Quintotapa L’Hospitalet

Quintotapa L’Hospitalet

Ya es la tercera edición de esta ruta de tapas que se celebra en varios municipios. Empezó en el Prat y se ha ido extendiendo a otras poblaciones del Baix Llobregat y además, L’Hospitalet: El Quintotapa. La ciudad está apostando fuerte por promocionarse gastronómicamente, ya os vamos informando, y con la celebración de este evento está claro que cuenta con esta opción cada vez más para dar a conocer los restauradores de la ciudad.

Serán 35 los restaurantes participantes en los que podrán degustarse 55 tapas entre hoy mismo, 25 de Febrero y el 13 de Marzo. Una ruta organizada por l’Associació de Gastronomia i Turisme (AGT) y l’Ajuntament de L’Hospitalet donde encontraremos tapas de dos tipos.

QuintoTapa_LH_2016

La tapa Km. 0, en la que habrá algún ingrediente del Parc Agrari del Baix LLobregat a un precio de 3 Euros y la tapa de la casa, por 2,5 Euros. En los dos casos acompañada de un Quinto Moritz.

Habrá, como siempre, premios para los participantes rellenando el Tapaport entre los que se sorteará una comida en el Restaurante Sant Pau de Carme Ruscalleda. También se harán menciones especiales a la mejor fotografía en Instagram y al mejor camarero.

Para ver más detalles de los establecimientos participantes y sus tapas, podéis visitar la web del Quinto Tapa L’Hospitalet.

Os esperamos por aquí!

Anuncios

El Filete Ruso

El Filete Ruso

El concepto de Slow Food Km. 0 hace tiempo que suena entre la comunidad Foodie. Pero, ¿sabemos exactamente cuál es su origen? Slow food (comida lenta) es un concepto que nace en Italia, donde se crea una asociación en 1986 que tiene como filosofía combinar el placer y el conocimiento de la gastronomía, en contraposición a la Fast Food (comida rápida). Si además le añadimos el Km. 0 encontramos una organización que apuesta por el producto ecológico y de temporada, y que otorga este distintivo a aquellos restaurantes que utilizan los productos definidos como Slowfood Km. 0 en Catalunya. Entre ellos está, en Barcelona, El Filete Ruso

El Filete Ruso

Rótulo El filete Ruso Restaurante Barcelona

Aunque se autodefine como hamburguesería en su web y su rótulo, sería más exacto definirlo como un Restaurante de Hamburguesas y su máxima es dignificar este plato que tan dañado ha estado por las cadenas de fast food por todos conocidas, tienen otros productos y todos ellos tienen en común el producto de primera calidad Slowfood Km.0 del que os hablábamos. Aunque por si sólo esto es una garantía, si no es acompañado de una buena técnica de cocina y un buen servicio y ambiente no sería tan valioso. En este caso fue así.

Salsas

Cajon salsas de El filete Ruso Restaurante Barcelona

En 2008 nace La Burg con la misma filosofía de producto de calidad que se hace extensiva a El Filete Ruso con un punto más de exigencia. En la encantadora Enrique Granados, número 95  con una terraza acondicionada, nos encontramos el local, no excesivamente grande, elegante a la vez que informal, con luces tenues que crean un ambiente íntimo en ciertos rincones y no tanto en otros con mesas más numerosas para grupos.

Interior El Filete Ruso

Rincon en El filete Ruso Restaurante Barcelona Tuvimos la oportunidad de degustar varios productos, algunos de ellos, incluídos en el menú de invierno que como novedad incluye una nueva hamburguesa de caza. Vamos con los detalles. Empezamos con unas raciones para compartir:

Patatas Bravas
Patatas Bravas en El filete Ruso Restaurante Barcelona

Unas patatas (de cultivo ecológico)  bravas con un alioli suave y pimentón, bien fritas y muy sabrosas. Una ración grande y cargada de salsa. Una de las mejores bravas que hemos comido últimamente. Ya sabemos: bravas hay tantas como bares, con toda la diversidad que eso comporta, mejores y peores, buenas y malas, sabrosas e incomestibles. En este caso, de las mejores, buenas y sabrosas

Aros de cebolla en tempuraAros de cebolla en tempura El filete Ruso Restaurante Barcelona

Unos grandes Aros de cebolla de Figueres, cortados a mano, con aspectos de calamar a la romana, pasados por una buena tempura y con un pequeño bol de salsa de soja para potenciar el sabor. Nos hubiera gustado la cebolla un poco más hecha, pero quizá es porque cruda, en concreto a uno de nosotros, le gusta poco. Pero solo es, como siempre una cuestión de gustos. Muy buenos.

Alas de PolloAlas de pollo de pagès en el filete Ruso restaurante BarcelonaAlas, que no “alitas”, de pollo. Alas, con mayúsculas, porque eran enormes. De Pollo de pagès criado en el campo que por el tamaño de las que nos comimos podíamos imaginar casi un pavo. Al ser a la barbacoa el sabor es poco sorprendente, ya que esa salsa es bastante monótona, pero la textura y dureza de la carne, y, dejadnos insistir, el tamaño, si que eran fuera de lo habitual.

Sopa de cebolla

Sopa de Cebolla El filete Ruso Restaurante BarcelonaSopa de cebolla, cocinada con caldo de Pollo de Pagès con un potente sabor, un chupito concentrado que te deja con ganas de más. Buenísima.

Y ¿cuál es uno de los productos de temporada más buscados? Los calçots!. Pues bien, siguiendo su política los comimos en ensalada.

Ensalada de calçots, escarola, con bonito de la lonja escabechado en casa y coca de Espelta y Kamut

Ensalada de Calçots en el filete Ruso restaurante Barcelona

Una forma diferente de comerlos que hacía que también la ensalada lo fuera. Porque podría ser una ensalada de escarola con cebolla y una lata de atún en escabeche pero, siendo los mismos ingredientes, estamos seguros que serían dos platos totalmente diferentes. Porque los calçots no dejan de ser unas cebollas dulces, el bonito estaba sutilmente escabechado y exquisito y la escarola era ecológica. La base de coca le daba un punto crujiente de vez en cuando que tan bien sienta. Aunque crujir, también lo hacía la escarola como señal de su frescura. Muy recomendable y ligera.

Steak Tartar

Steak Tartar El filete Ruso Restaurante Barcelona

ATENCIÓN: Uno de los mejores Steak Tartar que hemos comido. Una carne ecológica y biodinámica del Pirineo, cortada a cuchillo, unas Alcaparras Ballobar, variedad recuperada y abanderada del Slow-Food y un huevo  de gallina de corral de Calaf. Si os gusta es imprescindible que lo pidáis. Si algo malo tiene este plato es que no siempre está en la carta, pues si no tienen la matería prima con el nivel de calidad exigido no lo hacen. Si lo véis en la carta preguntad, y sino, también, porque tenéis que probarlo. Todo un placer que siempre se hace pequeño con un buen Steak Tartar

Y vamos ya a las dos hamburguesas que degustamos.

Hamburguesa de Jabalí con huevo frito, queso de pastor, compota de manzana y chips de alcachofa

Hamburguesa de jabalí con huevo frito, queso de pastor, compota de manzana y chips de alcachofa en el filete Ruso restaurante Barcelona

La carne de jabalí es sabrosa como pocas y difícil de cocinar, muy potente. La hamburguesa con toda su guarnición era una exquisitez. La combinación de la compota de manzana para dar un punto dulce sin matar el sabor, el huevo también servía para suavizar y las alcachofas bien fritas que se comen sin gana. Un puzzle extraordinario que demuestra que la hamburguesa puede ser un plato de lo más glamuroso y apto solo para gourmets.

Hamburguesa de entrecot con huevo poche y trompetas de la muerte y sal de hierbas mallorquinas

Hamburguesa de entrecot con huevo poche y trompetas de la muerte en El filete Ruso Restaurante BarcelonaEsta hamburguesa era un magnífico entrecot con textura diferente, una hamburguesa elegantísima, con salsa de trompetas de la muerte y el huevo poché. No sabríamos deciros si estaba mejor ésta o la de jabalí. En este caso, la carne era realmente extraordinaria y el aderezo de la hamburguesa solo servía para darle más protagonismo a su sabor. Qué calidad!. Nos impresionó.

Las dos hamburguesas iban acompañadas con unas tiras de pan de coca, servidas de acompañamiento en el plato y no como bocadillo. Nuestro estómago está dividido entre recomendaros una u otra. Opinamos que la mejor opción es que toméis las dos, porque son muy diferentes, bien combinadas, imprescindibles para carnívoros y una muy buena sugerencia para los que no lo son tanto. Es evidente que estos tres últimos platos son su especialidad y es donde vuelcan toda su energía. No es que el resto deba descartarse, ni mucho menos, hay platos que sin ser su punto fuerte están mucho mejor que en otros sitios donde los hemos comido, pero hay que reconocer que si el cuerpo os pide proteína, es el lugar ideal. Pero no hemos acabado, quedan los postres, tres para degustar, que aunque pensábamos que no podíamos más, cayeron!!

Brownie

Brownie en el filete Ruso restaurante Barcelona

Curiosamente, esponjoso. Y decimos curiosamente porque el Brownie suele ser más apelmazado. Casi se agradecía esa ligereza después de toda la comida que habíamos engullido.

Cheese cake

Cheese cake en el filete Ruso restaurante Barcelona

Un pastel individual, no una porción de una tarta. Quizá por esa razón y bajo nuestro punto de vista, le faltaba un punto de cremosidad. Muy suave de sabor, eso era indiscutible, pero quizá al ser porción individual quedaba más cocido. Pero nada despreciable.

Pulga de chocolate

Pulga de chocolate en el filete Ruso restaurante BarcelonaSin duda, el mejor. De pulga nada, que era una buena media esfera , una especie de mousse, más contundente, pero sin llegar a ser helado, una pomada de chocolate que inundaba el paladar. Es otra de sus especialidades y dará que hablar, aunque creemos que ya lo ha hecho. Imprescindible.

Toda la comida fue acompañada de vinos del Garraf, Viladellops, el Garnacha y el Xarel.lo

Vino Viladellops

Viladellops Xarel.lo 2013 en El filete Ruso Restaurante Barcelona

Viladellops Garnatxa 2012 en el filete Ruso restaurante Barcelona

Salimos satisfechos, no nos cabía nada más. Completísima comida, los platos son muy completos y sobrados, tanto los entrantes como las hamburguesas. Una cena con todos estos platos puede salir por unos 60 Euros, pero os podemos asegurar que es muchísima cantidad, estamos hablando 9 platos y tres postres, algo fuera de lo normal. El precio medio de las hamburguesas es de unos 12 Euros. Si hablamos de una comida normal, el precio puede rondar los 30 Euros, con entrantes y una hamburguesa por cabeza.  Pero lo mejor es que vayáis, que podéis hacerlo cualquier día de la semana, todos abre, consultéis su carta que varía al estar basada en el producto de temporada y lo probéis y comáis lo que os apetezca, al final lo “normal” es lo que el estómago de cada uno admita 😉

Bon profit!!