El jamón de bellota 100% ibérico y el deporte

El jamón de bellota 100% ibérico y el deporte

Para Navidad ya os informábamos de los estudios que desde Arturo Sánchez estaban realizando respecto a los aportes nutritivos de los productos ibéricos, de como pueden influir en nuestra actividad diaria o nuestra salud. En aquella ocasión el estudio era sobre la diabetes tipo II y el jamón de bellota.

Esta vez el análisis se ha localizado en el deporte. La concienciación por una vida más saludable incluye una actividad física y huir de sedentarismo. El grado de esta actividad física dependerá de la capacidad y del objetivo de cada uno, pero hay que moverse.

Hay una relación directa entre deporte y alimentación. O mejor dicho, entre alimentación y rendimiento. Dependiendo del tipo de deporte o de como quieres moldear tu cuerpo, la ingesta de hidratos, grasas o proteínas variará en porcentajes, pero siempre, para mantener la salud, hay que comer de todo, grasas también.

Jamon

Y ahí es donde entra el jamón 100 % ibérico que aún siendo un alimento con grasa, estamos hablando de la “grasa sana”. Es estudio hecho por la asesora de la marca, Marta Garcés, las grasas aportan energía sobre todo pensada para actividades físicas más largas. Pero además de grasas también aporta proteínas, imprescindibles para la recuperación del músculo.

Los porcentajes ideales, de forma general son un 20% en grasa, si es posible, aportada por semillas, frutos secos, aceite de oliva o la grasa del cerdo ibérico criado con bellota. En el caso de las proteínas, el porcentaje se encuentra entre el 15 y el 20 % de la ingesta.

Si queréis cuidaros y mantener una vida sana, no es un alimento que deba descartarse. Pero como siempre todo en su medida y dependiendo de vuestro objetivo y del tipo de competición que hagáis, deberéis averiguar cuál es lo mejor para cada uno.

Anuncios

Jamón ibérico de Bellota y diabetes tipo II

Jamón ibérico de Bellota y diabetes tipo II

Hace tiempo que Arturo Sánchez la firma de productos ibéricos está realizado estudios sobre los beneficios de los embutidos ibéricos en nuestra dieta. Con un equipo de especialistas en nutrición y salud y desde diferentes perspectivas analiza qué aporta el consumo de estos embutidos a nuestros organismos.

Arturo Sanchez

Uno de ellos estuvo centrado en el consumo de embutido ibérico de bellota en los niños y en que podía ayudar su consumo en el crecimiento. Marta Garcés, asesora de la firma y Doctora en Ciencias de la Alimentación del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación llegó a la conclusión de que el aporte de proteínas y grasas de los ibéricos de bellota en las meriendas era muy beneficioso.

En otro estudio concluyeron que las grasas son necesarias para la dieta, pero bien elegidas, como el caso del ácido oleico, ya que previenen la aterosclerosis y las enfermedades coronarias del corazón.

Pero nos centraremos en el último estudio realizado por las fechas que se acercan y porque el tema tratado nos toca muy de cerca: El consumo de ibéricos en los diabéticos tipo II

Jamon Arturo Sanchez

Casi seguro de que en el porcentaje de mesas en las que esta Navidad habrá embutido ibérico será muy alto ya que no deja de ser algo que no falta en cualquier celebración. Por lo menos en nuestro núcleo familiar ya que mi familia es de un pueblo de Badajoz, en la Dehesa y que incluso familiares se dedican a la elaboración de estos embutidos. Además, sumamos que también hay diabéticos de este tipo. De ahí el interés doble en este último estudio de Arturo Sánchez para nosotros.

Quizá os encontréis en un caso parecido y tengáis personas cercanas que se encuentren en el dificultad de torear los excesos que siempre se hacen en estas fechas. Intentaremos, con las conclusiones del estudio, echar una mano.

Jamon Heritage Arturo Sanchez

Seguramente cuando pensamos en diabetes enseguida lo relacionamos eliminar el consumo de azúcar y es posible que muchas personas piensen que con eso es suficiente. No es totalmente cierto, aunque el azúcar pesa y mucho, la dieta de un diabético debe cuidarse también en otros aspectos, como el ejercicio físico, los hidratos de carbono y el consumo de grasas saturadas.

Y aquí es donde entra el jamón ibérico de bellota: el tipo de grasa que contiene es insaturada y rica en ácido oléico, cardiosaludable, como hemos comentado antes, y muy nutritiva. Hay que estar atentos de que, a ser posible, el cerdo sea criado con bellota y en la dehesa, ya que la alimentación del animal con este fruto será lo que garantizará la composición nutricional más sana del jamón.

Por eso, si en la mesa hay un buen jamón ibérico no hay que privarse de él, puede consumirse y disfrutar de las veladas que nos esperan. Eso si, siempre con moderación. Tener sentido común, seamos diabéticos o no, es lo más aconsejable para nuestra salud y no lamentarnos luego de los excesos.