TastalaRambla celebra su 3ª Edición

TastalaRambla celebra su 3ª Edición

Un evento que hemos visto nacer y que vamos viendo como crece cada año, vuelve: TastalaRambla. Celebrará su 3ª Edición del 9 al 12 de Junio en su escenario habitual, la Rambla de Santa Mónica de Barcelona.

La gastronomía de la Ciudad Condal viajará estos días al que posiblemente sea el punto más transitado. Para ellos los restaurantes llevarán a los diferentes espacios donde se celebrará el TastaLaRambla sus platos más exitosos, sus cocinas y sus Chefs.

FotoGrup

Vuelven a repetir los restaurantes más conocidos de Barcelona como Espai Kru, Dos Palillos, Gaig, Caelis, Mano Rota, Oaxaca, Petit Comitè o Via Veneto, pero también encontraremos nuevos de reciente apertura en la ciudad como Alquimia Fogo, Elephant Crocodile Monkey, Estimar o Tío Carlos. Todos ellos de alta cocina, con el TastalaRambla se ofrece la oportunidad de degustar la alta gastronomía a precios populares y pequeños formatos.

DossierTastALaRamblaC

Tast a La Rambla -III Semana de Gastronomía de Barcelona reunirá un total de 50 establecimientos y diferentes temáticas: cocina de autor, cocina tradicional, pastelería, tapas y platillos y un nuevo sello: Los Bocadillos de Barcelona donde Sagàs, El Filete Ruso o la Puntual se lucirán.

Se celebrarán Showcookings y talleres en Arts Santa Mónica y desde el escenario de Estrella Damm amenizarán las jornadas con actuaciones musicales.

También este año y paralelamente a las actividades que se celebrarán en el espacio específico de TastalaRambla, se celebrará el III Concurso de Tapas y Vermut Cinzano, marca que este año patrocinará este concurso. En este caso, del 2 al 12 de Junio, 14 restaurantes de la Rambla ofrecerán de una tapa maridada con un vermut preparado por 4,50 Euros. Un jurado dirá cuál ha sido la tapa ganadora el día 9 de Junio.

DossierTastALaRamblaCAST

Y para todo el que vaya y tenga perfil en Instagram, se celebrará un concurso con un premio de un lote de productos Cinzano y una degustación de tapas en el restaurante ganador del III Concurso de Tapes y Vermut Cinzano. Un concurso para que deberá utilizarse el hastag #VermutdelaRambla y mencionar a @Cinzanospain.

9, 10, 11 y 12 de junio de 2016.

-Jueves 9 y domingo 12 de junio: de 12,00 horas a 22,00 horas.

-Viernes 10 y sábado 11 de junio: de 12,00 horas a 00,00 horas.

Distintos espacios distribuidos por la Rambla de Santa Mónica.

Para más detalles, consultad su web

 

 

Anuncios

Tapatxi

Tapatxi

El día en que Barcelona parecía Bilbao fuimos a Tapatxi. Siendo sincera no había tenido en cuenta la situación cuando reservamos. Es más, si lo hubiera pensado bien no lo hubiera hecho justo por ese motivo. También hay que tener narices para ir a un vasco, un día de final futbolera Barça-Athletic… Pero a lo hecho pecho y después de pasear algo por la rambla entre gritos animosos de la afición de alguna forma te contagias del entusiasmo y “p’alante” que casi casi te vuelves vasco a la que estas diez minutos rodeado de gente tan sana!Tapatxi Baco y BocaLlegamos a Taptaxi, suerte de la reserva y nos sentamos. Somos los extranjeros, como se puede esperar en un restaurante de la calle Ferran de Barcelona, pero ese día lleno de un turismo rojiblanco. Nos atiende directamente Juan Aparicio, el chef, el resto está inmerso en un ritmo desenfrenado sirviendo cañas, vinos y hasta calimocho! (Pensaba que eso ya no existía) le comentamos a Juan la situacion en tono cordial y el resignado y con simpatía nos comenta que en dos horas llevan 7 barriles de cerveza y que los pinchos que normalmente lucen en su barra han tenido que ponerse a resguardo.

Vamos directos al grano. La reserva era para degustar el menú de vaca vieja, no hay nada que pensar ni carta que mirar. Solo elegir la bebida que el menú contemplaba (la primera copa) y decirles que en el primer plato, el carpaccio con parmesano podrían servir el queso separado. Ah! Y elegir también el punto de cocción de la carne, el segundo.Carpaccio de ternera de vaca vieja Tapatxi Baco y Boca

parmesano Carpaccio de ternera de vaca vieja con vinagreta de mostaza Tapatxi Baco y Boca
Una copa de vino generosa, 4 buenos trozos de pan con tomate y el Carpaccio llega asombrosamente pronto dada la situación y el colapso que me imagino que debería haber en la cocina. También es cierto que no es que necesite gran preparación, pero no hay que quitarle mérito.

El parmesano lo han hecho en flor para ponerlo en la mitad de la ración ya que es a compartir. Así no hay riesgo de que de vuele ninguna viruta a “mi parte”. Va aliñado con un vinagreta agridulce y hierbas aromáticas. Diría que mostaza antigua y algo de miel. No lo había comido nunca así y la verdad es que le sienta bien, nos gustó. La cantidad servida era correcta tirando a correctísima recordando otras ocasiones. En algún que otro sitio deberían plantearse que, vale que el carpaccio es papel de fumar, pero no fondo de plato…

Carpaccio de ternera de vaca vieja con vinagreta de mostaza Tapatxi Baco y BocaRetirada del plato y enseguida, el chuletón de 500 gramos. Uno para cada uno y en el punto pedido. Enorme trozo de carne que asusta, pero es un miedo algo infundado, no debe servir para amendentrarse a la hora de elegirlo: gran parte de esos gramos se quedaran en el plato e forma de grasa y hueso. Esos desperdicios de la Chuleta son los que la hacen tan jugosa.
La Carne era buena, estaba tierna y bien hecha.
chuleton 500 gramos de vaca vieja Tapatxi Baco y Boca
La afición bilbaína sigue entre cantos para su equipo y acabando con las existencias de cerveza de la barra, pero y también sentándose en las mesas que iban quedando libres para meter algo sólido en el cuerpo. De alguna forma, puede ser que por “deformación profesional” observaba si el resto de clientes estaba siendo atendidos igual que nosotros, ya que ellos iban a la carta, a raciones y dudo que los estuvieran esperando. Llegué a la conclusión de que el equipo de tapatxi demostró estar bien organizado. Por lo menos, en momentos de crisis todos están dispuestos a arrimar el codo con toda la voluntariedad para que nadie se quedara más tiempo del imprescindible sin calmar su hambre. Hemos estado en  sitios con 6 mesas 3 camareros y nos ha dado la sensación de ser transparentes!!! Y cuando nos hemos hecho ver, tomarte nota es casi hacerte un favor para que no “molestes” más.
postre cuajada casera con miel Tapatxi Baco y Boca

cuajada casera con miel Tapatxi Baco y Boca

El postre también era fijo: Cuajada casera con almendras, miel y algo de mouse de nata. Juan nos dice como debíamos comerla: hincar la cuchara y de abajo hacia arriba traerte todo para coger la textura más firme de la cuajada y la mas esponjosa de la mousse. Buen postre casero clásico con algún añadido de frutos rojos para rematarlo. También fue un postre muy correcto.
Tenía mis reticencias sobre Tapatxi, no lo negaré. Lo había visitado en otra ocasión y salí algo defraudada. Pero rectificar es de sabios y debo hacerlo valorando lo más objetivamente posible esta segunda visita: Teniendo en cuenta la situación caótica de ese día y visto desde la barra (nunca mejor dicho) el servicio muy bueno, no solo con nosotros que íbamos a menú cerrado, sino con todos. La comida considerando el precio, 19 € le doy un bien alto. Sencillo pero sabíamos de antemano que no íbamos a tomar tapas creativas ni a probar especies exóticas. El ambiente fue divertido y anecdótico que puede repetirse cada no se cuantos años, pero me temo que no será el que nos encontremos cualquier otro día. Pero esta fue nuestra experiencia en ese día especial y por ella vamos a hablar. Sin final de copa y sin menú temático es muy posible que Tapatxi parezca un restaurante opuesto al que visitamos. Ahora está en empate, una buena y otra no tanto. Sacad vuestras conclusiones si lo visitáis. Quizá tengamos que hacer una visita de desempate, quizá haya que esperar a que vuelvan a hacer alguna jornada temática y así, salir de dudas. Ya veremos.

Cent-onze

Cent-onze

Por su aspecto exterior llama la atención aunque el bullicio de la Rambla de Barcelona le rodea, parece que dentro puedes conservar cierta discreción. Cent-onze es el restaurante del Hotel Le Meridien HUB, y como hace unos años los hoteles han abierto las puertas de sus restaurantes como algo independiente al hotel, allí que nos fuimos.

Centro flores en centonze restaurante barcelona

Pensamos que es una opción fantástica, pues generalmente son cocinas elaboradas y el buen servicio que suele darse en los hoteles de cierta categoría se hace extensivo al restaurante. En más de una ocasión nos hemos topado con gratas sorpresas y grandes cocinas visitando estos restaurantes.

Existe la convicción general de que los restaurantes que están en pleno meollo no son buenos y que se aprovechan del turista que en muchos casos, se come una paella sin más referencia y “cuela” cualquier cosa. Y los habrá, de hecho los peores catalogados de Barcelona están en la Rambla, pero tampoco es justo descartar todos ellos por esa cuestión,  los hay muy buenos, buenos, aconsejables y correctos.

Cent-onze está  en la misma Rambla 111, esquina con Pintor Fortuny. El espacio destinado al restaurante es amplio y tiene unos ventanales estupendos a la Rambla. Si tenéis la suerte de que os den una mesa que tenga vistas, tenéis el entretenimiento asegurado. Nosotros la tuvimos!

Restaurant Cent Onze

Mesa en centonze restaurante barcelona

Un buen Jazz de música ambiental, unos tonos más bien oscuros, grandes cortinajes y techos altos con una gran lámpara es lo más destacable de la decoración. Nos recibe el Sumiller del restaurante, Francisco, que nos acompaña a la mesa y nos acomoda, nos da la carta y se retira para que hagamos nuestra elección. Se puede optar por Menú laborable o de fin de semana, Menú degustación y carta , además de algún paquete en fechas especiales combinado con estancia en el hotel.

Tienen una carta de vinos extensa, bien equipada aunque los precios son un poco altos: Perro verde, Martín Codax… pero nos decantamos por un Priorat (parece que últimamente tira esta zona!) para acompañar dos ensaladas de primero, un pescado y el plato sugerido por ser el mejor valorado por los clientes.

Croquetas de Risotto

Croquetas de Risotto aperitivo en centonze restaurante barcelona

Unas Croquetas de Risotto alegran la mesa mientras que traen la comida, ese bocado que abre el apetito, si es que no está lo suficientemente despierto. En concreto estas croquetas eran curiosas por su aspecto, parecían unos panellets, pero no por el sabor, no eran nada dulces 😉 y ya precediendo a la comida, para acompañar el pan normal, de aceitunas o semillas que nos dieron a elegir, nos traen una bonita mantequera y un pequeño bol con aceite y olivada.

Mantequilla y aceite con olivada

Mantequilla y aceite

Mientras que nos traen las ensaladas, Francisco repasa que todo esté correcto y nos explica que tiene entre manos un proyecto con los vinos: maridajes y catas. Le comentamos lo que nos había parecido la carta de vinos del restaurante, pero al parecer quieren modificarla, hacerla más reducida, más selecta y más flexible, cambiándola más a menudo. Mientras que estamos charlando, llegan las ensaladas, sin ninguna tardanza más que la necesaria para hacerlas. Primero, la Ensalada de Lechugas de la Boquería.

Ensalada de Lechugas de la Boquería

Ensalada de lechugas de la boqueria con huevo tomate y atún en centonze restaurante barcelona

Detalle ensalada de lechugas de la boqueria con huevo tomate y atún en centonze restaurante barcelona

Completísima con tomate, huevo, pimiento, pepino, zanahoria, unas hojas frescas y crujientes y una buena ración de atún. Bien aliñada. Puede servir de plato único un día sin demasiado apetito. Algo más que una ensalada verde que, aunque de todo admite, muchas veces se queda en cuatro hojas y un par de trozos de tomate. No fue el caso.

La segunda ensalada era Ensalada de Jamón de Pato

Ensalada de Jamón de Pato

Ensalada de jamon de pato con virutas de foie manzana verde y reduccion de modena en centonze restaurante barcelona

Detalle Ensalada de jamon de pato con virutas de foie manzana verde y reduccion de modena en centonze restaurante barcelona

También generosa, y no solo de canónigos: jamón de pato, manzana verde, virutas (visibles y sabrosas) de foie y reducción de módena. Era una ensalada, sí, pero en este caso más sofisticada que la anterior. Sabrosísima. Muy aconsejable, si tenéis que elegir una de las dos, optar por esta. No porque la otra sea mala, sino porque es más cotidiana y no sorprende.

Suprema de merluza al vapor, el pescado elegido.

Suprema de merluza al vaporSuprema de merluza al vapor con pure de coliflor y vainilla y arena de aceitunas centonze restaurante barcelona

Detalle Suprema de merluza al vapor con pure de coliflor y vainilla y arena de aceitunas centonze restaurante barcelona

Así, sin más, puede parecer algo muy simplón, pero esta estaba servida con puré de coliflor y vainilla y arena de olivas negras. Un puré que transformaba completamente el plato y lo hacía de una elegancia extrema. Finísimo de sabor, el pescado en su punto, el puré suavísimo. Excelente,  nos sorprendió mucho este plato por ser muy equilibrado. Eso sí, debo decir que la ración nos pareció justa: era un trozo de merluza que no destacaba por su tamaño.

Según indicaba en la carta la Espaldita de Cordero era el plato mejor valorado por los clientes. Había que probarlo.

Espaldita de Cordero 

Espaldita de cordero al horno a baja temperatura en centonze restaurante barcelona

Detalle trinxat y Espaldita de cordero asada a baja temperatura con trinxat de col y patata en centonze restaurante barcelona

Así como la ración de merluza fue tirando a escasa, en el caso del cordero fue todo lo contrario. Es cierto que el precio de los platos, que podéis ver en su carta, no es el mismo, pero no es indicador de la ración. Definido como horneado a baja temperatura y acompañada de un trinxat increíblemente bueno, la espalda de cordero no estaba a la altura de lo esperado. Ojo, no quedó nada en el plato, es muy pero que muy comestible, pero nos sorprendió que fuera el mejor catalogado. Era un cordero bien asado, sabroso, bien horneado, pero estaba un punto duro. Si es una cocción a baja temperatura la carne suele quedar bastante más tierna. Eso nos dio que pensar: o se cocinó a más temperatura de lo anunciado o le faltaba tiempo.

Dos postres que no eran ni Tiramisú ni Tatín (por fin ¿no?) : Bizcocho de chocolate fondant con peras confitadas, speculoos de café y helado de bailey´s. 

Bizcocho de chocolate fondant con peras confitadas, speculoos de café y helado de bailey´s

Bizcocho de chocolate foundant con peras confitadas speculoos de cafe y helado de baileys centonze restaurante barcelona

Ahí es nada!. Mirad su aspecto… tentador verdad?. Pues, para nosotros, mejor de aspecto que de sabor. Lo esperábamos más dulce, más sabor a chocolate o más cremosidad. Pero como  siempre, es una cuestión de gustos y expectativas. Del postre, nada negativo que comentar. Estaba bien hecho y muy bien presentado. Un postre más al bolsillo!

Un nombre largo y una gran cantidad de sabores y texturas para el segundo postre.

Biscuit glacé de coco caramelizado con fruta de la pasión, mousse de chocolate blanco, rocas de yogurt y sorbete de litchies.

Biscuit glacé de coco caramelizado con fruta de la pasion, mousse de chocolate blanco roca de yogur y sorbete de lichis centonze restaurante barcelona

Poco habitual, de esos postres que solo tomas en restaurantes y que (nosotros) no te harás nunca en casa porque son 5 juntos: El biscuit, la fruta, el yogur, la mousse, el sorbete…pero muy bueno!. Puede parecer demasiado cargado, demasiados sabores pero todos eran con un toque tropical que encajaba y ninguno era excesivamente fuerte. Además, las diferentes texturas te permitían que cada bocado fuera diferente. Totalmente recomendable!.

En general y resumiendo, la comida estuvo correcta, pero alguno de los platos se podrían mejorar bajo nuestro punto de vista. A destacar, por un lado, el servicio correctísimo, cualquiera de los camareros, así como Francisco, tuvieron con nosotros un trato estupendo. Por otro, nos llamó la atención la diferencia de ración de la merluza y la del cordero, muy desproporcionada. La carta de vinos era extensa, pero el precio estaba excesivamente cargado.

Eso sí, nos gustaría destacar que en ningún momento percibimos ningún trato diferencial al ir con el Pasaporte Gourmet. Sabemos que hay establecimientos donde las promociones influyen negativamente, pero la verdad, en todos los casos que hemos usado el pasaporte (Semproniana, El Túnel d’en Marc Palou, Àpat) no se ha notado en nada más que en la cuenta: la comida para las dos personas (con el 50% de descuento) 74 Euros, pero es que 30 fueron del vino escogido, un Igneus del que os hablaremos el viernes. 

Igneus

Igneus Priorat Gratallops en centonze restaurante barcelona

Un lugar que teniendo en cuenta algunos establecimientos que le rodean, es una buena opción si estás por la zona. Debemos de ser conscientes del lugar dónde está Por favor, tomad esto como una opinión, nada más. No pretendemos ni mucho menos ser negativos pero por la oferta gastronómica que hay ahora en Barcelona, para el cliente de aquí que conoce más la ciudad y no está de paso quizá hay mejores alternativas.

lampara centonze restaurante barcelona

Enhanced by Zemanta