos de carne, y tres de pescado nos encontrábamos en la disyuntiva de elegir entre tres: dejamos el tartar de atún, que era uno por los que nos habíamos decantado y lo cambiamos por un plato con el nombre del restaurante, por probar una exclusividad.

La merluza Roig Robí, se encontraba escondida entre un nido de calabacín crujiente que la cubría. Un plato fino y vistoso compuesto por una porción de merluza descansada en una salsa de tomate, servido con esmero y cuidado.

Merluza Roig Robí

Merluza Rogi Robi

Tanto la capa crujiente de tiras de calabacín fritas como la porción de merluza en sí encajaban para proporcionar una mezcla de sabores equilibrados y gustosos, un plato bautizado con el nombre de la casa que está a la altura de este gran restaurante. Sin dudarlo, hay que probarlo.

Merluza Roig Robí

Merluza Rogi Robi

Cazuela de cola rape y langostinos fue el otro plato saboreado. Una cola de rape de carne tersa y dos buenos langostinos componían este guiso típico marinero. La frescura de los productos, tanto de este plato como del anterior se notaba en la consistencia.

Cazuela de cola de rape y langostinosCazuelita de rape

Un buen sofrito, base de este plato servía para salsearlo y darle más sabor. En este caso debo decir, que aunque el pescado estaba riquísimo, para mi gusto la cebolla confitada aportaba demasiado sabor. Quizá un poco menos de este ingrediente, o no tan dulce le hubiera dado una posición menos destacada. Tomad esto como una opinión, por supuesto. En cualquier caso, un manjar más que no debéis dejar pasar. Los langostinos que acompañaban el rape eran de gran tamaño, redondeando la ración en su cantidad justa.

Cazuelita de rape detalle

Y ya nos vamos al rincón de los dulces: los postres. Tres posibilidades de postre casero a escoger, descartamos uno de coco por ser lo que menos nos gusta y nos quedamos con los buñuelos de crema y la crema de yogur con sorbete de albaricoque.

Buñuelos de crema

Buñuelos de crema

Los buñuelos eran dos unidades grandes, dorados en su punto, rellenos de una crema pastelera exacta: ni tan líquida como para que se desmontara el buñuelo ni tan compacta como para poder dejarla de llamar crema. Estaban espolvoreados con azúcar glass, pero no resultaban ni excesivamente dulces ni aceitosos. Buenísimos.

Crema de yogur con sorbete de albaricoque

Crema de yogur con sorbete de albaricoqueUn cremoso yogur sin ápice de acidez envolvía el sorbete de albaricoque, bañado con un suave sirope hacía de este postre una delicia magnífica para redondear el menú. Muy refrescante y ligero, saciaba la necesidad de ese punto dulce que cierra la comida.

La experiencia en Roig Robí, donde además de los Menús D30 ofrecen un menú degustación, es muy recomendable para cualquier ocasión: desde una comida de negocios hasta una cena romántica, en un ambiente permisivo a la discrección en cada mesa, podréis disfrutar  de una cocina exquisita, de productos frescos y de calidad que difícilmente decepcionarían a cualquier comensal. Roig Robí pasa ahora de la lista de los pendientes a la lista de los fijos.

Si lo visitáis, no olvidéis decir que lo habéis visto en Baco y Boca 🙂

Follia

Follia

Hacía mucho tiempo que tenía pendiente esta visita y las expectativas muy altas, lo que me hacía temer por la facilidad de salir con una decepción. Pero la mejor forma de salir de dudas era ir y probarlo.

Recomendado por diferentes personas, publicaciones, y programas de televisión , el Follia  es un restaurante situado en Sant Joan Despí, integrante de una asociación llamada Cubat (Cuina Baix Llobregat) que ya conocía de otra visita que hice a uno de los restaurantes que forman parte de este proyecto de promoción Sigue leyendo

Indochine Ly Leap

Indochine Ly Leap

Hace unas semanas, una gran amante de la gastronomía, con quien comparto información y que también relata sus experiencias en su Blog con muy buen criterio y gusto, me habló de este restaurante como algo diferente que tenía que probar. Justo cuando lo comentamos a los pocos días en el programa de TV3 Cuines el cocinero camboyano Ly Leap compartía las recetas que ofrece en el restaurante públicamente para que pudiéramos cocinarlas en nuestra casa. Pasaron unos pocos días más y Atrápalo lanzó una oferta que recuperaba alguno de los menús de la Restaurant Week que se celebró en marzo, incluyendo el de Indochine, que consistía en una oferta de menú por 25 Euros por persona. Así pues, ya que  el destino me estaba lanzando señales inequívocas de que tenía que visitar este restaurante  de comida asiática en Barcelona lo antes posible, fuimos a comer.

En pleno centro de Barcelona, en la calle Muntaner 82 podemos encontrar un paraíso asiático donde perderse un par de horas como mínimo y disfrutar de un ambiente exquisito, tranquilo y cálido, saboreando una comida servida con elegancia, contrastada en sabores, cocinada con ingredientes poco habituales en nuestra cocina y a la que nuestro paladar está poco habituado.

Nada más entrar al local, lo que parece un jardín de flores más que un restaurante nos una colorida bienvenida. Nos reciben, confirmamos  la reserva hecha sin ningún problema y nos acompañan a la mesa. Adentrándote en el restaurante vas observando una decoración de estilo oriental, llamativa, pero no estridente. No penséis en un minimalismo Japonés ni en un recargado Chino, sino más bien en Vietnam, Laos, es decir, realmente en la antigua Indochina

Flores de intensos colores

orquidea

Velas de diferentes tamaños y colores

vela

Velas y flores

Esculturas con formas indescriptibles

escultura bn

Murales que nos evocan al lejano oriente

muralbn

mural

Antes de llegar a nuestra mesa, pudimos ver la cocina encerrada en una gran vidriera a la vista de cualquiera,ya que está situada antes de entrar en el comedor,donde prima la organización y la limpieza.

Cocina Indochina

Ollas

cocina

morteros bn

Las mesas se encuentran hundidas en un estanque lleno de carpas, que queda casi a la altura del asiento. El servicio es completo y los platos, las copas y cubiertos o palillos son de formas simples y elegantes a concordancia con el ambiente del restaurante. Entre dos filas de mesas hay una pasarela por donde los camareros se mueven y sirven a los comensales sus platos, teniéndose que agachar para llegar a la altura correcta. En el centro del restaurante hay una pequeña construcción techada, una especie de cabaña envuelta de plantas donde las mesas están a una altura normal. Un detalle a tener en cuenta, pues entrar o salir de las mesas hundidas en el estanque no es recomendable para personas poco ágiles, muy corpulentas o con movilidad reducida. Para el personal femenino y como consejo, mejor no ir con minifalda 🙂

Interior restaurante Indochina

Mesas

mesa

mesapp

mesa1 web

cabaña

Aunque por los nombres de los platos podemos pensar en bocados demasiado especiados o dulces, no es así. Los sabores son mucho más sutiles. Los aderezos están en su punto, sin sobresalir ninguno sobre  otro, sin exceso que apague el ingrediente principal, todo en su justa medida. Suaves combinaciones que hacen unos platos finísimos al paladar. El menú consistía en

Aperitivo
2 saquitos: Pasta crujiente rellena de carne y gambas con hierbas aromáticas y salsa de ciruelas

saquitos1

La pasta filo  que recogía el relleno de carne y gambas estaba crujiente y nada aceitosa, con un ligero picante que provocaba un pequeño cosquilleo en el paladar. Una salsa dulce potenciaba el sabor de este entrante que ya iba abriendo boca hacia los platos principales que venían a continuación. Inexcusable pedirlo!.

Primero (a escoger)
Lasaña de arroz mar y montaña al vapor y pasada a la plancha

lasaña

Servido en una losa de pizarra como plato, un pescado, con una textura parecida a la de la panga, si es que no lo era, hacia el papel de las placas de pasta que componen la lasaña tal y como la conocemos nosotros, la carne picada, para nosotros el relleno, topaba el plato. Un pequeño toque de color en una salsa bastante picante, potenciaba el sabor si se cogía la ración justa, sin matar el pescado ni la carne con su fuerza. Bien cocinado, nada reseco aún sin llevar ninguna salsa.

o
Langostinos trabajados con cítricos y salsa de mango verde

Gambas

El dulzor de la salsa le sentaba a los langostinos de maravilla. Servidos ya sin piel ni cabeza, para poder comerlos directamente, con un toque crujiente, se percibía el cítrico que tan buen sabor da al pescado, pero sin  acidez. Una buena ración en un bol con la salsa en un pequeño recipiente que al servir el plato era volcado encima, entiendo que para percibir todo su aroma y para que los langostinos no se empaparan demasiado del dulce, si quizá hubieran sido servidos ya con la salsa.

Segundos (a escoger)
Pollo aromatizado con hojas de naranjo con salsa de coco y lima kaffir

pollo

pollo

Pollo ya troceado sobre una hoja de quizá col cruda (no estoy segura) y bañado con la salsa de coco y lima, tenía una presentación sofisticada, virtud que se extendía al sabor del plato. Personalmente el coco no es algo que me apasione y tenía mis reticencias, pero debo reconocer que era tan suave que casi no se percibía. Es bastante difícil describir estos platos porque no se parecen a nuestra cocina habitual. Realmente, muy muy bueno.

0
Ternera macerada con cúrcuma,galanga, citronella a la plancha con salsa de cilantro y cacahuetes y un toque agridulce estilo vietnamita.

ternera

ternera1

La citronella, además de ser, al parecer, un buen remedio contra los mosquitos, daba un toque de frescor a la ternera servida también troceada y aderezada con la salsa de cilantro, que aromatizaba cada bocado. Una vez más sorprendentes sabores bastante difíciles de describir.

Acompañamiento
Arroz frito con albahaca thai, cebolleta y cilantro.

Bol arroz web

Primer plano arroz

El arroz acompañaba a todos los platos, en lugar del pan que aquí comemos. Frito y servido en dos generosas raciones, uno por persona, con un toque picante justo y muy sabroso. Casi más que un acompañamiento, podría tratarse de un plato más del menú.

Postres (a escoger)
Mango natural

mango

mango1 web

También en losa como alguno de los platos anteriores, el mango estaba en su punto de madurez y originalmente servido preparado para comer directamente, como podéis apreciar en la fotografía. Un final dulce y natural que no necesitaba ningún acompañamiento.

0
Arroz negro con crema de coco y sésamo

Arroz negro web

Arroz negro BN web

Movidos por la curiosidad del arroz negro de postre, había que probarlo. Enseguida la camarera nos aclara que no es un arroz cocinado con tinta, como aquí lo conocemos, sino que se trata de un arroz asiático, de color negro en su forma natural, también conocido como arroz venere, arroz del emperador o arroz prohibido porque su consumo se limitaba a las mesas donde comía esta figura. Es un arroz dulce y posiblemente el postre más exótico que he probado. El sésamo, que tan bien sienta a casi todo y la crema de coco hacían de este postre un manjar. Imprescindible.

Bebida
Una copa de vino (blanco, negro o rosado) o un refresco.

En este caso nos pedimos una botella de vino blanco porque nos pareció que acompañaría mejor la comida. Dado que el menú incluía una copa, nos dieron la opción de igualmente traernosla de tinto si nos apetecía con alguno de los platos, un detalle a tener en cuenta. Escogimos un clásico blanco que no se encuentra en demasiados restaurantes y cada vez que tenemos oportunidad y lo encontramos en carta aprovechamos para pedirlo: Terras Gauda. Un vino recomendado por la propia bodega para acompañar a la cocina asiática, en su punto exacto de temperatura y servido con cubitera para mantenerla. Es un blanco muy recomendable, si no lo habéis probado no dejéis pasar la oportunidad de hacerlo.

Vino Terras Gauda

En general, la experiencia visual, olfativa y gustativa es única. Desde el primer momento que entras en el restaurantes te das cuenta que no es un lugar habitual, la decoración llama la atención, antes de sentarte en la mesa es recomendable visitar el local, que por si mismo ya es toda una atracción. La mezcla de olores a cítricos y especias sin una clara identificación, la comida elaborada con gusto y exótica son una buena opción para salir de la rutina. Es un lugar ideal para una ocasión romántica. Yo fui a mediodía, pero le debo una visita nocturna, debe ser impresionante. Seguramente, la luz tenue de las velas hacen de él un lugar ideal para parejas,  bien sean consolidadas o bien para que alguien acabe de decidirse a dar un paso más. En cualquier caso sirve para cualquier ocasión en que tengáis la necesidad de sorprender a alguien. Ponedlo en vuestra agenda.