Aula Canela Fina

Aula Canela Fina

El auge de la gastronomía no solo ha provocado la apertura de muchos restaurantes y locales donde disfrutar de ella. También lo ha hecho con espacios dedicados a la cocina donde se imparten charlas, talleres, showcooking, catas o en los que se organizan eventos.

Hay muchos y, como en cualquier negocio hay diferencias entre unos y otros: desde el propio espacio en si y su ubicación hasta el tipo de “artistas invitados” que colaboran con su agenda. Hemos visitado algunos de ellos en alguna presentación o showcooking como lugar alquilado, pero no para asistir a los propios organizados por ellos hasta ahora. Para remediarlo escogimos Aula Canela Fina.
espacio1La primera impresión antes de empezar con el taller fue muy positiva. Aula canela fina está en el barrio de La Ribera en Barcelona, muy cerca del Palau de la Música. Es amplio, muy bien decorado, con maderas y tonos cálidos y nada cargado. Una recepción muy cordial por parte de Anna y Nuria, las anfitrionas, rompe el hielo para pasar enseguida al taller dedicado a la cocina con fresas impartido por Miquel Antoja.
0-espacio
Sobre Miquel Antoja podemos decir que es cocinero por vocación, tal y como él mismo se autodefine. Después de su paso por la vertiente dulce y salada de la cocina en restaurantes y pastelerías de renombre, decidió decantarse por los postres, siendo actualmente parte del equipo de dirección del restaurante de Carme Ruscalleda Sant Pau, con colaboraciones también para el restaurante de Tokyo y Moments en Barcelona.
Alrededor de la mesa donde Miquel cocinará nos acomodamos unas 10 personas. Más no sería cómodo ni se podrían apreciar bien los pequeños trucos que el cocinero en cuestión pueda enseñar.
Después de una pequeña introducción sobre la protagonista, la fresa, comienza ya el curso en el que se elaborarán 3 platos con este ingrediente en común siguiendo la receta que al inicio del curso te facilitan. Un menu completo de primero segundo y postre.
Salmorejo de fresas
Tataki de atún con vinagreta de fresas.
Las 5 texturas de la fresa en postre.
Salmorejo de fresas Aula canela fina baco y boca
Mientras que va cocinando Miquel explica las diferentes técnicas que utiliza, sus herramientas en el restaurante y sus sustitutos posibles en una casa, como conseguir texturas, los tiempos de cocción y, por supuesto responde a las dudas y preguntas que los participantes hacemos. De una forma natural, poco a poco se consigue relajar el ambiente llegando una interacción de todas las partes y aprendemos de todos.
tataki de atun con vinagreta de fresas Aula canela fina baco y boca
El recuerdo de cómo hacer estas recetas y conseguir los espectaculares resultados nivel Estrella Michelín es que cocinar estos platos es muy fácil. Y allí, en aquel ambiente y con las explicaciones de Miquel y Anna así era. Pero la memoria es selectiva, eso dicen… y estoy segura de que es así, ya que aún teniendo las recetas mi sensación de que el día que las ponga en práctica no saldrán, porque ellos son profesionales, les avala una carrera y una experiencia y eso muy posiblemente es el punto diferencial que Aula Canela Fina posee respecto a otras aulas.
las cinco texturas de la frase en postre Aula canela fina baco y boca
Un buen nivel, un buen ambiente y un buen menú conforman una buena experiencia que os recomendamos probéis por vosotros mismos. Para ello, lo ideal es que escojáis entre sus cursos y talleres lo que os resulte más atractivo, algo que podéis hacer en su web. Miquel Antoja repite con chocolate el 2 de Mayo… ¿Os resistiréis?
Tenemos las recetas y es tiempo de fresas, lo que puede suponer que os sorprendamos con una de estas estrelladas creaciones y os lo contemos. Mientras, si queréis saber más, tendréis que visitar Aula Canela Fina!.
(Algunas de las fotografías son cedidas)
Anuncios

Boquerones con fresas

Boquerones con fresas

Sí, lo sé. Sé que más de uno cuando vea el nombre o cuando piense en la combinación se hará la pregunta: “¿Boquerones con qué…?” con un gesto de asombro en la cara. Pues con fresas!. Es un aperitivo ideal, una buena tapa casera que cualquiera puede hacer, para tomar solo o para servir si tenemos invitados. Es muy simple de hacer,rápido y sofisticado y nos hará quedar como buenos anfitriones o por lo menos como innovadores en la cocina.  Lo ideal es combinarlo con un buen vermut Izaguirre negro con su correspondiente rodaja de naranja (personalmente, me parece que casa mejor que la de limón, aunque ya sabemos que sobre gustos…). La combinación de sabores es buena, puede ser más o menos dulce, más o menos ácida, podéis hacerlo “a medida”, incluso ir alternando e ir probando hasta encontrar el punto que más os agrade. Es rápida porque no necesita cocina y se toma fría. La única previsión que debéis tener es la preparación de las fresas, que son dos minutos, ya que los boquerones, a no ser que ya tengáis hechos, es posible comprarlos ya preparados en raciones no demasiado grandes. Los encontramos en cualquier supermercado y facilita bastante la tarea, evitando tener que limpiarlos. Además, si utilizamos los boquerones ya comprados, siempre podemos tener un paquete en la nevera que nos puede aliviar un capricho o salvar de alguna visita imprevista. Os detallo cómo hacerlo:

Lavar bien las fresas y cortarlas a rodajas más o menos finas, al gusto. Sugiero que sean lo más finas posible, tipo carpaccio para que así podáis hacer más capas, aunque sin necesidad de mandolina. Estas fresas debemos ponerlas a macerar y hay varias opciones, según el gusto que le queráis dar: si las queréis más dulces, ponerles azúcar y dejarlas que saquen su jugo. También podéis hacerlo con zumo de naranja, que dará un toque un poco más ácido, pero conservando dulzor o bien con vinagre, aunque en esta última opción debéis tener en cuenta que luego se combinará con los boquerones que también están envinagrados, así que sed prudentes. Tenéis que aportar imaginación , ir probando hasta encontrar el punto exacto que más se adapte a vuestro gusto. Las fresas se dejan macerando, las podéis hacer por la mañana si vais a servir la tapa a mediodía, por ejemplo. Es suficiente con un par o tres de horas.

El siguiente paso es ya preparar la tapa: hacer una cama con las lonchas de fresas, escurriéndolas un poco para no coger todo su jugo.

Fresas

Boquerones con fresas

Encima de las fresas, poner los filetes de boquerones hasta cubrirlas. Para aliñarlo, utilizar un poco de AOVE, al que habremos añadido un poco del jugo que han soltado las fresas, como si fuera una vinagreta, y unas escamas de sal Maldon.

Tapa boquerones con fresas
Aperitivo boquerones con fresas

Boquerones en vinagre con fresas

Y servir!. Es así de simple, pero me parece sabrosa, original, muy vistosa y muy apropiada para ir abriendo boca antes de la comida. Vamos, chicos, animaos a hacerla y me explicáis qué os ha parecido.

Bon profit!!