El romance de McDonald’s y Dani García.

El romance de McDonald’s y Dani García.

Hace ya algunos años que la cadena de hamburguesas más famosa del mundo intenta cambiar su imagen. Dañada por varios análisis de sus alimentos, por documentales en los que se evidenciaba la calidad de éstos, por la concienciación social respecto a la importancia de una buena alimentación y por varios temas más, decidió un día hacer un lavado de cara que va desde su imagen, cambiando del rojo al verde para que así, casi sin darnos cuenta, la empezáramos a relacionar con algo más ecológico hasta llegar a acuerdos para que Chefs con Estrella Michelín les diseñen nuevas propuestas “edición limitada”.

En concreto, Dani García, vuelve a la carga con la Gran McExtreme que desde el día 20 de Octubre puede tomarse en todas las franquicias españolas.Cartel_GMExtreme Dani Garcia

La teoría es una hamburguesa creada por Dani García con las mejores materias primas: McExtreme. Dos hamburguesas de ternera extremeña, pan de brioche, pimiento rojo, cebolla asada y lechuga Batavia crujiente, provolone y una salsa secreta.

La práctica: no lo sabemos. Ni probamos la BIBO ni hemos probado esta. Pero así, a priori, me resulta muy difícil pensar que en estas franquicias pueda servirse una hamburguesa gourmet.

Y ojo, no quiero decir con eso que nos quieran engañar, ni nada por el estilo. Simplemente creo que la estructura que tienen lo hace poco viable. ¿Cuántos McDonal´s hay en España?  ¿cuál es la media de edad y experiencia de sus equipos? ¿Con que frecuencia sirven esta hamburguesa?

Al hacernos estas preguntas, llego a la conclusión de que va a depender mucho el local al que vayas para que la experiencia de probar esta hamburguesa gourmet sea más o menos satisfactoria.

GMExtreme Dani GarciaAsí que hablar de la hamburguesa en si, de si lo han conseguido o no y de si realmente es una hamburguesa gourmet quedará pendiente por nuestra parte. Si vosotros la probáis o ya lo hicisteis con BIBO, sacad vuestras propias conclusiones o explicádnoslo. Viendo la foto, no puedo evitar recordar cierta escena de la película “Un día de Furia”….

Está claro que McDonald’s debe retomar las riendas de un negocio al que le han salido muchos competidores que el público recibe con los brazos abiertos y luchar para retomar su liderazgo. Está claro que su poder y magnitud le permite el método prueba-error para hacerlo. Y está claro que, como cualquier empresa grande y marca líder, siempre está expuesta a críticas de todo el mundo y posiblemente todo lo que se dice negativamente de McDonalds no es cierto. De momento, la lucha sigue con experimentos como estos para atraer a nuevo público o recuperar aquel que perdieron.

Anuncios

Las hamburguesas: Como hemos cambiado

Las hamburguesas: Como hemos cambiado

El estudio Hellmann’s sobre hábitos de consumo de hamburguesas en España, presentado por Unilever Food Solutions y la Federación Española de Hostelería demuestra el cambio de percepción sobre las hamburguesas, que han pasado de ser consideradas como comida basura a ser vistas como platos gourmet.

Este estudio se ha basado en una encuesta realizada a 1.000 personas, de las que 8 de cada 10 admite el consumo de las hamburguesas denominadas gourmet de forma habitual, siendo la preferida la hamburguesa clásica, con lechuga, tomate y mayonesa, aunque entran en juego las llamadas premium y exóticas ganando posiciones de forma rápida. En todos los casos prefiere tomarse con pan, patatas fritas y refresco de cola. Indiscutiblemente, los norteamericanos lo han hecho muy bien.

Unilever foods

EStudio hellmans

Como ingredientes adicionales y aderezos,  por orden de preferencia se eligen el queso, la lechuga, el tomate, el Ketchup, el bacon, la cebolla frita y la mayonesa.

En general, se ven las hamburguesas con mejores ojos de como se hacía hace unos años. Es lógico si tenemos en cuenta la evolución de este plato, sobre todo, en la materia prima con la que se elabora. Eso sí, para comerlas la gran mayoría opta por hacerlo fuera de casa, en restaurantes, bares y grandes cadenas especializadas por encontrar más oferta. En estos casos hay que añadir el componente lúdico de salir con amigos y normalmente se consume para cenar. Hellmans estudio

Muchas de estas hamburguesas entrarían los nuevos conceptos: el Casual Food y el Food truck se han asentado en dos años entre nosotros como nuevos formatos para comer. Comida rápida, pero sin renunciar a la calidad parece ser lo que el público pide, sea de una forma o de otra.

En fin… como siempre parece que todo lo que tiene nombre que lleve “food” a lo que encima se une que viene de los EEUU tiene éxito asegurado entre nosotros. Nos gusta empaparnos de lo que viene de fuera. Y como siempre digo, eso no es malo, la diversidad es buena. Lo que no lo es tanto es que esta invasión provoque que nos olvidemos de lo nuestro. Ya mismo llega “Halloween” (la Castanyada por favor!) y luego Navidad. El año pasado algo me llamó la atención en Instagram respecto a estas fechas: la proporción de “zombies” respecto a la de panallets, así como la de panettones respecto a la de polvorones era de ¿5 a 1?. Se admiten apuestas para este año…

Filburg

Filburg

No somos muy hamburgueseros, hay que reconocerlo, pero también hay que reconocer que, igual que con los asiáticos, cada vez que vamos nos decimos a nosotros mismos que tenemos que contar más a menudo con esta opción. Quizá porque porque en su momento caló mucho que las únicas hamburguesas que podían tomarse fueran de casa eran las de McDonals, Burguer King y, si estabas por Barcelona, aún podías ser algo más “selectivo” y visitar el Pokin’s…¿os acordáis?. Seguramente muchos ni lo hayáis conocido.

También es cierto que ahora parece que hemos pasado al lado opuesto y las hamburguesas tienen que ser todas gourmet: de carnes extravagantes y con guarniciones sofisticadas. No sé si porque realmente lo sean, o para justificar algunos de los precios que se ven por ahí. Pero bueno, como hay muchas de ellas que no hemos probado, chitón!. Que las habrá, como en todo, que valgan lo que pagas, las que incluso estén por encima del precio pedido y las que resulten un timo.

Vamos a hablaros de Filburg, que si lo hemos probado.

carta-filburg-barcelona-bacoybocaFilburg es una hamburguesería y algo más. Aunque no nos engañemos, el nombre ya define quién es la protagonista de su carta: la “hamburguesa gourmet”. En principio, no podría deciros que es lo necesario para que una hamburguesa consiga este calificativo, así que no entraremos en descripciones arriesgadas. Filburg tiene una carta completa que incluye entrantes y ensaladas y un par de piezas de carne en su forma original. El local es grande, muy grande y cuando fuimos nos sorprendió el público que encontramos: familias con niños por un lado (por cierto, detalle del restaurante darles lápices de colores para que se entretengan… y se nota), parejas, grupos no demasiado numerosos. Público de mediana edad y de todo tipo. Buena señal.

Nosotros tomamos un par de entrantes para compartir, con la idea de probar luego sus hamburguesas. Más que suficiente. Lo primero unas patatas bravas que llevan el nombre de la casa: Patatas Filburg.

Bravas-filburg-barcelona-bacoyboca

patatas-Bravas-filburg-barcelona-bacoybocaInspiradas en las Arola, no son iguales. Han cogido la idea de que la salsa vaya rellenando la patata, pero no son cilindros fritos como las originales. En este caso eran cocidas o al caliu. Patatas de tamaño pequeño, pero enteras y rellenas de la salsa. Me parece una buena opción, primero porque la cantidad es mayor y segundo, porque al no estar fritas son más ligeras. De sabor, quedan más dulces, pero quizá compensa la salsa hecha por ellos, que tenía un punto picante, pero no excesivo. Una buena presentación.

El otro entrante fue un falso risotto de trufa y ceps (Boletus Edulis). Servido en una cocotte, otra vez se ve esfuerzo en la presentación.

cocotte-falso-risotto-filburg-bacoybocaUna ración muy correcta a compartir de un falso, pero muy falso y curioso risotto: No era arroz, de ahí lo de falso, era una pasta muy curiosa que de aspecto puede parecerse mucho al cereal, la pasta puntalette. Aún así era muy cremoso y muy bueno de sabor. Tanto la trufa como las setas se percibían en el sabor. Nos sorprendió gratamente tratándose de un impostor.

Falso-risotto-de-setas-filburg-barcelona-bacoyboca

falso-risotto-setas-filburg-barcelona-bacoybocaY nos centramos en las dos hamburguesas que tomamos, totalmente diferentes. Una de ellas, desde el momento en que la vi en la carta me sedujo y no dudé en pedirla. Por poco habitual y porque bien hecha podía ser muy sabrosa: La hamburguesa Sepieta. Una hamburguesa de 150 gramos de sepia con cebolla, tomate, brotes y  all i oli suave.

hamburguesa-sepia-filburg-barcelona-bacoyboca

hamburguesa-sepietes-filburg-barcelona-bacoybocaAcerté: sabrosa y bien hecha. Me pareció muy buena opción, sana y más ligera que una hamburguesa de carne. Me gusta mucho la sepia y de esta forma puede comerse de una forma más informal que guisada o a la plancha. Y ahora estoy pensando en el público más pequeño, a los que les puede resultar muy atractivo. Padres, tomad nota!. El alioli servido era suave, de ajos escalivados. No puedo decir que me sintiera engañada al resultar casi casi una mayonesa, en la carta indica como está hecho y está bien descrito. Le sentaba bien y obviamente, era mucho más digestivo que un alioli convencional. Pero a mi me gusta más que luego no se me acerquen los vampiros… que le vamos a hacer!.

allioli-suave-filburg-barcelona-bacoyboca

sepia-hamburguesa-filburg-barcelona-bacoyboca

Para la otra hamburguesa si tuvimos dudas. De su carta de las que están catalogadas como “Hamburguesas de vacuno a nuestra manera” había más de una que nos llamaba la atención. Por eliminación quedaron un par de finalistas: la de foie y la Ibérica.

plato-hamburguesa-crujiente-iberico-sin-queso-filburg-barcelona-bacoyboca

hamburguesa-crujiente-iberico-filburg-barcelona-bacoybocaLa ganadora fue la ibérica: Jamón serrano crujiente, verduras asadas, manchego curado y ketchup Filburg (hecho por ellos). Al llevar el Manchego, lo pusieron separado para que yo pudiera probarla, ya que normalmente compartimos los platos y al indicarles que no me gustaba tuvieron la cortesía de hacerlo así. En este caso, sin el queso Manchego, que no se hasta qué punto puede modificar el sabor, debo decir que aunque la carne era de buena calidad, la hamburguesa estaba un poco seca. También es cierto que la pedimos al punto + que es como le gustaba a la persona que al final la eligió. hamburguesa-con-crujiente-jamon-filburg-barcelona-bacoybocaSon piezas de 200 gramos, un tamaño correcto para una hamburguesa y buen grosor, pero en este caso creo que era “perjucial” en un sentido: el crujiente de jamón no se notaba. Como sugerencia, quizá Filburg debería plantearse añadirle algo más de jamón, ya que es lo que puede diferenciar la ibérica de una hamburguesa de ternera. Como siempre en estas cosas, es mi humilde opinión…

Y nos vamos a los postres. Uno de los elegidos y del que solo probé parte fue el cheesecake con helado de Idiazabal.

cheesecake-idiazabal-filburg-barcelona-bacoyboca

Lo del helado de Idiazabal llamaba la atención, no es un sabor habitual, así que había que probarlo. Pero no puedo hablaros de él en primera persona. La opinión fue buena, el helado cremoso y sabía a queso, ojo, con todo lo que puede saber un helado de un ingrediente tan fuerte. El cheesecake si que lo probé un poco, antes de que se impregnara del helado que se iba deshaciendo y era correcto.

tarta-tatin-filburg-barcelona-bacoyboca

Yo me tiré a un clásico, una tarta de manzana, con helado de Yogur. Muy buena, grandes trozos de fruta y buen sabor. Un buen timbal de manzana bien horneada. El helado de yogur, correcto. Una buena combinación con la que es muy fácil seducirme.

Acompañamos la comida con un par de copas de vino, no cogimos botella, era tarde y no pensábamos extendernos demasiado en la comida. De su carta de vinos, que no es demasiado extensa, discrepamos en algunas cosas. Seleccionan productos de proximidad para su comida, pero no para su bebida. Que el número sea mayor o menor no tiene que resultar un inconveniente si hay una buena selección. En el caso de los vinos en Filburg, lo que no nos pareció adecuado, y así se lo dijimos a ellos, es que en la oferta de vinos a copas no hay ninguno catalán. Y lo más curioso es que por botellas si lo hay y además vinos bastante buenos: Dos Costers del Segre (Gotim Bru y Bru de Verdú) y un D.O. Montsant: Blau. Teniendo estos buenos vinos en botella, no entendemos porque no se puedan tomar por copas. Cada vez más consumimos y queremos que sean fáciles de consumir los vinos del país. Que no quiere decir que no tomemos de otros sitios, ojo, pero que no podamos tomarlos, habiéndolos… Filburg, aceptad esta sugerencia, dadle una vuelta y hagamos fácil que el cliente pueda escoger vinos de aquí o de la zona donde estéis!!. Que la política de producto de proximidad se aplique también al vino!

pared-filburg-barcelona-bacoyboca

El balance tiende a lado positivo: sin duda la Sepieta, para mi, destacó entre el resto, pero en una valoración general es una buena alternativa. El servicio, amable y joven, el local con zonas para eventos privados según nos dijeron y con muchas y buenas intenciones e iniciativas: fórmulas para mediodía, catérings… Por un lado, un restaurante de hamburguesas que va un poco más allá y que no queda encajonado solo como hamburguesería. Aunque estas pesan mucho, seguramente algunas tendrán más éxito que otras, pero para eso habría que probarlas todas. Las cantidades son correctas y los precios de las hamburguesas están entre los 10 y 13 Euros, depende de la que pidas. Entre algún entrante a compartir como hicimos nosotros, una hamburguesa por persona y sin desmadrarte mucho con la bebida, y un postre por unos 20 Euros por persona comes bien.

Para una comida algo más informal, es buena opción. Con dos locales en Barcelona, en Av. Josep Tarradellas y en Diagonal Mar Filburg combina el buen ambiente de restaurante clásico con una oferta gastronómica más moderna que lo hace ideal para todo tipo de clientes: familias, grupos o parejas… #burgerslovers o no.

Llesqueria el Com

Llesqueria el Com

La calle Progrés n° 9-11, casi es Barcelona. Sólo por unos metros, la Llesquería El Cóm (cuya traducción al castellano seria abrevadero) queda en L’Hospitalet, justo al lado del Mercat de Collblanch. Tiene una entrada muy pequeña y unos barriles en la puerta la anuncian. Aunque la teníamos vista, nuestra primera visita fue para probar su oferta del Quintotapa L’Hospitalet. La primera vez que fuimos solo probamos una de ellas, pues la de producto del parc agrari solo la hacían el fin de semana. Así que ya nos organizamos para pasar el sábado en el espacio gastronómico que por las mañanas se instalaba en el mercado y aprovechar el viaje para probar su segunda tapa.

Interior Llesqueria el Com

Con aspecto de Celler provocado por sus botellas de vino, paredes de obra vista y con varios bodegones, La llesqueria el Cóm es acogedora. No es un gran local, pero no es necesario que lo sea. Josep y Montse se aventuran con la Llesquería en el año 1997. Los dos han vivido siempre de negocios familiares relacionados con la venta del producto de gastronomía de calidad, mediante una de las paradas más antiguas del mercado de Collblanc. Saben que es tratar con el cliente, darles servicio y tienen claro cual es su apuesta. Embutidos de calidad, buena cocina y buenos vinos acompañan la oferta de lo que podríamos llamar una “Llesquería Gourmet”. Montse nos deleitará con sus platos y Josep, sumiller en constante renovación, con sus vinos y consejos. Bodegon tronco arbol Llesqueria el Com

No hacen menú de mediodía. Se han especializado en grandes rebanadas de pan muy completas con productos y combinaciones clásicas, alguna más atrevida y sobre todo, bien cocinadas y caseras. Pero no solo hacen torradas. Unos buenos huevos fritos con foie es uno de sus platos estrella que tendremos que ir un día a probar, así como otras ofertas que vimos en carta pero que ese día ya no nos entraban!.

Como os hemos comentado, veníamos de tomar alguna que otra tapa 😉 y nos quedamos allí. Como ya íbamos alimentados, pedimos poco, pero suficiente para completar la comida y quedarnos con las ganas de ir algún día con el estómago vacío para poder llenarlo todo allí. Compartimos un primero ligero, como si de un aperitivo más se tratase. Un Bull de cap con vinagreta de Pepinillos y Cebolla.

Carpaccio bull blanc con vinagreta de pistachos Llesqueria el Com Carpaccio bull blanc con vinagreta detalle Llesqueria el Com

El Bull de cap venía servido en un gran plato y cortado muy fino, como un carpaccio. La vinagreta, hecha por Montse, le sentaba de maravilla, ya que potenciaba el sabor del Bull. Ya sabemos que no es un embutido extremadamente sabroso, sobre todo si lo comparamos con ibéricos que llevan más grasa, pero tiene un sabor muy fino. Fue una elección perfecta como entrante.

Ya que habíamos ido, no podíamos irnos sin probar una de sus torradas. Eso sí, dado el tamaño que tienen fue una para los dos. Muchas de ellas son de hamburguesas y suelen venir d0s unidades en cada torrada. Algo que lo hace ideal para, cuando volvamos, pedir dos diferentes y poder intercambiar. Así, probamos dos cosas!. Dudábamos mucho cual escoger, así que lo mejor que pudimos hacer fue preguntarles a ellos y hacerles caso.

Hamburguesa de magret de pato en Llesqueria el Com_

Una hamburguesa, que eran dos, de magret de pato. Chicos, se deshacía en la boca. Buena, en su punto, melosa, casera… nos encantó. Que buen consejo nos dieron. Y menos mal que pedimos una, más que suficiente incluso sin haber tapeado antes. Una hamburguesa muy recomendable que nos acabó de convencer de que tenemos que volver con hambre. Nos trajeron ya la torrada servida en dos raciones, así que no tenemos foto de ella entera, pero con hambre no te quedas, eso si eres capaz de comértela.

Eso no quita que prescindiéramos del postre. Nunca!. Y una vez más, casi les dejamos elegir a ellos. Nos quedamos con las ganas de probar los helados, ya que son de Sandro Desii y eso son palabras mayores. Aún no los tenía. En Alimentaria tuvimos la suerte de probarlos y vale la pena acercarse al Com aunque sea para comerse uno de ellos. Pero no os desvelaré más, mejor vais y elegís uno de sus extravagantes sabores (por ejemplo helado de Sobao Pasiego con Orujo de Liébana). Bueno a lo que vamos, uno de ellos fue ligerito, ya que era Espuma de Crema Catalana

Espuma de crema catalana pp en Llesqueria el Com_

Acompañada con una original y crujiente galleta, y muy fácil de comer. Era una espuma, así que nada pesada, más suave aún que una mousse pero con todo el sabor. Una vez más, las manos de Montse nos sorprendían. Pero no nos quedamos ahí. El postre no lo compartimos y también pedimos una tarta de chocolate.

Tarta de chocolate Llesqueria el Com_

Chocolate y más chocolate. Y con unas escamas de Sal Maldon que tan bien le sientan. Claro íbamos sin hambre, pero ya se sabe, el comer y el rascar…

Acompañamos la comida con dos copas de vino para poder probar dos de los recomendados, esta vez, tomando todo el protagonismo Josep. Un vino de Ses Illes, de Mallorca, Sincronía y un D.O. Montsant,  Orto. Los dos perfectos para el menú y los dos buenísimos.

Vino Orto Montsant Llesqueria el Com Vino Sincronía Mallorca Llesqueria el ComGran Sumiller, Josep está siempre formándose en nuevas técnicas y nuevos conocimientos. Y lo demostró la pasión con la que hablaba de estos vinos. O de cualquier otro, porque El Com, además de abrir sus puertas como restaurante, también organiza eventos de degustaciones, catas y maridajes. Es entonces cuando Josep deleita a los participantes con sus conocimientos y transmite toda su entrega al mundo vinícola con gran entusiasmo. Para poder estar al día de toda su actividad, os recomiendo que sigáis su Facebook  y así no os perderéis nada.

Plato Llesqueria el Com blanco y negroEn resumen, un rincón agradable, del que sales saciado. Satisfecho de llenar la panza y satisfecho de haber pasado un rato entrañable con sus dueños, cuyas atenciones son constantes. Tuvieron el detalle de invitarnos a un chupito de orujo de hierbas y a un vino dulce con naranjas tremendo, del Par del Condado de Huelva. Todo lo que habéis visto nos costó 44 Euros. Aunque son pocos platos en variedad, os podemos asegurar que en cantidad es como haber comido dos platos completos cada uno de nosotros, además del postre!.  La llesquería el Cóm ha sido para nosotros un gran descubrimiento!.

Enhanced by Zemanta

El Filete Ruso

El Filete Ruso

El concepto de Slow Food Km. 0 hace tiempo que suena entre la comunidad Foodie. Pero, ¿sabemos exactamente cuál es su origen? Slow food (comida lenta) es un concepto que nace en Italia, donde se crea una asociación en 1986 que tiene como filosofía combinar el placer y el conocimiento de la gastronomía, en contraposición a la Fast Food (comida rápida). Si además le añadimos el Km. 0 encontramos una organización que apuesta por el producto ecológico y de temporada, y que otorga este distintivo a aquellos restaurantes que utilizan los productos definidos como Slowfood Km. 0 en Catalunya. Entre ellos está, en Barcelona, El Filete Ruso

El Filete Ruso

Rótulo El filete Ruso Restaurante Barcelona

Aunque se autodefine como hamburguesería en su web y su rótulo, sería más exacto definirlo como un Restaurante de Hamburguesas y su máxima es dignificar este plato que tan dañado ha estado por las cadenas de fast food por todos conocidas, tienen otros productos y todos ellos tienen en común el producto de primera calidad Slowfood Km.0 del que os hablábamos. Aunque por si sólo esto es una garantía, si no es acompañado de una buena técnica de cocina y un buen servicio y ambiente no sería tan valioso. En este caso fue así.

Salsas

Cajon salsas de El filete Ruso Restaurante Barcelona

En 2008 nace La Burg con la misma filosofía de producto de calidad que se hace extensiva a El Filete Ruso con un punto más de exigencia. En la encantadora Enrique Granados, número 95  con una terraza acondicionada, nos encontramos el local, no excesivamente grande, elegante a la vez que informal, con luces tenues que crean un ambiente íntimo en ciertos rincones y no tanto en otros con mesas más numerosas para grupos.

Interior El Filete Ruso

Rincon en El filete Ruso Restaurante Barcelona Tuvimos la oportunidad de degustar varios productos, algunos de ellos, incluídos en el menú de invierno que como novedad incluye una nueva hamburguesa de caza. Vamos con los detalles. Empezamos con unas raciones para compartir:

Patatas Bravas
Patatas Bravas en El filete Ruso Restaurante Barcelona

Unas patatas (de cultivo ecológico)  bravas con un alioli suave y pimentón, bien fritas y muy sabrosas. Una ración grande y cargada de salsa. Una de las mejores bravas que hemos comido últimamente. Ya sabemos: bravas hay tantas como bares, con toda la diversidad que eso comporta, mejores y peores, buenas y malas, sabrosas e incomestibles. En este caso, de las mejores, buenas y sabrosas

Aros de cebolla en tempuraAros de cebolla en tempura El filete Ruso Restaurante Barcelona

Unos grandes Aros de cebolla de Figueres, cortados a mano, con aspectos de calamar a la romana, pasados por una buena tempura y con un pequeño bol de salsa de soja para potenciar el sabor. Nos hubiera gustado la cebolla un poco más hecha, pero quizá es porque cruda, en concreto a uno de nosotros, le gusta poco. Pero solo es, como siempre una cuestión de gustos. Muy buenos.

Alas de PolloAlas de pollo de pagès en el filete Ruso restaurante BarcelonaAlas, que no “alitas”, de pollo. Alas, con mayúsculas, porque eran enormes. De Pollo de pagès criado en el campo que por el tamaño de las que nos comimos podíamos imaginar casi un pavo. Al ser a la barbacoa el sabor es poco sorprendente, ya que esa salsa es bastante monótona, pero la textura y dureza de la carne, y, dejadnos insistir, el tamaño, si que eran fuera de lo habitual.

Sopa de cebolla

Sopa de Cebolla El filete Ruso Restaurante BarcelonaSopa de cebolla, cocinada con caldo de Pollo de Pagès con un potente sabor, un chupito concentrado que te deja con ganas de más. Buenísima.

Y ¿cuál es uno de los productos de temporada más buscados? Los calçots!. Pues bien, siguiendo su política los comimos en ensalada.

Ensalada de calçots, escarola, con bonito de la lonja escabechado en casa y coca de Espelta y Kamut

Ensalada de Calçots en el filete Ruso restaurante Barcelona

Una forma diferente de comerlos que hacía que también la ensalada lo fuera. Porque podría ser una ensalada de escarola con cebolla y una lata de atún en escabeche pero, siendo los mismos ingredientes, estamos seguros que serían dos platos totalmente diferentes. Porque los calçots no dejan de ser unas cebollas dulces, el bonito estaba sutilmente escabechado y exquisito y la escarola era ecológica. La base de coca le daba un punto crujiente de vez en cuando que tan bien sienta. Aunque crujir, también lo hacía la escarola como señal de su frescura. Muy recomendable y ligera.

Steak Tartar

Steak Tartar El filete Ruso Restaurante Barcelona

ATENCIÓN: Uno de los mejores Steak Tartar que hemos comido. Una carne ecológica y biodinámica del Pirineo, cortada a cuchillo, unas Alcaparras Ballobar, variedad recuperada y abanderada del Slow-Food y un huevo  de gallina de corral de Calaf. Si os gusta es imprescindible que lo pidáis. Si algo malo tiene este plato es que no siempre está en la carta, pues si no tienen la matería prima con el nivel de calidad exigido no lo hacen. Si lo véis en la carta preguntad, y sino, también, porque tenéis que probarlo. Todo un placer que siempre se hace pequeño con un buen Steak Tartar

Y vamos ya a las dos hamburguesas que degustamos.

Hamburguesa de Jabalí con huevo frito, queso de pastor, compota de manzana y chips de alcachofa

Hamburguesa de jabalí con huevo frito, queso de pastor, compota de manzana y chips de alcachofa en el filete Ruso restaurante Barcelona

La carne de jabalí es sabrosa como pocas y difícil de cocinar, muy potente. La hamburguesa con toda su guarnición era una exquisitez. La combinación de la compota de manzana para dar un punto dulce sin matar el sabor, el huevo también servía para suavizar y las alcachofas bien fritas que se comen sin gana. Un puzzle extraordinario que demuestra que la hamburguesa puede ser un plato de lo más glamuroso y apto solo para gourmets.

Hamburguesa de entrecot con huevo poche y trompetas de la muerte y sal de hierbas mallorquinas

Hamburguesa de entrecot con huevo poche y trompetas de la muerte en El filete Ruso Restaurante BarcelonaEsta hamburguesa era un magnífico entrecot con textura diferente, una hamburguesa elegantísima, con salsa de trompetas de la muerte y el huevo poché. No sabríamos deciros si estaba mejor ésta o la de jabalí. En este caso, la carne era realmente extraordinaria y el aderezo de la hamburguesa solo servía para darle más protagonismo a su sabor. Qué calidad!. Nos impresionó.

Las dos hamburguesas iban acompañadas con unas tiras de pan de coca, servidas de acompañamiento en el plato y no como bocadillo. Nuestro estómago está dividido entre recomendaros una u otra. Opinamos que la mejor opción es que toméis las dos, porque son muy diferentes, bien combinadas, imprescindibles para carnívoros y una muy buena sugerencia para los que no lo son tanto. Es evidente que estos tres últimos platos son su especialidad y es donde vuelcan toda su energía. No es que el resto deba descartarse, ni mucho menos, hay platos que sin ser su punto fuerte están mucho mejor que en otros sitios donde los hemos comido, pero hay que reconocer que si el cuerpo os pide proteína, es el lugar ideal. Pero no hemos acabado, quedan los postres, tres para degustar, que aunque pensábamos que no podíamos más, cayeron!!

Brownie

Brownie en el filete Ruso restaurante Barcelona

Curiosamente, esponjoso. Y decimos curiosamente porque el Brownie suele ser más apelmazado. Casi se agradecía esa ligereza después de toda la comida que habíamos engullido.

Cheese cake

Cheese cake en el filete Ruso restaurante Barcelona

Un pastel individual, no una porción de una tarta. Quizá por esa razón y bajo nuestro punto de vista, le faltaba un punto de cremosidad. Muy suave de sabor, eso era indiscutible, pero quizá al ser porción individual quedaba más cocido. Pero nada despreciable.

Pulga de chocolate

Pulga de chocolate en el filete Ruso restaurante BarcelonaSin duda, el mejor. De pulga nada, que era una buena media esfera , una especie de mousse, más contundente, pero sin llegar a ser helado, una pomada de chocolate que inundaba el paladar. Es otra de sus especialidades y dará que hablar, aunque creemos que ya lo ha hecho. Imprescindible.

Toda la comida fue acompañada de vinos del Garraf, Viladellops, el Garnacha y el Xarel.lo

Vino Viladellops

Viladellops Xarel.lo 2013 en El filete Ruso Restaurante Barcelona

Viladellops Garnatxa 2012 en el filete Ruso restaurante Barcelona

Salimos satisfechos, no nos cabía nada más. Completísima comida, los platos son muy completos y sobrados, tanto los entrantes como las hamburguesas. Una cena con todos estos platos puede salir por unos 60 Euros, pero os podemos asegurar que es muchísima cantidad, estamos hablando 9 platos y tres postres, algo fuera de lo normal. El precio medio de las hamburguesas es de unos 12 Euros. Si hablamos de una comida normal, el precio puede rondar los 30 Euros, con entrantes y una hamburguesa por cabeza.  Pero lo mejor es que vayáis, que podéis hacerlo cualquier día de la semana, todos abre, consultéis su carta que varía al estar basada en el producto de temporada y lo probéis y comáis lo que os apetezca, al final lo “normal” es lo que el estómago de cada uno admita 😉

Bon profit!!