Ventus 2009 DO Bajo Aragon, un vino elegante.

Ventus 2009 DO Bajo Aragon, un vino elegante.

Ya con la comida practicamos el  Allí donde fueres, haz lo que vieres. Esta sabia sentencia te enseña que al viajar debes ser curioso, respetuoso y observador y fijarte en los usos y costumbres de las tierras y de las gentes que encuentras en tu camino y copiar sus hábitos puesto que sin duda saben mas que tú de todo aquello que les rodea.

Ventus Bajo Aragon restaurante Alcazaba Albarracin

En Baco y Boca siempre hemos intentado respetar esta máxima a la hora de maridar manjares y vino, convencidos que la tierra y el clima afectan por igual a todo y a todos los que los sufren y disfrutan, y por tanto algo atávico les une. Comida de la tierra con vino de la tierraes habitualmente una buena decisión.

En nuestra visita a Albarracín y en particular al restautante Alcazaba, pedimos un vino de la tierra, el tinto Ventus 2009 de Bodegas Venta d’Aubert, DO Bajo Aragon. Estas mismas Bodegas elaboran el tinto Dionus y un blanco Viognier, excelentes.

Ya conocíamos este vino por haberlo probado en otras ocasiones, pero quizás el sitio y las circunstancias hicieron que esta vez su degustación fuese aún más placentera que de costumbre. Color rojo cereza. Olor a frutas que evoluciona lentamente, ganando en intensidad y un paladar elegante y muy equilibrado que permanece más allá del trago. Un Señor Vino.

Etiqueta Ventus Bajo Aragon restaurante Alcazaba Albarracin Blanco y Negro

El Ventus se elabora con Cabernet, Garnacha, Merlot y Syrah, cuyas uvas crecen en un habitat de clima duro y seco. Por lo que podreis leer en la web de la Bodega Venta d’Aubert, tiene un maceración corta y las botas de roble francés son usadas, todo lo cual le añade poco a un mosto que dadas las circunstancias ambientales debe tener una potencia intrínseca considerable. Ahí se ve la mano del enólogo, mezclando y atemperando las cualidades del viñedo.

Que más deciros…… ¿Que es un excelente vino a un muy buen precio ?, ¿ Que hay que seguir con detalle la evolución de esta DO Bajo Aragón, vecina del Priorat y Montsant ? ¿ Que vale la pena darse un paseo por esa zona y beber el vino de Cretas y comerse los melocotones de Calanda…… y el aceite y las almendras y…………..?.

Animaos a visitarlo. Vale la pena

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Alcazaba

Alcazaba

Hoy os llevamos a Albarracín. Considerado uno de los pueblos más bonitos de España, aprovechamos una escapada a Teruel después del puente de la Purísima para hacer una visita rápida a la zona, visitar esta localidad y comer allí. Teníamos alguna opción pero nos encontramos con que más de un restaurante de los que contemplábamos estaba cerrado. Según nos explicaron en la visita guiada de El Andador  (por cierto muy recomendable) era entre semana, después de muchos días de trabajo seguidos y Albarracín no deja de ser un pueblo pequeño. Hacer turismo fuera de los días típicos tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. De todas formas, os recomendamos que lo vayáis a ver.

Pero vamos al restaurante, que es lo que nos hace estar aquí 🙂 . Como la oferta era menor de la que esperábamos, nos dejamos llevar por la intuición y entramos en Alcazaba.

Restaurante Alcazaba Albarracín

Tarjeta restaurante Alcazaba Albarracin

Su nombre es de origen árabe, algo muy común en esta zona donde el estilo mudéjar se encuentra en muchos rincones. El restaurante es una casa con ese grosor de muros típico y necesario además en lugares con esa climatología, en el centro histórico del pueblo. Con unas mesas bien compuestas y una decoración sencilla y rústica que hacía juego con la oferta de su cocina,  tradicional y elaborada con productos de la zona, provocaban un ambiente de lo más hogareño.

Detalles interior restaurante Alcazaba

Servicio en restaurante Alcazaba Albarracin

Rincon en restaurante Alcazaba Albarracin

Muy amablemente nos describen los platos de la carta uno a uno y nos dicen cómo los hacen: que ingredientes usan y que es lo que les hace distintos de otras elaboraciones. Es cierto que no es una carta demasiado extensa, pero si con suficiente oferta para encontrar cosas al agrado de todos los comensales. Así que como no podía ser de otra forma, escogemos platos típicos del lugar. Allí donde fueres haz lo que vieres.

De primero, como no, unas buenas migas con uvas y una sopa de ajo para entrar en calor.

Sopa de Ajo

Sopa de Ajo restaurante alcazaba albarracin

Sopa de Ajo restaurante alcazaba albarracin 2

Servida en una pequeña jarra, nos explican que ellos no fríen primero el ajo para luego hacer la sopa, sino que lo ponen todo en crudo. Sinceramente, desconocemos cual es la fórmula correcta, aunque es muy posible que como en la mayoría de estos casos, haya tantas versiones como casas, tantas elaboraciones como familias y tantas variaciones como zonas geográficas. La sopa sentaba fenomenal, entonaba el cuerpo y hacía que entraras en calor. Era suave de sabor, aunque fuera de ajo. Suponemos que el hecho de no haberse frito antes seguramente tendría algo que ver.

Las migas con uvas las encontrábamos en casi todas las cartas que vimos, así que había que probarlas.

Migas con uvas

Migas con uvas

Migas con uvas restaurante alcazaba albarracin

Un buen bol de migas, buenísimas. Nada aceitosas aunque tenían algo de panceta y chorizo, pero no en exceso para no invadir. Las uvas eran muy dulces y combinaban a la perfección. Siempre pensamos que este tipo de platos surgió en su día porque alguien,  era lo único que tenía para comer en ese momento. Quién iba a decir que de la improvisación necesaria de ceñirse a lo que tenemos salgan en muchos casos exquisiteces como esta.

Los segundos, dos carnes, por aquello que estamos en el interior: Cordero y ciervo.

Cordero a la pastora

Cordero a la pastora restaurante alcazaba albarracin 1

Cordero a la pastora restaurante alcazaba albarracin 2

El Cordero a la Pastora es un plato típico de Aragón. La zona les proporciona una buena materia prima muy apreciable. El cordero en este caso es guisado, no es al horno. Se deja en un adobo con diferentes especies y hierbas toda la noche y luego se cocina a fuego lento, suavizando así su sabor tan característico. Fue un plato con un sabor muy fino y una buena ración. Muy recomendable para salir del típico ternasco al horno.

Ciervo al vino

Ciervo detalle restaurante alcazaba albarracin 1

Ciervo en restaurante Alcazaba AlbarracinEl ciervo, igual que el jabalí son platos típicos de montaña. En general, no es fácil encontrarlos en las cartas de los restaurantes de Barcelona, saliendo, ya más hacia el Pirineo o hacia el interior es mas habitual. Quizá por eso nos decantamos por ese plato, aunque había un conejo en escabeche que nos hizo dudar. Necesitan horas para ablandar estas carnes,  son platos que tienen que estar buenos solo por la dedicación que precisan. Una salsa exquisita y una carne en su punto, acompañada con un puré de patata, la guarnición ideal.

Y nos vamos a los postres, y siguiendo la línea, escogemos platos fuera de la repostería: Queso añejo (bueno, este no lo compartimos) y Manzana al horno.

Queso añejo con mermelada de calabacín y jengibre

Surtido de quesos con mermelada de calabacin y jengibre restaurante alcazaba albarracinEl queso como sabéis uno de nosotros no lo comió, pero el otro le dio una buena nota. De hecho, estamos hablando de un queso semicurado de leche cruda de oveja campeón del mundo en el 2010!. Eso sí, la mermelada de calabacín y jengibre no se salvó de la cata y era magnífica!.  Si sois queseros, este es vuestro postre.

Manzana asada con azafrán

Manzana al horno restaurante alcazaba albarracin 1Muchos ya habéis visto la foto en el Facebook , (aunque no era esta je,je) que desde otro ángulo parecía más una rosca, un donut u otra cosa, pero no una manzana. En este caso, debemos decir que el aspecto era mejor que el sabor. No estaba mal, ni mucho menos, pero debería de haber estado un poco más hecha, le faltaba esa textura más tierna que caracteriza este postre. En este caso, aún se notaban trozos más duros y, en consecuencia, menos dulces de lo esperado.

Toda la comida la acompañamos con un Ventus un vino del Bajo Aragón que nos encantó y del que haremos la entrada en La Bodega de Baco, como siempre. Toda esta comida, con la botella de vino, y dos cafés nos costó 57 Euros. Un precio buenísimo para la cantidad de comida que nos pusieron. Además, nos gustaría hacer especial mención al pan: una mezcla de pan de coca, chapata, pagès. Un pan de pueblo, pero ligero, crujiente y de vicio.

Pan

Pan en restaurante Alcazaba Albarracin

Si vais por la zona y no tenéis claro donde comer o cenar, Alcazaba es una muy buena opción. Buen precio, buen servicio y buena comida ¿qué más se puede pedir?

Enhanced by Zemanta