Lalanne Syrah 2012 (DO Somontano)

Lalanne Syrah 2012 (DO Somontano)

En la segunda mitad del siglo XIX, la filoxera arrasó los viñedos de Francia y por ende de media Europa. No había cura ni remedio ante una plaga que mataba las viñas y ante la cual no se podía hacer otra cosa mas que ver como el maldito insecto infestaba una viña tras otra, sin piedad, reduciendo a cenizas el saber y el patrimonio acumulado durante años, generación tras generación.Lalanne Syrah bacoyboca

Los Lalanne, familia de viticultores franceses de la zona de Burdeos, viendo el irrefrenable avance de la enfermedad decidieron trasladarse a España, en concreto a la zona del Somontano y en especial a la localidad de Barbastro, en busca de un refugio donde proteger y desarrollar su negocio familiar, con la suerte de que en el intermedio de ese plazo de tiempo se descubrió que los “pies americanos” protegían a las vides de los estragos del maldito pulgón. Así, la finca que ellos compraron para rehacer su negocio y que en un principio se llamaba “Finca de San Marcos”, pasó a denominarse, o ser conocida por la gente del lugar como “La Torre de Americano” en referencia a los injertos que la familia Lalanne trajo de aquel continente y que protegían a sus viñas de los estragos de la plaga. Una bonita historia que no deja entrever el calvario que contiene.

A partir de ahí se escribe la historia de una saga familiar que hasta nuestros días ha conservado una manera de entender y hacer vino. Nosotros tuvimos la oportunidad de visitarlos y poder disfrutar de su casa y sus vinos. Y entre todos sus vinos descubrimos “su Syrah“.Lalanne Syrah somontano bacoyboca_

El Lalanne Syrah 2012 es un monovarietal, de 14% y producción limitada a 4.000 botellas. Sufre una fermentación en frío (o de temperatura regulada), lo cual es sinónimo de que el resultado va a conservar una gran parte de todas las esencias y aromas primigenios.

Es de un color rojo cereza brillante con reflejos violetas. En nariz resulta, intenso y persistente con recuerdos a frutas maduras y como no podía ser de otra manera y tratándose de una Syrah, aromas a flores como la violeta. En boca se muestra sabroso, equilibrado y de una sutileza aterciopelada que frena cualquier intento de deglución. Casi no te apetece tragártelo por no perder esa sensación en boca que te transmite su perfecto equilibrio con unos taninos que se van desarrollando a su paso por el paladar haciéndolo cálido y potente a la vez.. Pero si al final sucumbes y tragas, su recuerdo perdura “al infinito y mas allá” (Buzz Lightyear). Un vinazo.

Para vuestra información, las botellas de este vino de la añada 2010 ya se cotizan a 130 € . O sea que si tenéis oportunidad de comprar alguna de añadas recientes… beberosla antes de que os pongáis a pensar en su valor futuro.

Este vino acompaña a platos de carne roja, caza, aves, y arroces y pastas. Y a cualquier otra cosa que os apetezca.

 

Anuncios

Bodegas Lalanne

Bodegas Lalanne

Hicimos una escapada en un fin de semana largo a Huesca y de vuelta pasamos por Somontano para hacer una “parada técnica”: Visita a bodega y una buena comida. La Bodega que visitamos y que está en la Ruta del Vino Somontano fue Lalanne. Quizá no os suene mucho su nombre o sus vinos, pero Bodega Lalanne es más que centenaria.

lalanne Somontano baco y boca

viñedo bodega lalanne Somontano baco y bocaLalanne es una bodega pequeña y artesanal. No ha construido ninguno de los edificios de grandes arquitectos que pueden verse en la zona de Somontano, sino que es una casa rodeada de sus viñas. Muchas bodegas invirtieron mucho dinero en edificios llamativos, cúbicos y espectaculares que forman parte del paisaje de esta denominación de origen. En su caso conservaron la edificación haciendo justo las reformas necesarias que el progreso iba exigiendo.

detalle Barrica lalanne Somontano baco y boca
Barriles bodega lalanne Somontano baco y boca
En su bodega alberga alguna joya casi de coleccionista. Las añadas más antiguas que conservan son de 1936. Anterior no hay nada dado que las bodegas sirvieron de cuartel en la Guerra Civil y los soldados se lo bebieron todo. Un pequeño privilegio que algunos pudieron disfrutar en aquel trágico momento.
Tienen una sala donde guardan vinos de diferentes añadas y que hace que se surja la gran duda dentro del grupo:
¿El vino con muchos años se puede beber?
Dependerá de la conservación. Si se ha mantenido libre de contaminación de todo aquello que podría estropearlo sí, se puede. Esos vinos mantenidos en esa bodega seguramente conservan todo el poderío adquirido con los años. Durante la visita dan explicaciones claras sobre que vinos guardar, si blancos, si tintos, reservas, por cuanto tiempo, en que condiciones de luz, ruido y movimiento…
Barrica lalanne Somontano baco y boca
cabernet 1970 lalanne Somontano baco y boca
Normalmente son botellas destinadas  a celebraciones o regalos en las que coincide la fecha de la añada con la del año en que se nació, en el que se contrajo matrimonio, o en el que nació un hijo. Eso sí, si se compra para consumirlo es mejor hacerlo al momento. En el momento que lo sacamos de allí corremos riesgos. No vale la pena guardarlo. Guarda la botella, pero bébete el vino.
Como curiosidad, hacen Brut Nature, que en su momento era Champagne hasta que nació la D.O. y al ser fuera de la región francesa, ya no podían llamarlo así. Tampoco puede estar dentro de la D.O. Cava, así que se mantienen como vinos espumosos, sin ningún “apellido”.
Vino blanco y crianza lalanne Somontano baco y boca
Reserva lalanne Somontano baco y boca
Después de la interesante visita, catamos algunos de sus vinos:
Lalanne Chardonnay. Color pajizo que denota su juventud. Un blanco fácil de beber, muy fresco. Ideal para aperitivos y para antes de las comidas
Lalanne Crianza. Un año en barrica. Intenso olor a madera a copa parada. Al agitarlo surgen los aromas típicos de fruta roja.
Lalanne Reserva 2006. Este vino necesita decantarse para degustarlo mejor, unos 20 minutos antes sería lo ideal según nos explican. Un vino para una comida copiosa y sin prisa, de las de largas sobremesas en las que se pueda seguir bebiendo este vino.
Como era de esperar, nos vinimos con algunas botellas de las que os daremos más detalle!
Una interesante visita guiada, amena e interesante que vale la pena un alto en el camino.