Alba Granados

Alba Granados

Seguro que os suena Alba Granados. O quizá recordáis más Alba París (ahora llamado Carlota). Hablamos de un restaurante de Barcelona que tiene un prestigio ganado después de 20 años de cocina tradicional por la que siguen apostando pasándose los secretos de generación en generación de cocineras, que ya son 3: Victoria, Aurora y Carlota.

Ahora la calle Enric Granados es un paseo gastronómico de diferentes niveles dada su oferta de restaurantes, hoteles, cafeterías o heladerías. No hemos ido a todos lógicamente pero así desde fuera y valorando los que si hemos visitado, hay buenas opciones por buenos precios. Por supuesto y dentro de una horquilla los habrá que destaquen hacia arriba y los que destaquen hacia abajo.

grup Alba Alba Granados bacoybocaAlba Granados es de los primeros que se instalaron en esta calle después de que fuera necesario ampliar el negocio al quedarse pequeño Alba París. Cuando lo hicieron ni mucho menos había la oferta actual. De esta forma, consiguen los dos restaurantes.

Carlota Claver empezó su carrera muy joven, con 24 años después de formarse en la Escola d’hostaleria Hoffman y haber pasado por El Bulli. Hoy con solo 34 tiene la experiencia suficiente en cocina y en gestión para liderar los dos restaurantes.

El local de Alba Granados es grande, con su terraza exterior y dos plantas. La superior suelen reservarla para eventos como música en directo o ver en una gran pantalla diferentes competiciones deportivas. En la planta baja podríamos distinguir una primera parte más informal, con dos barras para poder tomar alguna tapa o copa sin necesidad de sentarse en una mesa. Si nos adentramos, es cuando se amplía el espacio y encontramos las mesas del comedor.Balcon Alba Granados bacoybocaPero se puede disfrutar de un balcón con 4 mesas para dos donde se puede disfrutar de una cena magnífica desde la altura de un primer piso: perfecto para cenas románticas, de confidencias o simplemente porque apetezca estar tranquilo.

mesa en balcon Alba Granados bacoybocaEn la comida no faltaron algunos de los platos más identificativos de los dos restaurantes. Clásicos pero evolucionados sin perder nunca de vista la receta original y, sobre todo, el buen producto que es el que les ha dado tan buena fama. Pero antes de nada, un detalle muy de agradecer teniendo en cuenta el verano que estamos pasando: un vasito de gazpacho de sandía para refrescarnos.

gazpacho Alba Granados bacoybocaOtro aperitivo clásico: dos buenas anchoas bien aliñadas y bastante carnosas. Nada fuertes de sal, en su punto que encontré especialmente sabrosas. Quizá algún pequeño secreto generacional del que hablábamos se escondía en este entrante.

anchoas Alba Granados bacoybocaUn plato de carpaccio de buey más grueso de lo habitual pero no en exceso. Por un lado permitía saborear mejor la carne de buey y no quedaba en un suspiro teniendo en cuenta además que iba aliñado con un aceite de trufa que suelen ser bastante potentes y aromáticos, y por otro no era tan grueso como para convertirse en una textura incómoda que podría tirar a mucha gente para atrás al ser carne cruda. Muy sabroso.

carpaccio Alba Granados bacoybocaLlega uno de sus platos estrella del que debo decir que su fama es fundamentada. Por tamaño y por su fritura, es justo que sean de las más valoradas de Barcelona: Las croquetas del Alba. Con nombre propio son de Carn d’olla con foie, este no dentro de la masa, sino una nuez encima de la croqueta, de jamón D.O. Guijuelo y de Compango, que es el avío que se le hecha a algunos guisos gallegos y asturianos.

croquetas con foie fresco Alba Granados bacoyboca

croquetas parco Alba Granados bacoybocaPodríamos pensar que con estos tres sabores es difícil que no estuvieran buenas, pero no sería justo infravalorar el buen trabajo. Independientemente de que algunos de sus sabores puedan ser más o menos habituales, no se puede negar que su interior evidencia que son croquetas caseras. Y a un precio en este caso bien merecido: 5 unidades por 7,50 Euros, que sería media ración. Os aseguro que con esas 5 croquetas, yo ceno.

croquetas rostit Alba Granados bacoyboca

croquetas de parco Alba Granados bacoybocaJunto con las croquetas llegaron unas berenjenas y bocaditos de bacalao fritos con all i oli de miel. Así como en las croquetas pienso que la fritura era muy buena, este plato lo encontré demasiado aceitoso. La berenjena de por si tiende a empaparse, y seguramente el all i oli al servirlo caliente pierde emulsión y podríamos decir que “se corta”. Posiblemente esa sea la razón del exceso de aceite que encontré. Si además acompaña a un rebozado, el exceso no queda en el plato. De sabor es una buena combinación y, como siempre en estas cosas al final dependerán de cada uno. No es un plato descartable ni muchísimo menos, pero tenía esta pega.

berenjenas con miel, bacalao y alioli postre Alba Granados bacoybocaUno de los recuperados que últimamente empieza a ser un fijo en las cartas. Es curioso como en la cocina, como en otras cosas, las modas van y vienen. Es posible que los huevos rotos hayan estado en muchas cartas de restaurantes sin moverse, pero ahora parece que revive en varios de sus formatos. Estos los tomamos con unas buenas patatas caseras y foie fresco. Además, son de gallinas criadas en libertad en el Montseny.

huevos rotos con foie fresco vainilla Alba Granados bacoyboca

huevos rotos, foie y patatas Alba Granados bacoybocaMe paro en el Tataki de atún con cremoso de piña y salsa teriyaki. Hago una pausa merecida para este atún, rebozado de sésamo y bien jugoso por dentro. Hasta ahí podríamos decir que no sería el primero y ni espero que el último que encontraré en su punto. Es el acompañamiento, el cremoso de piña lo que realmente me sorprendió. Una propuesta que puede parecer extraña y sin embargo lo raro es no haberla encontrado antes por lo bien que casan. Además, el puré es de piña natural, la fruta triturada sin ningún azúcar añadido. De hecho, no probé la salsa teriyaki. Muy aconsejable.

tataki atun Alba Granados bacoybocaY por último otro clásico de Alba Granados que también ha sido circulado de boca en boca: su carne Roxa. Una carne asturiana que sirven como steak tartar, en filete con parmentier de patata hecho con mantequilla de trufa negra y pimientos o Chuletón a la piedra, que fue como la tomamos en esta comida. El carpaccio de Buey también lo hacen de esta carne del animal de raza Frisona de 6 años de edad.

chuleton Alba Granados bacoybocaLa fotografía no es de las mejores ya que la luz no permitió, pero suficiente para hacerse una idea. Una carne de muy buena calidad, solo marcada para que cada uno se la acabe de hacer a su gusto en la losa. Para mi ya sabéis, en estos casos, lo justo para atemperar. Rozando la vaca vieja, 35 meses que además, al servirse en pizarra, si no quieres cocinarla más puedes colocarla directamente encima de la piedra y conseguir temperatura. Un buen invento. Como guarnición, suele llevar unos pimientos rojos bien carnosos.

Por suerte el postre fue ligero, el justo en ración, pero no por ello despreciable.

helado de vainilla postre Alba Granados bacoyboca

helado vainilla Alba Granados bacoybocaHelado de vainilla de Tahití con tierra de pistacho y coulís de frutos rojos. Cremoso con el toque crujiente y con una combinación de sabores clásica. La guinda del pastel.

Tiene más platos en su carta que son muy conocidos, todos basados en las recetas de la abuela Victoria. Algunos se conservan fieles a su origen y otros han ido evolucionando por demanda del mercado o por inquietud profesional de Carlota. Varios tipos de foie, tanto fresco como en mi-cuit, canelones, tartar, pescados, carnes, pasta. Hay variedad suficiente sin convertirse en una carta interminable. Saben lo que hacen bien y se centran y se esfuerzan por mantener el nivel.

carro entrada Alba Granados bacoybocaUn restaurante clásico en Barcelona, quizá desconocido por muchos por no estar de moda o no ser de las últimas aperturas. A veces el ritmo tan vertiginoso de las novedades nos hacen perder un poco el rumbo y olvidarnos de quién hace ya tiempo que está en Barcelona y de quién lo hace bien. No es justo que los guardemos para aquellos momentos que luego nunca llegan.

El menú de mediodía son 26 Euros y respecto a su carta, hay platos que pueden degustarse en medias raciones, como algo más informal o elegir entrantes y principales que marcarán el precio final de la cuenta.
Anuncios

Tapatxi

Tapatxi

El día en que Barcelona parecía Bilbao fuimos a Tapatxi. Siendo sincera no había tenido en cuenta la situación cuando reservamos. Es más, si lo hubiera pensado bien no lo hubiera hecho justo por ese motivo. También hay que tener narices para ir a un vasco, un día de final futbolera Barça-Athletic… Pero a lo hecho pecho y después de pasear algo por la rambla entre gritos animosos de la afición de alguna forma te contagias del entusiasmo y “p’alante” que casi casi te vuelves vasco a la que estas diez minutos rodeado de gente tan sana!Tapatxi Baco y BocaLlegamos a Taptaxi, suerte de la reserva y nos sentamos. Somos los extranjeros, como se puede esperar en un restaurante de la calle Ferran de Barcelona, pero ese día lleno de un turismo rojiblanco. Nos atiende directamente Juan Aparicio, el chef, el resto está inmerso en un ritmo desenfrenado sirviendo cañas, vinos y hasta calimocho! (Pensaba que eso ya no existía) le comentamos a Juan la situacion en tono cordial y el resignado y con simpatía nos comenta que en dos horas llevan 7 barriles de cerveza y que los pinchos que normalmente lucen en su barra han tenido que ponerse a resguardo.

Vamos directos al grano. La reserva era para degustar el menú de vaca vieja, no hay nada que pensar ni carta que mirar. Solo elegir la bebida que el menú contemplaba (la primera copa) y decirles que en el primer plato, el carpaccio con parmesano podrían servir el queso separado. Ah! Y elegir también el punto de cocción de la carne, el segundo.Carpaccio de ternera de vaca vieja Tapatxi Baco y Boca

parmesano Carpaccio de ternera de vaca vieja con vinagreta de mostaza Tapatxi Baco y Boca
Una copa de vino generosa, 4 buenos trozos de pan con tomate y el Carpaccio llega asombrosamente pronto dada la situación y el colapso que me imagino que debería haber en la cocina. También es cierto que no es que necesite gran preparación, pero no hay que quitarle mérito.

El parmesano lo han hecho en flor para ponerlo en la mitad de la ración ya que es a compartir. Así no hay riesgo de que de vuele ninguna viruta a “mi parte”. Va aliñado con un vinagreta agridulce y hierbas aromáticas. Diría que mostaza antigua y algo de miel. No lo había comido nunca así y la verdad es que le sienta bien, nos gustó. La cantidad servida era correcta tirando a correctísima recordando otras ocasiones. En algún que otro sitio deberían plantearse que, vale que el carpaccio es papel de fumar, pero no fondo de plato…

Carpaccio de ternera de vaca vieja con vinagreta de mostaza Tapatxi Baco y BocaRetirada del plato y enseguida, el chuletón de 500 gramos. Uno para cada uno y en el punto pedido. Enorme trozo de carne que asusta, pero es un miedo algo infundado, no debe servir para amendentrarse a la hora de elegirlo: gran parte de esos gramos se quedaran en el plato e forma de grasa y hueso. Esos desperdicios de la Chuleta son los que la hacen tan jugosa.
La Carne era buena, estaba tierna y bien hecha.
chuleton 500 gramos de vaca vieja Tapatxi Baco y Boca
La afición bilbaína sigue entre cantos para su equipo y acabando con las existencias de cerveza de la barra, pero y también sentándose en las mesas que iban quedando libres para meter algo sólido en el cuerpo. De alguna forma, puede ser que por “deformación profesional” observaba si el resto de clientes estaba siendo atendidos igual que nosotros, ya que ellos iban a la carta, a raciones y dudo que los estuvieran esperando. Llegué a la conclusión de que el equipo de tapatxi demostró estar bien organizado. Por lo menos, en momentos de crisis todos están dispuestos a arrimar el codo con toda la voluntariedad para que nadie se quedara más tiempo del imprescindible sin calmar su hambre. Hemos estado en  sitios con 6 mesas 3 camareros y nos ha dado la sensación de ser transparentes!!! Y cuando nos hemos hecho ver, tomarte nota es casi hacerte un favor para que no “molestes” más.
postre cuajada casera con miel Tapatxi Baco y Boca

cuajada casera con miel Tapatxi Baco y Boca

El postre también era fijo: Cuajada casera con almendras, miel y algo de mouse de nata. Juan nos dice como debíamos comerla: hincar la cuchara y de abajo hacia arriba traerte todo para coger la textura más firme de la cuajada y la mas esponjosa de la mousse. Buen postre casero clásico con algún añadido de frutos rojos para rematarlo. También fue un postre muy correcto.
Tenía mis reticencias sobre Tapatxi, no lo negaré. Lo había visitado en otra ocasión y salí algo defraudada. Pero rectificar es de sabios y debo hacerlo valorando lo más objetivamente posible esta segunda visita: Teniendo en cuenta la situación caótica de ese día y visto desde la barra (nunca mejor dicho) el servicio muy bueno, no solo con nosotros que íbamos a menú cerrado, sino con todos. La comida considerando el precio, 19 € le doy un bien alto. Sencillo pero sabíamos de antemano que no íbamos a tomar tapas creativas ni a probar especies exóticas. El ambiente fue divertido y anecdótico que puede repetirse cada no se cuantos años, pero me temo que no será el que nos encontremos cualquier otro día. Pero esta fue nuestra experiencia en ese día especial y por ella vamos a hablar. Sin final de copa y sin menú temático es muy posible que Tapatxi parezca un restaurante opuesto al que visitamos. Ahora está en empate, una buena y otra no tanto. Sacad vuestras conclusiones si lo visitáis. Quizá tengamos que hacer una visita de desempate, quizá haya que esperar a que vuelvan a hacer alguna jornada temática y así, salir de dudas. Ya veremos.