Crema de Calabacín con un toque Umami

Crema de Calabacín con un toque Umami

En Marzo tuvimos la suerte de ser invitados a Le18, un sitio estupendo cercano a Plaza España que han transformado totalmente convirtiendo una antigua fábrica de hielo industrial que utilizaban desde l’Escorxador (matadero) en un local elegante, moderno y funcional, combinación ideal si además lo mezclamos con un gusto extraordinario y un trato cordialísimo.

Sesamo con sabor a cereza ume crema de calabacin

Este nuevo proyecto tiene varios brazos que abarcan diferentes eventos todos relacionados con la gastronomía y que seguro nos darán que hablar en breve. De momento, asistimos a la presentación de unas Especias Japonesas que se catalogarían como Umamis. ¿Habéis oído hablar de ello? El Umami es el llamado quinto sabor. Una palabra japonesa cuya traducción sería sabroso y que provoca muchísimas sensaciones. Aquí tenéis más detalles sobre qué es.

pp Sesamo con sabor a cereza ume terra exotique crema de calabacin

Uno de los productos que nos dieron a conocer fue el Sésamo a la ciruela Ume, y, ya que nos trajimos una muestra para casa había que darle uso, y ¿por qué no empezar con una receta sencilla, de diario para convertirla en un plato con un punto más exótico?

Pues os vamos a contar como hicimos una crema de calabacín, que hace tiempo que no ponemos una receta. Podréis hacerla con ingredientes más cotidianos, porque está buenísima o darle el toque asiático con este sésamo hacerla más sofisticada. Como siempre, proporciones a ojo (queremos decir que no son pesadas al milígramo) y adaptaciones las que queráis para que la disfrutéis como os plazca.

calabacin y cebolla para crema de calabacin

Ingredientes para un par de tazones:

Los imprescindibles AOVE (aceite de Oliva Virgen extra) y sal.

Un par de calabacines , que hagan más o menos un Kilo.

Una cebolla.

Un chorrito de vino blanco.

Los complementarios, una loncha de jamón y semillas de sésamo a la ciruela Ume.

Empezamos por picar la cebolla para ir cocinándola a fuego medio. Mientras que se va haciendo, pelamos los calabacines y los cortamos a rodajas. Hacerlo así no tiene más finalidad que tarden menos en hacerse: a más pequeño lo cortemos, más rápido se harán, con el consecuente ahorro, que hay que mirarlo todo. Si vais con prisa, pues cortadlo como más cómodo os resulte 🙂

calabacin a rodajas crema de calabacin

Mientras, la cebolla habrá ido cogiendo color, estará seguramente en su punto, pero si no es así, ir moviéndola hasta que más o menos coja un color dorado

cebolla pochada crema de calabacin

Añadir el calabacín y mezclarlo todo. Salarlo y subir un poco el fuego, con cuidado que no se queme la cebolla. Verter un chorro de vino blanco, un toque diferente que le sienta muy bien, del que también podéis prescindir, aunque no os lo aconsejamos. También se le puede añadir un poco de caldo concentrado, media pastilla, de carne, que también ayudará a que esté más sabroso. En cuanto se evapore el alcohol del vino, añadir agua o caldo si tenéis hasta justo cubrirlo.

calabacin y cebolla pochada con agua crema de calabacinAhora, dejadlo cocer a medio fuego durante 15-20 minutos dependiendo de si lo habéis cortado más o menos fino. Cuando ya esté todo bien blanco, retirar del fuego y pasar por la batidora hasta que quede fino, una crema. Y ya está, hasta aquí, la crema de calabacín. Pero se trata de hacer algo diferente, de echarle imaginación y de buscar nuevas alternativas ¿no?. Aquí va nuestra sugerencia.

En una sarten sin añadirle nada de aceite, pon dos lonchas de jamón. Obviamente, cuanta más calidad tenga el jamón mejor, pero para darle un toque tampoco es necesario que utilicéis un “5J”. Se trata de asarlo, de darle un toque crujiente.

jamon pasado por sarten crema de calabacin

Y ya nos disponemos a servir. Tenéis dos opciones, poner la loncha entera o hacerla trozos, como más os guste o como más vistoso os quede.

Zenital crema calabacin servida con loncha de jamon y sesamo ciruela ume_

Nosotros, servimos en un bol la crema, troceamos la loncha de jamón y le dimos el toque final, tanto estético como de sabor con el sésamo de ciruelas Ume. Además, un chorrito de aceite de Oliva en crudo, sin mezclar, que también realza el sabor. Un primer plato buenísimo, o único para una cena ligera, sano, sabroso y fácil. Como os comentábamos, la crema de calabacín es un plato que hacemos bastante, pero ahora, con el sésamo, le hemos dado ese toque de distinción que la suba a un nivel más… Os lo recomiendo, pequeños aderezos de este tipo son los que marcan la diferencia!.

Bon profit!

Anuncios