El Racó del Navegant

El Racó del Navegant

Hablaremos hoy de un restaurante que sigue el modelo típico de restaurante marinero, de costa, muy tradicional. De los de toda la vida que se han ganado después de muchos años de trabajo una clientela fija a base de cuidar el producto, de respetar los platos tradicionales y de buscar nuevas combinaciones sin perder identidad y de un servicio muy profesional en sala: El Racó del Navegant.

carta El raco del navegant bacoyboca
Un restaurante que podríamos encontrar en cualquier pueblo costero, con su pescado fresco, con su marisco, de buena cantidad en las raciones y una estética común de motivos marineros. Nada de paellas congeladas y, por supuesto, nada de adornos no comestibles para rellenar el plato.
Interior El raco del navegant bacoyboca
fuego El raco del navegant bacoybocaPocos días ha hecho este invierno de frío y lluvia, muy pocos, pero el día de nuestra visita fue uno de ellos. Y tienen su encanto, visitar el Puerto de Llavaneres y ver la fuerza de la naturaleza desde la barrera es todo un espectáculo. El clima no nos paró y a ellos menos aún, ya que lo tenían bien acondicionado.

Nada más entrar a su terraza climatizada nos encontramos con una exhibición de pescado fresco a la vista. Nos acomodamos en una mesa cercana a la calefacción que ambientaba la carpa y que ese día se agradecía.plato pescado El raco del navegant bacoybocaEnseguida, mientras miramos la carta nos traen un aperitivo con un vermut casero que era el que ese día servían a todas las mesas. Seguramente una práctica habitual. Vamos mirando la carta, tanto de platos como de vinos que nos indica una buena selección: blancos típicos del país, Verdejos, Albariños, algún Chardonnay y Gewürztraminer; tintos que siguen la misma línea, Cavas y Champagnes.

aperitivo El raco del navegant bacoyboca
 Solo había un rosado, está claro que son vinos poco demandamos, así que nos solidarizamos y fue el elegido para acompañar la comida: Arrayan, Mencía de Toledo.
arrayan rosado mencía El raco del navegant bacoybocaEmpezamos con un vistoso tartar de atún. Rojo oscuro casi granate. Un atractivo color que contrastaba con su base verde de aguacate. Muy bien aliñado y bueno de sabor. El producto fresco siempre garantiza el éxito.
tartar de atun con guacamole El raco del navegant bacoyboca
Continuamos con un plato que pocos se atreven a hacer y los que lo hacen, no siempre aciertan. Aquí no fue el caso y la crema de erizo de mar, servida en su propia cáscara una de las cremas más sabrosas que he probado. Potente sabor a mar, buena textura y atractiva presentación. Una delicia, solo por esto vale la pena la visita.
erizos crema El raco del navegant bacoyboca
erizos en crema El raco del navegant bacoyboca
Estamos en Sant Andreu de Llavaneres y en época de guisantes, así que no podían faltar. Una golosina. Dulces y mantecosos acompañados de panceta y butifarra negra y blanca. Seguramente es un fijo de cada temporada El Racó del Navegant para guardar la tradición en su cocina. Un producto que se ha ganado una fama bien merecida.
guisantes con butifarra El raco del navegant bacoyboca
guisantes con butifarra negra El raco del navegant bacoyboca
Otro plato hecho con producto de temporada que combina mar y tierra: unas sepietas con alcachofas con una base de romesco consolidaba la buena cocina. Después llega, según nos dicen, el rey de la casa: Mil hojas de bogavante.
sepietas con alcachofas El raco del navegant bacoyboca
sepietas y alcachofas El raco del navegant bacoybocaUn plato característico de su carta, repitiendo la fórmula de mezclar mar y tierra. Las mil hojas son de patata y el bogavante está muy presente, con trozos grandes. Ligan los dos ingredientes con crema de leche, haciendo una especie de “bechamel marinera”. Un sabor muy elegante.
Mil hojas de bogavante El raco del navegant bacoyboca
Mil fulls bogavante El raco del navegant bacoyboca
Mil hojas bogavante El raco del navegant bacoybocaAcabamos con lo salado y pasamos al dulce. Un postre clásico aligerado por ser servido como espuma: una buena Crema Catalana y un surtido que compartiremos en pequeñas dosis: Tatin de piña y naranja, tocino de cielo y un buñuelo.
crema catalana El raco del navegant bacoyboca
 surtido postres El raco del navegant bacoybocaUn buen final para una estupenda comida clásica, apetitosa y equilibrada. Basándose lo que la temporada les trae han ido diseñando y perfeccionando sus guisos para hacer de ellos sus especialidades, combinando verduras o setas con pescados y mariscos, sin que falten los típicos arroces marineros.
Puerto Sant Andreu de Llavaneras El raco del navegant bacoyboca
Si a su gran cocina le sumamos el entorno, el puerto de Sant Andreu de Llavaneres, puerto Balis, es el lugar ideal para una buena comida. Nosotros no pudimos disfrutarlo por la lluvia, pero estos días que vienen y en verano merece mucho una visita. Si buscáis “desintoxicaros” algo de los locales hipsters y hacer un poco de limpieza para recuperar algún sabor que otro, El Racó del Navegant es ideal. Por unos 40 Euros por personas comeréis bien, muy bien. Y si preferís, sirven un menú los laborables a mediodía por 20 Euros.
Anuncios

El Nou Ramonet

El Nou Ramonet

El Nou Ramonet, aunque tiene poco de “nou” (nuevo) es un conocido restaurante en la Barceloneta que ahora ha dado un giro a su oferta sin perder el principio de cocina marinera y producto fresco del mar… Y alguno también de la tierra. Después de 7 años de su apertura, una alianza con Jordi Herrera, de Manairó es lo que ha provocado que ahora sus platos, aún siendo los de siempre, tengan otra presentación, otras texturas y un toque más moderno.

puerta Nou Cal Ramonet baco y boca

Carta de tapas y arroces Nou Cal Ramonet baco y boca

El local es agradable, con texturas envejecidas y maderas que parecen naturales, no muy grande pero sin agobios de mesas apretadas, y con la opción de reservados.

mesa y pizarra Nou Cal Ramonet baco y boca

barril interior Nou Cal Ramonet baco y boca

Empezamos con un de sus clásicos renovados, la coca de sardinas con tomate seco y sofrito de berenjena y cebolla dulce. Unos buenos filetes sobre un ligerísimo hojaldre, que no resta sabor ni protagonismo al pescado.
Coca de Sardina Nou Cal Ramonet baco y boca
Coca de Sardinas Nou Cal Ramonet baco y boca
La bomba. Original forma de servirla, dentro de un tarro, tomamos la típica tapa inventada en este barrio de Barcelona patata y carne. Estaba bien frita y guardaba fidelidad a su origen. En este caso no era excesivamente picante. Para mí correcta pero ya sabemos que la sensación de calor en el paladar es tan amplía como bocas hay.
mini bomba Nou Cal Ramonet baco y boca
Minibomba Nou Cal Ramonet baco y boca
El día que fuimos era dijous llarder así que no podía faltar una tortilla. Esta vez Tortilla de calçots y alcachofas muy buena. Jugosa pero hecha iba acompañada de salsa romesco para no dejar de lado ningún miembro de esta unión tan clásica.
tortilla de alcachofas calçots Nou Cal Ramonet baco y boca
tortilla de alcachofas y calçots Nou Cal Ramonet baco y boca
Unos Buñuelos de bacalao de tamaño considerable sobre su pil pil que hacía las funciones de salsa potenciando el sabor. Nada aceitosos. Algo que lo puede faltar en cualquier restaurante marinero que se precie.
buñuelos de bacalao en Nou Cal Ramonet baco y boca
buñuelos de bacalao Nou Cal Ramonet baco y boca
Unos mejillones al vapor con alioli de manzana muy suave que ligaba muy bien. Pequeños pero sabrosos. Dicen que son los mejores.
mejillones Nou Cal Ramonet baco y boca
Pasamos a un palto de tierra un meloso de ternera lechal con ajos tiernos. Tiernísimo trozo de carne acompañado de un par de gambitas fritas para hacer un mar y montaña. La carne se deshacía. Un meloso no sólo por nombre.
Meloso de ternera en Nou Cal Ramonet baco y boca
Meloso de ternera Nou Cal Ramonet baco y boca
Por último probamos un arroz. Con buen fondo y acompañando de algunas piezas de gamba y almejas añadidas después para hacer algo más contundente la degustación. Los arroces otro de los imprescindibles en estos restaurantes.
arroz Nou Cal Ramonet baco y boca
Yogur con glaseado de piña salada. Bueno como en postre puede ser muy saludable sin añadir un chorro de calorías. Ligero para acabar una completa degustación.
Yogur con glaseado de piña salada Nou Cal Ramonet baco y boca
El Nou Ramonet no pierde ni identidad ni esencia con la incorporación de Jordi Herrera. Más bien diría que acaba de redondear una oferta que ya era famosa, siguiendo la línea de la cocina marinera de Grup Ramonet, que empezó con Can Ramonet, la típica bodega de barrio y amplió con La Fresca, una Vinoteca y, de momento, con El Nou Ramonet, los 4 locales en la Barceloneta.