Carpe Diem Gastro (CDLC)

Carpe Diem Gastro (CDLC)

La película de “El Club de los Poetas Muertos” fue la que hizo famosa esta expresión: “Carpe Diem”. Se popularizó y empezó a formar parte de nuestro lenguaje diario y la decimos cuando queremos indicar que hay que vivir la vida, disfrutarla, dejarse llevar… vivir el momento. Carpe Diem también fue un grupo de música, no demasiado comercial, muchos no habréis oído hablar de él. Y Carpe Diem también es el nombre de un Club que alberga un restaurante en Barcelona.

Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaCDCL Carpe Diem Club Loung y Carpe Diem Gastro. Un restaurante que basa su oferta gastronómica en sabores de cocina internacional. La cocina de Marruecos, la de Thailandia, o la de la India son las que mayoritariamente recoge con los platos más representativos de estos países. Pero además no deja de lado tampoco otros lugares a los que hace algún guiño en su carta como algún Ceviche y en la que tampoco puede faltar un pa amb tomàquet, algún arroz y un buen jamón ibérico.

Quizá son ganas de complicarse la vida porque esta diversidad comporta tener una carta con más de 80 platos. ¿Realmente son necesarios? Rotundamente no. Necesarios no lo son, es más bien todo un reto para dar servicio a todo el público que llega a este restaurante, tan internacional como su carta.

carpe diem Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaCuando visito alguno de estos restaurantes y salgo satisfecha es cuando se me despierta la vena más reinvindicativa y pienso que hacemos mal en no contar con ellos como lo hacemos con otros. Igual que pasa cuando como fuera de Barcelona capital y pienso que tengo que hacerlo más a menudo. Así que hoy, vena reivindicativa despierta, os hablaré de este Club.camas thai Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

jaima Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaSeguro que muchos, igual que yo, habéis pasado infinidad de veces por delante pero no habéis entrado. Un pequeño cubo, con una puerta de entrada con estética árabe o hindú donde empiezan las escaleras que nos llevaran a la zona Lounge donde un ambiente mezcla de reproducciones de lo más típico de los países en los que basa su cocina: Jaimas, relieves en las paredes o pequeños rincones que parecen camas con dosel. El espacio amplio, muy amplio, lleno de cojines y con olor a incienso. Mi primer pensamiento fue: ¿aquí se come?… habrá quien si lo haga. A mi me resultaría algo incómodo

Por suerte al fondo, la terraza con mesas y también camas desde donde ya se contempla como a través de una gran ventana la playa de Barcelona ya tiene más similitud a un comedor.

playa barcelona Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaProbamos una pequeña muestra para hacernos una idea de la renovación que ha sufrido haciendo más hincapié aún en la comida asiática. Empezaremos con hacer mención a los panes. Solo los encontraremos allí, ya que los hace Paco Roig quien también trabaja para los hermanos Adrià. Son únicos, ya que son por encargo para añadirle algunas especies que acompañen en equilibrio la comida. Los panecillos son todo un peligro.mollete de pan Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

 

pan de curry Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaPodemos encontrar entre los entrantes un tartar de atún acompañado de un guacamole con un toque especial. El tartar de atún era de muy buen producto y diferente. Para mi gusto, un exceso de salsa lo hacía difícil de comer, es posible que sea solo una falta de costumbre por haberlo tenido siempre delante con presentación en timbal. De sabor estaba muy bueno y junto a él sirven unas ligeras tortitas sin provocar que llegue a ser pesado.

TArtar atun y guacamole Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

tartar atun Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

Tartar atun en Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaQuizá la que más pesa es la Cocina Nipona. Y eso se nota en su surtido de Sashimi y Niguiris que suelen contener Toro, Salmón, Atún, Pez mantequilla, langostinos..

surtido de sashimien Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

surtido sashimi Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

shashimi toro kobe Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaEs indiscutible que tienes que tener un muy buen producto para hacer este surtido. Aunque tampoco es garantía, es cierto, pero en este caso se ve. Se ve antes de catarlo. Por las vetas, uniformes y por los buenos cortes donde ya se intuye la calidad. El sabor confirma lo esperado. Un muy buen producto. Además todo con una presentación espectacular siguiendo la estética asiática, donde son grandes amantes de los adornos florales y vegetales. No podía ser de otra forma.

niguiri salmon Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

Sushi pez mantequilla Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaEl arroz en su punto, no se desmontaba nada ante mi torpeza con los palillos. El pez mantequilla, con toda la polémica que corre, lo saboreé poco, no soy ninguna especialista en este pescado tan poco habitual que suele ser suplantado por otros, pero su textura y sabor eran muy especiales. No usé salsa de soja para comerlos. Estaban muy jugosos, en su punto y preferí disfrutar más del sabor auténtico. Buenos surtidos que satisfacen seguro.bacalao negro Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

bacalao negro en Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaOtro de los platos que empieza a ser un fijo en las cartas de cualquier japonés que se precie es el llamado Bacalao negro. Llamado, digo, porque no es bacalao, aunque es conocido así por su similitud en la textura. Realmente es Gindara y fue servido con un glaseado de miso. Para mi, uno de los mejores platos. Supongo que al estar más elaborado tiene más matices que los sashimis y niguiris. Me pareció exquisito. Si os gustan los platos de pescado, os lo recomiendo.

Tikka Masala Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

Tikka Masala en Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaPasamos a la carne y cambiamos también de país al degustar este Tikka Masala, uno de los platos más representativos de la cocina Hindú. Un pollo servido con verduras, almendra jengibre y un arroz basmati imprescindible en la cocina de India como acompañamiento y que tan adecuado es para mezclar con la salsa. Muy bueno y no excesivamente especiado ni picante, aunque, como casi todo, esto va a gustos.

so Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

losa kobe en Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

solomillo kobe Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaY volvemos a Japón para una pequeña degustación de uno de sus platos estrella: El Wagyu. Una muestra de esta deliciosa carne vacuna originaria de la zona de Kobe. Vuelta y vuelta a la plancha, para atemperar más que nada porque, para mi sería un delito hacerla más o añadirle ni tan solo aceite. Así, sin más, con la sal añadida a la piedra se deshacía en la boca. Extraordinaria.

Hay muchas más propuestas en su carta, imaginad, hasta llegar a 80. Cous Cous, Babaganoush, Goas, Chuletones de Nebraska, Falafel…todo un viaje por el mundo.

thai cafe Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

oreo pasion Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaLos postres van a cargo de Nerina Ciordia, con formación en Espai Sucre. En Carpe Diem da rienda suelta a su imaginación con postres como el Thai Café: chocolate con sake, mascarpone y cardamomo y espuma de café con polvo de almendras caramelizadasOreo pasión Mousse de chocolate blanco, galletas oreo y crema de mango o fruta de la pasión o chocolates en diferentes texturas.  El punto final placentero con la suficiente diversidad para no dejar a nadie indiferente.

cubierto Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y BocaUna carta de vinos internacional, más de 90 referencias de varios países, desde biodinámicos locales hasta vinos Australianos; un Brunch como cualquier local de moda que incluye los huevos Benedict (de Calaf, eso si), dulces, sandwiches o platos de su carta, o una ambientación de zoco árabe los domingos con música en directo completan su oferta. Los precios tienen una horquilla muy amplia, tanto como su carta, pudiendo comer por 20 o 30 Euros o darse un lujazo y dejarse 300 o más. Esto dependerá de cada uno, de cada momento. Hay que reconocer que Carpe Diem no es un restaurante para ir a diario, es un concepto diferente, más de Lounge donde se mezclan a cualquier hora copas, picoteos o comidas más copiosas pero en un ambiente diferente, de relax.

don perignon Cdlc Barcelona Carpe Diem Baco y Boca

Algunos Barceloneses de cierta generación hemos descartado estos sitios por su ubicación, porque en su día no tenían un ambiente demasiado…¿apetecible? (seré cortés) o porque pensamos que su oferta va a ser paellador a 50 Euros. Los sigue habiendo, pero también puede ser ya hora de volver a recuperar de esta zona de Barcelona los que si valen la pena y no ignorarlos. Porque haber hay de todo, buenos restaurantes y no tan buenos, con precios asequibles y no tanto y con producto mediocre o tirando a excepcional. Los hay en la zona de la Villa Olímpica como también los hay en la zona de Horta o la de Sants y estos barrios siguen recibiendo nuestras visitas. Como decía antes, con la vena reivindicativa a flor de piel, no demos por perdidos ni pongamos a todos en el mismo saco sin conocer. Yo lo he hecho, e intento corregir el error. Estoy convencida que me aportará más de una sorpresa y espero que muy pocas decepciones. Hay que correr el riesgo!.

Anuncios

Vai Moana: Sibaritismo a pie de playa

Vai Moana: Sibaritismo a pie de playa

Pantea Group empezó el año pasado con su estrategia de desmitificar el concepto de que comer a pie de playa suponía comer mal. De que no necesariamente comer con los pies casi en la arena debía ser sinónimo de arroces aceitosos. De ahí nació esa estrategia de Chiringuito Gourmet (o Chiringuito gastronómico, como ellos mismos se definen) que lideran con sus platos poco habituales en estos sitios, planteando ofertas hasta ahora poco vistas y de esta forma, distinguirse. Nosotros visitamos uno de sus locales el año pasado, Vai Moana. Y nos gustó su propuesta, sobre todo, recuerdo la Hamburguesa Tokio

hamburguesa tokio mitad en Vai MoanaEs cierto que el nivel general de los chiringuitos de playa han mejorado, pero Vai Moana es puntero. Por su oferta gastronómica desde sus inicios y porque posiblemente ayude mucho su situación más alejada de la Playa de la Barceloneta y la de Icaria, ya que esta en la Playa de Bogatell. Aquí la pereza natural del ser humano es una ventaja, dejándolo un poco más alejado del “meollo”.

Este año ya empiezan la nueva temporada en la que veremos los resultados de un trabajo que desde diciembre se ha estado gestando y que se inició con el Fichaje del chef Jordi Samper.

jordi samper en Vai Moana Baco y BocaJordi se preparó codo con codo con los mejores: Jean Luc Figueras por ejemplo y pasando por la misma escuela donde lo hicieron algunos de la quinta de los estrellados Carles Abellan, Oriol Balaguer o Sergi Arola: en el Talaia de Ferran Adrià. Pero no os sonara tanto su nombre porque durante un tiempo ha priorizado la conciliación familiar al sacrificio que supone la carrera profesional de cualquier cocinero de ese nivel.
Pero ahora ha decidido volver liderando la oferta gastronómica de Pantea group.Bombón de foie con chocolate blanco Vai Moana Baco y Boca
Este verano han dejado en la carta sus mayores éxitos, algunos con cierto retoque, pero incorporan platos de cocina marinera con la elaboración justa para lucir el producto fresco y de calidad que es su prioridad.
Algo más de sofisticación en su carta, como el Bombón de foie con chocolate blanco con algún “toping” potenciador como pimienta,arándanos deshidratados y sal de vino tinto, el hummus con gamba roja de Palamós o las Croquetas de Pescado de Roca (el “Patito feo” del mar que tanto sabor aporta a la cocina marinera) evidencia esa intención de dar un paso más para cruzar lo más típico del tapeo sin perder su filosofía de comida más informal.
hummus con gamba roja de palamos Vai Moana Baco y Boca
hummus con gamba roja de palamos en Vai Moana Baco y Boca
Croquetas de pescado de roca en Vai Moana Baco y Boca
croquetas de pescado de roca Vai Moana Baco y Boca
Un Carpaccio de Gamba Roja aderezada con Salsa Ponzu, toda una maravilla para los paladares más exigentes deja ver que la cosa se pone aún más “seria”o una Lubina a la plancha en el punto justo en que la carne se despega de la espina y con la piel crujiente para no tener que dejarla en el plato, verduras con un ligero toque de cocción que las deja casi como crudités y quinoa, demuestra que se pueden hacer muchas mas cosas a pie de playa. Y buenas.
Carpaccio de gamba roja en Vai Moana Baco y Boca
Carpaccio de gamba roja Vai Moana Baco y Boca
Lubina Vai Moana Baco y Boca
Lubina en Vai Moana Baco y BocaTodo esto es compatible con algo propuestas más populares pero con igual dedicación, como por ejemplo la Blue Montain una hamburguesa de pechuga de pollo, que elaboran ellos mismos para asegurarse que no hay ningún extra de grasa y de que la carne provenga de la pechuga que es la parte escogida por Jordi para elaborarla. Para garantizar la jugosidad unas secretas proporciones de miel, soja y cebolla caramelizada y algo de queso azul en el pan. Además de ésta, tienen una buena variedad de otro tipo de hamburguesas, bocadillos, tartar, ensaladas y hasta desayunos para cubrir las mañanas y coctelería para la noche. Os dejamos igualmente el enlace a su web para que podáis ver toda su oferta.
hamburguesa Blue Montain Vai Moana Baco y BocaEstas son algunas de las creaciones de Jordi Samper que Pantea Group lucirá en sus chiringuitos de playa. Es una apuesta arriesgada. “Reeducar” a la gente de Barcelona y a cierto segmento del turismo para que considere una comida o cena en la playa como algo más gourmet será difícil . Y no solo es este riesgo sino también el de mantener el nivel teniendo en cuenta las dificultades que existen en una cocina al aire libre, con una humedad altísima que “destroza” el pan en horas y condiciones climáticas que cambian de la mañana a la tarde.
Tienen que estar muy seguros de que lo que van a hacer es bueno. De lo contrario sería complicarse la vida no?

Vai Moana

Vai Moana

Bueno, ha tardado pero el verano ha llegado. Y cómo!!. Solo se tienen ganas de estar en remojo, en la playa y refrescándose. Por eso hoy vamos a tentaros con uno de los chiringuitos de Pantea Group, el único que de momento conocemos. Pero todo se andará. Vamos a hablaros de Vai Moana.

Busto en Vai MoanaSi nos seguís por twitter o instagram ya habréis visto alguna foto de nuestras visitas. La primera vez que lo visitamos fue en la reapertura para la temporada de verano, pero nos quedamos con las ganas de ir un día más tranquilos, de ver ese “chiringuito gourmet” a la Sigue leyendo

Rocambolesc en Barcelona!

Parece que vamos a poder disfrutar de los helados Rocambolesc de Jordi Roca sin necesidad de hacer kilómetros!!!. Un pequeño mostrador en la Guingueta, en la playa de Sant Miquel de la Barceloneta, nos los ofrece y así nos podremos deleitar con estos maravillosos helados y sus innovadores y cremosos sabores. Además Carles Abellán y Jordi Escribà nos ofrecen una oferta gastronómica informal en este chiringuito en la arena: tapas, bocadillos de autor y ensaladas, todo ello con una exigencia  mínima de calidad y servicio.  Visita obligada, ahora que parece que definitivamente, llega el verano!!.

No por eso, en la medida que tengáis oportunidad, os recomiendo visitar la original de Girona, ya que la tienda, aunque siempre suele estar llena de gente, es muy bonita y vale la pena verla.

L’Àncora

L’Àncora

En Tossa de Mar, pueblo en la Costa Brava es difícil escoger un restaurante para comer. Y no por no encontrar alguno bueno, sino por todo lo contrario, ya que hay una variedad tremenda de todo tipo, destacando los arroces,  pescados frescos del día elaborados de diversas maneras, mariscos…todos sugieren mar, verano y playa. En todo el paseo marítimo y alrededor del Castillo hay muchísima oferta para escoger, donde podéis comer desde tapas, pizzas, carnes a la brasa, hasta un menú con todos sus primeros, segundos y postres y todo a precios bastantes asequibles. Además, durante todo este año podéis encontrar en algunas cartas de ciertos restaurantes platos típicos de la  cocina Tossense, ya que  hay vigente una campaña para que la cocina tradicional de la Costa Brava sea promocionada, evitando que se pierda con el tiempo. Son platos de la gastronomía local, menos conocidos, muchos de ellos de origen marinero haciendo monográficos de platos concretos durante un periodo de tiempo determinado. Todo el calendario gastronómico de la Costa Brava y el Pirineu de Girona podéis consultarlo en costabrava.org. Durante este mes de Junio el “plato promocionado”  en Tossa  son los Fideos a la cazuela.

Como la visita a Tossa no fue provocada por esta razón, pues desconocía estas jornadas, había pedido recomendaciones y, aunque el consejo fue : “en cualquiera comerás bien”, me decanté por uno de los restaurantes del grupo pini  el cual contempla varias opciones con diferentes tipos de cocina y ambiente, pero nos apetecía un arroz y el menú que nos ofrecía uno fuera de la paella,  (del senyoret o no), del arroz negro y de otros típicos  era el Restaurante l’Ancora.

Restaurante l’Àncora

Restaurant L'Ancora

L’Ancora es el típico restaurante de paseo marítimo, con colores azules y blancos, calderos de arroz entrando y saliendo y un servicio familiar y encantador. Tiene la terraza que podéis ver en la foto y otra semicubierta  por la que pasas antes de llegar al interior del local, decorado a lo “marinero”

Terraza restaurante

Terraza Restaurant L'Ancora

Esa fue la primera impresión que nos llevamos de este lugar y  a medida que iba pasando el rato íbamos confirmando, todos sus camareros pendientes y amables para que no faltara de nada, mimando el servicio y cuidando el detalle. No habíamos hecho reserva, pues no era aún temporada alta y no era necesario así que no tuvimos ningún problema.

L’Ancora dispone de dos menús además de la carta, el Menú Ancora y el Menú Tossa, uno más económico que el otro, pero los dos lo bastante completos para quedar satisfechos. Nos decantamos por el Menú Ancora, ya habíamos visto que incluía el arroz que nos apetecía comer, así que no perdimos mucho tiempo en la decisión.

Ya había comentado el detalle que últimamente se está viendo en algunos restaurantes de poner un aperitivo junto con la bebida mientras que traen los platos principales. L’Àncora entra en esta clasificación y, aunque una vez más este aperitivo llevaba queso, así que me quedé con las ganas…con la buena pinta que tenía!!

Aperitivo Ancora

Aperitivo hojaldres de roquefort

Por lo que me explicaron, se trataba de una especie de hojaldre de Roquefort, bastante bueno. Mi paladar no puede opinar, pero la vista sí y el aspecto era realmente apetitoso, con un buen punto de horneado. Además del menú y para acompañar, nos ofrecieron un pa de coca, que estaba en su punto: fino, prácticamente sólo corteza, no demasiado hecho pero si crujiente como debe ser, aún con el tomate untado. La verdad es que el pan, en todas sus versiones está siempre tan bueno!

Pa de coca

Pa de coca

El pa de coca nos lo trajeron con el vino. Como ya la temperatura empieza a subir, aunque parece que no acaba de arrancar este año, escogimos un blanco para acompañar, por tomarlo más fresco y por el tópico de que la mayoría de platos eran de pescado. Nos decantamos por un Atrium, de bodegas Torres, un Chardonnay D.O. Penedés que nos acompañó durante toda la velada bien fresquito, servido, como mandan los cánones, en una cubitera. Un buen detalle que curiosamente en muchos restaurantes no suele darse fue que, al servir las copas las llenaron poco, lo suficiente para que no se calentara. Me he encontrado en alguna ocasión que te sirven la misma cantidad que si fuera tinto, por lo que pierde la temperatura enseguida. Otro pequeño detalle que valorar.

Vino Atrium

Pasemos ya directamente a los platos del menú: De primero escogimos el medio bogavante a la brasa con ensalada y la Ensalada templada de pulpo. La verdad en que siempre que estoy en la Costa Brava elijo para comer platos de pescado. Supongo que en cierta manera el olor a mar me despierta algún instinto y me sugiere que aproveche la oportunidad. Pescado y arroz, son ya platos fijos a comer en los restaurantes de playa. Optamos por las ensaladas pensando en el contundente segundo.

Medio bogavante a la brasa con ensalada

Se trataba de media pieza braseada con una ensalada que ya venía aliñada con una vinagreta de naranja que le sentaba fenomenal, dándole frescura. El bogavante, estaba hecho simplemente a la brasa, por lo que podía apreciarse todo su sabor. Si la matería prima es buena como en este caso  no era necesario añadir ninguna salsa que pudiera enmascarar su sabor. Un primer plato ligero para dejar hueco al arroz. Aunque sencillo, se veía esmero en la presentación, confirmando así esos pequeños detalles que antes os comentaba hacia el cliente.

Medio bogavante a la brasa con ensalada 1  Medio bogavante a la brasa con ensalada

El otro primer plato, la ensalada tibia de pulpo combinaba, además de la propia ensalada, patatas tibias y pulpo cocido. Aunque es un plato más habitual  sorprendía la cantidad de trozos de pulpo que contenía. Cuando se pide un plato de este tipo podemos encontrarnos con que el pulpo no esté presente más nada más que en el nombre y sea toda una aventura encontrar trozos en la ensalada. Pero, en este caso, como podéis apreciar, el nombre era totalmente acorde con el ingrediente. Junto con el bogavante y a la espera del segundo, una buena elección de platos ligeros.

Ensalada tibia de pulpo

Ensalada templada de pulpo

Y mientras que comíamos los primeros, el plato estrella, el arroz se iba cocinando. Habíamos elegido el arroz con bacalao y alcachofas, por no comer la típica paella y porque la combinación nos pareció interesante. Es cierto que el arroz lo aguanta prácticamente todo y siempre está bueno, pero si no tiene una buena base y una buena cocción, se nota. Por suerte no fue el caso y el arroz estaba exquisito.

 Arroz con alcachofas y bacalao

Caldero arroz con bacalaoCaldero arroz con bacalao detalle

Arroz había en abundancia, pero también el resto de ingredientes eran generosos. Para dos personas, un caldero muy bien servido donde podían apreciarse los trozos de alcachofa y bacalao que bautizaban el plato sin rebuscar. Tocaron a dos buenos trozos de bacalao por cabeza que ya de por si hubieran sido un segundo plato. No se trataba de un bacalao desmigado, sino de unas buenas rodajas. El arroz estaba en su punto, ni crudo ni pasado, se intuía un sofrito bien hecho y la dedicación necesaria para que la mezcla de sabores se conjugara con éxito.

Detalle plato arroz con bacalao

Mejillones, trozos de sepia, calamar y almejas completaban el guiso, pero en la cantidad idónea para no restar protagonismo a los ingredientes principales. Comimos dos raciones completas, era un pecado dejar allí ni un grano. Supongo que no es habitual dejar el caldero limpio, pero estaba tan bueno que no seguimos ningún protocolo y apuramos. Creo que hasta los mismos camareros quedaron sorprendidos. Os recomiendo encarecidamente que lo probéis, saliendo de los arroces más comunes. Extraordinario!

Plato Arroz con bacalao

Aunque habíamos quedado más que satisfechos con toda la comida (2 platos de arroz incluídos) no pudimos resistir la tentación de rematar con el punto dulce. Además daba la casualidad que dos de los postres incluídos en el menú eran de mis favoritos: Tatin de manzana y  Coulant de chocolate.

Tatin de manzana

Tatin y helado de vainilla

Acompañado de helado de vainilla y decorado con caramelo líquido, seguía la tónica del resto del menú: un postre completo, bien hecho, y sobre todo, dulce, dulce y dulce. No es necesaria sofisticación alguna si el Tatín está bien hecho! . Estaba   buenísimo, la manzana horneada sin deshacerse. Irresistible.

Detalle Tatin

La segunda opción, tenía que pasar la famosa prueba de fuego del coulant. Me intrigaba saber si este postre seguiría con la misma línea de mimo y buen hacer hasta ahora demostrada. Corrí el riesgo, y sólo al servirlo, sin llegar a tener que clavar la cuchara ya se podía apreciar que esta vez sí había acertado.

Coulant de chocolate

Coulant y helado de vainilla

También acompañado de helado de vainilla, espolvoreado con un poco de azúcar glas y bañado de chocolate líquido en vez de caramelo pero con el mismo estilo de decoración que el tatín, el coulant estaba aún templado y se podía intuir el chocolate líquido por la textura. Y confirmamos realmente que el coulant estaba bien hecho: bizcocho por fuera pero con el corazón deshecho, como debe ser!

Detalle interior coulant

En resumen, una comida que nos satisfizo, completa,  una relación calidad-precio muy buena, un trato amable, simpático, correctísimo y entrañable que consiguió que l’Ancora quede en nuestra memoria para volver en otra visita a Tossa y también que os lo recomiende si vais por la Costa Brava y podéis hacer una parada en este maravilloso pueblo.