La Calèndula

La Calèndula

Vamos a hablaros de un restaurante al que ya no podréis ir. Por lo menos al mismo espacio. Pensareis entonces que es absurdo que os expliquemos nuestra experiencia porque si os gusta tanto que queréis probar estos platos a toda costa, entonces, ¿qué vais a hacer?.Beuflor Iolanda Bustos la calendula baco y bocaPues todo tiene una razón de ser y aunque es cierto que La Calèndula de Girona cerró sus puertas no ha sido un cese, sino un salto. Pero paciencia os lo explicaremos todo. Ahora vamos a la comida. Una comida especial porque Iolanda Bustos, la Chef, lo es en sus creaciones que se basan en un ingrediente poco habitual: Las flores comestibles.

Aprovechamos una vez más el Girona Temps de Flors para visitar la engalanada ciudad, disfrutar de las decoraciones y las puertas abiertas de más de un edificio histórico habitualmente cerrado al público y de uno de los menús de flores que los restaurantes de la ciudad confeccionan durante los días festivos. En esta ocasión no fuimos en fin de semana y tuvimos algo más de facilidad al poder reservar en La Caléndula que era el elegido y uno de los más solicitados. Sobre todo si tenemos en cuenta que era la última vez que se podría degustar.

Fuimos cuatro, dos comimos menú y dos eligieron platos de la carta, así que podré explicaros diferentes platos. Empezamos con los 2 entrantes que formaban parte del Menú de Flors:

Patató amb mojo de caputxinesPatató con mojo de capuchinas (Patató amb “mojo” de caputxines). Tal y como era el plato y por el mojo creo que Iolanda seguramente encontró algo de inspiración en el típico plato canario de papas arrugás con mojo picón. O quizá no, pero a mi me lo recordó por los ingredientes, el tipo de patata y el mojo obviamente, que estaba hecho con flores y hierbas picantes. El entrante era muy correcto, unas patatas pequeñas y servidas enteras, de bocado, con la salsa que no sé hasta qué punto tiene similitud con la original, ya que no la tengo muy identificada. Muy buenas.

entrante de tempura de flores y hierbas del jardín la calendula baco y boca

tempura de flores y hierbas del jardín la calendula baco y bocaTempura de hierbas y flores del jardín (Tempura d’herbes i flors del jardí) fue el segundo entrante del menú. Una buena y crujiente tempura, bien frita, sin exceso de aceite. No puedo decir cuáles eran exactamente las hierbas y flores que se sirvieron pero todas estaban buenas. Un picoteo vicioso ideal para abrir el apetito o para empezar a calmarlo.

El primero que elegí del menú fueron unos Tallarines de calamar sobre un terciopelo de guisantes y caléndulas (Tallarins de calamar sobre un vellut de pèsols i calèndules).

Tallarines de calamar sobre terciopelo de guisantes y calendulas_Una crema deliciosa, con combinación de texturas y sabores poco habituales. Daba pena meter la cuchara para deshacer este espectáculo de colores y texturas. Algo de bacon, algún guisante entero y las flores mantenían un equilibrio. Era dulce, pero si empalagar. Un dulzor derivado seguramente de los propios guisantes. Lo único fue que encontré escasos los tallarines de calamar. Casi no se percibían aunque es posible que si no hubieran estado el sabor hubiera sido diferente. Todos eran sabores muy sutiles y elegantes en este plato. Exquisito.

El primero que se eligió de la carta fue Carpaccio de Sepia con pimientos rojos, habitas, hierbas y flores del campo.

Carpaccio de Sepia con pimientos rojo, habitas hierbas y flores del campo la calendula girona baco y boca

detalle Carpaccio de Sepia con pimientos rojo, habitas hierbas y flores del campo la calendula girona baco y bocaMuchísimas flores en este plato, un arcoiris!. Realmente la vistosidad que las flores le otorgan son poco comparables a cualquier otro ingrediente. Un juego de colores como este dudo que pudiera conseguirse con otra cosa. El carpaccio era correcto, estaba bueno pero igual que en los tallarines, se percibía poco. Vuelvo a la misma teoría, sabores demasiado sutiles que quedan difusos. Con ello no quiero decir que esté malo, ni mucho menos, sino que hay que ir con la idea de que es otro tipo de cocina, de concepto. Estaba bueno, el aliño muy correcto y, una vez más elegantísimo.

Suprema de merluza con mussolina amb mussolina de clavellinas la calendula baco y boca

Suprema de lluç amb mussolina de clavellines i flors d'allium la calendula baco y bocaEl principal del menú por el que me decanté fue una Suprema de merluza con mussolina de clavellinas y flores de allium (Suprema de lluç amb mussolina de clavellines i flors d’allium). Tanto la calidad del pescado, como la harmonía del plato eran destacables. Hacía tiempo que no comía un plato así. Tanto la otra persona que comió la merluza como yo coincidimos en la opinión. Con el toque gratinado, sin duda, el mejor plato del menú que tomé.

Canelón de manzana relleno de botifarra de perol y Pesto de flores la calendula baco y boca

Canelón de manzana relleno de butifarra de perol la calendula baco y boca

Canelón de manzana relleno de butifarra de perol y Pesto la calendula baco y bocaEl segundo de la carta fue Canelón de manzana relleno de botifarra de perol y Pesto  de flores. Una vez más, todo un placer para la vista que daba pena desmontar. Un gran canelón, solo uno formaba el plato cuya elaboración seguramente debe ser bastante laboriosa. Enorme, llenaba el plato tipo bandeja y continuaba con la línea de decoración de flores comestibles. En este caso, el plato fue más rotundo, se notaba que era un principal y los ingredientes más consistentes, aunque el canelón no era pasta, sino manzana. La combinación de sabores del dulce y salado aderezado con la marca de la casa fue un buen acierto.

Buñuelos de flor de sauc calendula baco y boca

copa la calendula baco y bocaEl postre del menú eran unos buñuelos de flor de Saúco y copa de “Xampanyet” de sus flores (Bunyols de flor de saüc i copa de xampanyet de les seves flors). Los buñuelos eran esponjosos y dulces acompañados con la bebida de la propia fermentación de las flores fue un postre ligero que cerraba un menú, cuanto menos, único.

Pastel esponjoso de chocolate con crema de vainilla y helado de frambuesa calendula baco y boca

Pastel esponjoso de chocolate con crema de vainilla y helado de frambuesa la calendula baco y bocaEl elegido de la carta fue un Pastel esponjoso de chocolate con crema de vainilla y helado de frambuesa. Su nombre lo define a la perfección. Esponjoso, bañado con el buen sabor de la vainilla y el toque de frescor del helado natural de frambuesa muy sabroso. También fue un acierto.

LA FLORESTA DO emporda la calendula baco y boca
pere guardiola vino calendula baco y boca
La comida la acompañamos con una botella de vino blanco La Floresta D.O. Emporda. Todos los vinos que La Calèndula tenía en su carta eran de la tierra, catalanes. De diferentes denominaciones de origen, pero todos de aquí. Creo que es el único restaurante que he visto con una carta de vinos dedicada en su totalidad a las D.O. Catalanas. Un aplauso por La Calèndula, por promocionar nuestro producto y por apostar por lo nuestro. De esta forma se comprueba que la variedad y la calidad de nuestros vinos es más que suficiente. No es que rechacemos vinos de otros sitios, pero es una iniciativa admirable.traslado de la calendula a regencos calendula baco y boca
 Una comida así costaba unos 35 Euros por persona dos fueron menús y dos a la carta, el vino, cafés y algún chupito. La verdad, valió mucho la pena el viaje a Girona para degustar esta creativa y original cocina. Algo diferente, sabores suaves, distinguidos, frágiles pero bien combinados, insólitos y característicos. El servicio y el ambiente fueron correctísimos.
Ahora La Calèndula ya no está en Girona. Pero Iolanda y su Rebost no han desaparecido. Como os contábamos al principio, ha sido un salto, una alianza, un cambio para seguir con su original cocina en otro lugar a partir del 1 de Julio, en Regencós, donde Iolanda reabrirá La Calèndula y ofrecerá su cocina con flores en el entorno del Hotel del Teatre, 4 Estrellas, en el Baix Empordà.
Anuncios

Girona Temps de Flors

Girona Temps de Flors

Hemos manifestado muchas veces nuestro cariño por la ciudad de Girona. Quizá ese sentimiento se debe en parte por nuestra visita hace un par de años al Girona Temps de Flors que desembocó en una de las primeras entradas en el blog… que tiempos aquellos.

Es en esta época cuando se celebra esta fiesta que adorna la ciudad con flores, aperturas de edificios emblemáticos habitualmente cerrados a visitas, esculturas, alfombras… Un festival emblema que presentaron la semana pasada en la Llotja de Mar de Barcelona.

20150422 Presentació Temps de Flors BCN

Fotografía facilitada por la agencia de comunicación

Como embajadores de la ciudad Els Amics de les Arts interpretaron un par de canciones como inicio del acto en el que los dos Alcaldes, el de Girona y el de Barcelona, presentaran el evento. Es posible que penséis que porque algo que se celebra en Girona se presente con bombo y platillo en la Capital. Es lógico: el tirón que tiene Barcelona debe aprovecharse, porque no deja de ser una fiesta de la que todos disfrutamos y que visitan cada año más Barceloneses, con incrementos de hasta un 40% .

Pero vamos a Girona Temps de Flors y a lo que vamos a encontrar allí, centrándonos en la parte gastronómica:

Los ya famosos Menús de Flors: Del 10 al 18 de Mayo, 41 restaurantes de la ciudad de la Associació d’Hostaleria de Girona i Radial ofrecerán menús dónde las flores comestibles están integradas en algunos de los platos que los componen: flores de Romero, Pensamiento, Acacias… la imaginación y las ganas de superarse hacen difícil la elección!!

Por las noches la oferta cambia y las flores se van a vivir entre aperitivos, cócteles, copas, dulces y otras creaciones a partir de las 8 de la noche para los que prefieran pasear por sus calles al final de la jornada.

Para esta edición, unos bombones muy especiales y exclusivos podrán comprarse durante los días que durará Girona Temps de Flors hechos por el premiado como mejor Repostero del Mundo 2014, Jordi Roca.

Bombones jordi roca girona temps de flors

Dentro del marco de esta 60 edición (60 años…) también se celebra el Festival A Cappella con actuaciones en diferentes lugares y horarios. Cuando fuimos vimos un par de actuaciones bastante interesantes!!!

En total 8 días en los que Girona se vuelca en recibir visitas y luce sus mejores galas. Os recomendamos mucho visitar esta ciudad en cualquier momento, pero estos días os diría que es imprescindible. Nosotros repetiremos este año para ir a degustar alguno de sus menús. Ya os contaremos cual!

 

Bubble gastrobar

Bubble gastrobar

Aprovechando el inicio de la semana de temps de flors fuimos a probar alguno de los menús especiales que hacen para esta semana, en los cuales hay siempre algún ingrediente que sea una flor. Escogimos el bubbles gastrobar que no tenía mala prensa.El Menú está formado por una bandeja de tapas variadas, un plato principal a escoger, bebida y postre.

Menú de les flors · Girona Temps de Flors 2013
Tapas por persona
Nachos Soft y polvo de violetas
(tomate confitado, guacamole y soft de queso de cabra)

Nachos soft y polvo de violetas

Estéticamente, lo más vistoso de todo: se lucía la presentación, al ser más original que el resto de platos. De sabor estaba bastante bueno, aunque como algunos sabréis la parte del queso no la probé y la textura era la de una mouse. Bien conseguida.

César de pavo escabechado, brotes tiernos y clavel chino

César de pao escabechado, brotes tiernosen y clavel Chino

Algo parecido a un burrito, correcto, pero nada especial. Para mi gusto, un poco seco, quiza alguna salsa le hubiera sentado bien, hubiera quedado más jugoso.

Crema de guisantes a la menta con butifarra negra y flor de acacia

Crema de guisantes a la menta con butifarra negra y flor de acacia

Bastante buena, pero sabía a poco, era un “chupito” aunque es cierto que este tipo de surtido de tapas ya suele ser así. En este caso, se notaba el aroma y sabor de la menta que le daba un frescor apetecible, junto con la combinación de la butifarra negra, una buena  tapa

Coca de pimientos al carbón

Coca de pimientos al carbon

No dejaba de ser una rebanada de pan con atún y pimientos, aunque éstos no eran demasiado visibles. Lamentablemente se notaba demasiado que estaba preparada, pues ya sabéis que el pan con tomate queda “mojado” si se hace con demasiada antelación. Bueno de sabor, pero hubiera estado más sabrosa con un pan de coca, con menos miga y, por supuesto, hecho al momento, pues no necesita cocción, sino sólo montaje. Una lástima porque es un bocado que siendo tan sencillo permite lucirse mucho si está bien hecho.

Ceviche de langostinos y flor de Malva 

Ceviche de langostino y flor de Malva

Bien, correcto, nada extraordinario. Muy picante, eso sí. Poca cosa que decir de esta tapa. Era ceviche, ni más ni menos, con langostino, tal y como podéis ver.

Croqueta con romesco de avellanas

Croqueta con romesco de Avellanas

No supe exactamente de qué era la croqueta. Mal asunto, no por desconfianza, pero si por la misma razón que con el pimiento: una tapa tan recurrente, que tanto gusta, se le podía haber sacado mucho más. Al principio pensé que era solo una bechamel muy espesa, pero después descubrí que tenía arroz. La salsa romesco de avellanas era tan poca que no puedo opinar de ella, como podéis apreciar en la foto. De acuerdo que no se trata de bañar la croqueta, pero sí de notar el ingrediente si está en el nombre del plato. Comestible, nada más.

Segundo plato a escoger

Los platos principales ganaron bastante, no en cantidad, pero si en calidad y sabor

Estofado de bacalao, setas y espárragos

Estofado de bacalao, setas y esparragos

El bacalao, ese gran manjar, estaba muy bueno, la salsa que lo acompañaba de setas y espárragos combinaba a la perfección. Teniendo en cuenta que el bacalao es tan versátil pero mal cocinado puede ser tan soso, debo reconocer que estaba en su punto, sólido, carnoso y muy sabroso.

Fideuada de calamares con all i oli (este plato no lo escogimos)
Entrecot especiado con “chimichurri” de ajos escalivados

Entrecot especiado con ximixurri de ajos escalivados

El entrecot estaba tierno, bien cocinado y respetando la petición y la salsa que lo acompañaba le daba un buen toque, acompañado de un puré de patata casero. Correcto.

Postre
Crema de chocolate, pétalos de rosa y borracho de naranja.

Crema de chocolate, petalos de rosa y borracho de naranja

Al final de la comida el postre elevó la nota media del menú. Era chocolate blanco y el bizcocho se deshacía en la boca. Muy bueno, dulce, pero no empalagoso, el bizcocho borracho, pero sin llegar al “coma etílico”, por lo que la combinación era exacta.

Pan y Vino

Pan               Vino Nuviana

Acompañado todo un dos panecillos de pan buenos, pan blanco, sin opción de escoger, aunque es cierto que no fue necesario porque la ración era suficiente. Respecto al vino, nos dieron a escoger entre un blanco y el tinto Nuviana de 2011 del Valle del Cinca. No hubo restricción alguna y nos pusieron una botella directamente, sin necesidad de tener que ir pidiendo llenar la copa como en otras ocasiones se ha dado el caso y el vino, sin ser espectacular, estaba bueno. Correcto para el menú y el precio.

En general, salí un poco decepcionada, pero si tenemos en cuenta el precio (25 Euros todo incluído excepto café), las fechas y que se trataba de un menú degustación, no estuvo mal. Había leído muy buenas criticas y puntuación de este restaurante y quiero pensar que la semana de la fiesta de las flores quizá les sobrepasó. Posiblemente en el caso de volver a Girona opte por otros restaurantes que tenía ya elegidos, pero que en esta semana no tenían disponibilidad.

Temps de flors acaba este domingo y si tenéis oportunidad, echadle un vistazo a la web, pues además de los menús y la decoración de la ciudad, que no necesita para estar bonita, también es el festival “A Capela” donde hay varias actuaciones de grupos de este estilo y vale la pena, después de comer, dar un paseo, comprar un helado en rocambolesc y sentarte a ver uno de los conciertos.

Si lo visitáis, no olvidéis decir que lo habéis visto en Baco y Boca 🙂