La Balsa

La Balsa

La semana pasada os hablamos de “la cara” de la Restaurant Week de Barcelona en nuestra visita a Dos Torres de Barcelona, de la que salimos encantados. Hoy os traemos “la cruz”: La Balsa

Restaurante la Balsa

Rótulo restarante la BalsaLa Balsa era un clásico de Barcelona al que hace unos años solo lo visitaban los “bien pudientes” o los no tanto cuando tenían alguna celebración muy especial. Está en la calle de la Infanta Isabel, 4, en la parte alta de Barcelona, una zona tranquila, residencial, casi otra ciudad donde algunos privilegiados viven. El restaurante es un edificio con el que Oscar Tusquets y Luis Clotet ganaron el premio FAD de arquitectura en 1979, una gran casa rodeada de jardines. El entorno es espléndido, aunque la zona donde está no es ruidosa, entrar en el restaurante es como entrar a un lugar totalmente apartado del mundanal ruido.

Restaurante la Balsa

Entrada a Restaurante La Balsa Barcelona

El restaurante es una especie de cabaña, un espacio diáfano con estructura de madera y una gran terraza que la rodea, totalmente acondicionada para el invierno y que no deja de ser una extensión del mismo comedor.

Interior Restaurante la Balsa

Interior Restaurante La Balsa Barcelona

Como os hemos dicho, aprovechamos la Restaurant Week para escoger un par de restaurantes y este fue el otro elegido. El menú degustación eran 25 Euros, bebida aparte, expreso para la ocasión. Nos recibieron con mucha corrección, confirmaron la reserva y nos acompañaron a la mesa. Por el camino, nos preguntaron si queríamos tomar algo mientras, a lo que respondimos afirmativamente, con una cerveza y un agua. Nos acomodamos y enseguida llega la bebida, pero traen dos cervezas. Al camarero, que no era quien nos había tomado nota, le comentamos que no, que sólo era una y que faltaba un agua. Bien, pues el agua nunca llegó. Un detalle que carece totalmente de importancia, en absoluto es algo que denote falta interés, faltaría más!. Pero como veréis luego se sucedieron otros percances que sí dejaron ver algo más que un pequeño descuido.
Una camarera, diferente del que nos trajo la bebida, nos ofrece pan de varios tipos: aceitunas, blanco, chapata y de cereales. Unos bollitos individuales bastante correctos. Elegimos uno de aceitunas y otro de cereales. Trajeron uno de aceitunas y otro blanco. Bueno, pues segunda vez que no aciertan, pero no dijimos nada, seguimos pensando que no tenía importancia, teniendo en cuenta que el pan nos gusta igual.
El menú constaba de unos entrantes que eran medias raciones de Carpaccio de Buey con polvo de Macadamia y Parmesano, un Revuelto cremoso de Setas de temporada y Trufa y un Arroz de Cordero y Huerta con Cebolletas Encurtidas.
Carpaccio de Buey con polvo de Macadamia y Parmesano
Carpaccio de buey con polvo de macadamia y parmesano con queso la balsa restaurante barcelona
Carpaccio de buey con polvo de macadamia y parmesano la balsa restaurante barcelona
Uno lo pedimos sin queso y no hubo ningún problema, lo trajeron a la primera. El Carpaccio de Buey era bueno de sabor, la carne estaba bien cortada. Estaba servido con tres botones de mayonesa que bueno, no le sentaban excesivamente mal, aunque hubiera preferido en mi caso otro aderezo, un simple chorrito de Aceite de Oliva Virgen hubiera servido. Pero teniendo en cuenta la cantidad que había, no estropeó el plato. Respecto al Carpaccio con Parmesano, pues…también llevaba los tres botones de mayonesa y eso ya nos cuadraba menos. Además, hemos visto bastantes Carpaccios con Parmesano y pero nunca lo habíamos visto servido con el queso rayado alrededor, como si se tratase de una corona de nata en un postre, sino a escamas, es lo típico de este queso. Quizá no haya una fórmula exacta de cómo debe ser servido, y esta sea una forma más, incluso quizá la original y nosotros somos los ignorantes, pero no nos pareció la más idónea. El plato era pequeño, pero ya indicaba que eran medias raciones, ahí no hay nada que decir. Excepto que el polvo de macadamia era eso, polvo de macadamia que daba ni para notar el sabor. 😦
Revuelto cremoso de Setas de temporada y Trufa 

Cremoso de setas de temporada con trufa la balsa restaurante barcelona

Este cremoso estaba realmente bueno. Quiza el mejor plato de toda la comida. Una ración correcta, tanto del revuelto como de las setas. La crema estaba muy bien emulsionada y tenía una textura de pomada muy lograda. Las setas estaban bien cocinadas, en su punto de salteado. Un plato de gran refinamiento, si señor.
Arroz de Cordero y Huerta con Cebolletas Encurtidas
Arroz de cordero y huerta con cebolletas encurtidas restaurante la Balsa
Bueno, pues creo que la foto habla por si sola. Un arroz poco sabroso, para nuestro gusto un poco pasado, donde el cordero brillaba por su ausencia y la cebolleta encurtida eran trozos de cebolla, encurtida suponemos que si donde reposaban, una vez más tres botones de mayonesa. Era comestible, pocas cosas que te ofrezcan en un lugar de comidas no lo es, pero dejaba mucho que desear comparado con otros arroces que hemos comido, no estaba bueno. No era para devolverlo, pero tenía con un sabor bastante indescriptible donde no se apreciaba nada que compensara esa insipidez: ni la textura, ni la cremosidad.
Entre los primeros y los segundos, vino la misma chica a preguntarnos si queríamos más pan, a lo que contestamos que sí. ¿Os habéis encontrado alguna vez con que alguien ofrece algo y se olvida?. Muchas veces pides algo y se olvidan, pero que expresamente vengan a ofrecértelo y nunca llegue, creo que no. No lo entendimos, porque había 8 camareros en la sala y no estaban tan lleno. No decimos que tenga que darse la típica situación del camarero que lleva toda una terraza de verano y se hace kilómetros al día llevando cañas y tapas, que los hay y muy buenos, con un control tremendo de sus 40 mesas. Pero aquí no se trataba de una cuestión de escasez, sino de mala organización.
Y pasamos a los principales, que eran dos para elegir, así que escogimos uno de cada para probarlos. Como suele pasar, una carne y un pescado.
Merluza rebozada con pimientos asados y mahonesa de limón

Merluza rebozada con pimientos y mayonesa de limon la balsa restaurante barcelona

Merluza rebozada con pimientos y mayonesa de limon

Un trozo justo, muy justo de merluza. Tomad como referencia el perejil de adorno. Y los platos principales no eran medias raciones. Y como no, con mayonesa, aunque no hay reproche posible porque en el plato ya describía que sería así. Ahora, después de haberlo tomado, la sensación es que quizá no habían hecho una buena previsión en la cantidad de salsa que iban a servir y tenían que darle salida. De ahí que la añadieran a casi todos los platos. El pescado no estaba mal, era fresco y ya sabíamos que no sería un plato elaborado, pero si que quizá tenía que haber sido un plato bastante más completo.
Seguíamos sin pan, y volvimos a reclamarlo a la misma chica, y… se volvió a olvidar.
Salteado de solomillo ibérico con salsa de foie

Salteado de solomillo iberico con salsa de foie

Salteado de solomillo iberico con salsa de foie la balsa restaurante barcelonaLa descripción prometía mucho, quizá por eso defraudó tanto. Porque a ver, os he puesto un par de fotos para que se vea el plato entero y nos ayudéis. El Solomillo, está, unos trozos de carne a la plancha. Vale. Unas patatas al caliu…??? y unas cebollas caramelizas le acompañaban. Está bien. Pero ¿veis la salsa de foie por algún sitio?. Nosotros no, y no nos la habíamos comido porque seguíamos sin pan!. Empezamos ya a estar realmente disgustados. Y no solo nosotros, las quejas de las mesas que teníamos alrededor proliferaban: primeros de unos y de otros no, reclamaciones de bebidas…y no eran clientes del Restaurant Week, sino de carta.

Por fin nos habían traído el pan, que nos sirvió para matar  acompañar algo del segundo plato. Seguíamos observando el descontrol que llevaban los camareros, sin orden alguno sirviendo las mesas. Cada plato, lo servía uno diferente, incluso el Metre se dedicaba a servir en alguna ocasión. A lo mejor ese era el motivo, que, seguramente con el ánimo de que a ningún cliente le faltara de nada, descuidaba su principal función de dirigir el equipo y asignar tareas.

Pero aún no hemos acabado, queda el postre.  El menú no definía uno concreto , sino que ofrecía repostería de la casa. Cuando llegamos ya vimos un carro lleno de diferentes pasteles que tenían buen aspecto. Pero durante la comida, cuando llegó la hora de pedir, había disminuido considerablemente la pastelería. Nos dieron a escoger entre dos: pastel de limón y  la tatín de manzana. Nos quedamos, una vez más, con la última, que tenía mejor aspecto.

Tatín de manzana

Tatin manzana la balsa restaurante barcelonaTal y como lo pedimos, cortaron los trozos y los pusieron en el plato. Ni un adorno, aunque teniendo en cuenta el resto de platos, quizá fue mejor, pues cabía la posibilidad de que nos hubieran puesto mayonesa…La tarta no estaba mal de sabor, pero tibia hubiera ganado bastante. Y seguramente, ese adorno del que os hablábamos, un poco de crema o de salsa inglesa le proporcionaría otro toque. Y hablo de ellas porque estaban en el carro, preparadas en mangas para servirse y  porque, para poner más aún en evidencia el desorden, vimos como en otros postres servidos por otro camarero a la vez que los nuestros para otras mesas sí que las llevaban.

Ya acabamos de comer, optamos por no decir nada porque no había ninguna razón de peso para entretenerles y que el resto de los que aún estaban intentando acabar de comer sufrieran aún más las consecuencias. Y, todo hay que decirlo, a pesar del descontrol, realmente el servicio, respecto a amabilidad fue muy correcto. Simplemente iban atolondradísimos.

Ya no teníamos prisa por comer, pero si por irnos. Y llego el récord de reclamaciones de una misma cosa: la cuenta. Hablo de memoria, porque perdí las anotaciones, pero creo que la pedimos 4 veces!!. Hasta para pagar tuvimos que insistir. Personalmente,  cuando me encuentro en estas situaciones, a la segunda me entran ganas de levantarme e irme, así seguro que salen detrás mío con ella. Suerte que mi partner me retuvo… 4 veces. Increíble.

Toda la comida la acompañamos con un Contino. Por suerte, ahí íbamos a tiro hecho. Un vino exquisito que os detallaremos el viernes, como siempre.

Contino Rioja la balsa restaurante barcelona

Un lugar precioso que perdió todo su encanto. E insistimos, no solo para nosotros. Si no le ponen remedio a cómo atender un comedor, como servir los platos y mejorar la cocina considerablemente para los precios de su carta, no tendrán un buen futuro. Necesitan un giro lo antes posible para recuperar el prestigio que en su día tuvieron, pero hoy, queda descartado de nuestra lista. Puede ser que de aquí a un tiempo volvamos y veamos un cambio. Ojalá, no deseamos que se pierdan sitios como este, pero teniendo en cuenta la oferta y la lista que tenemos, tardaremos en volver. Una lástima.

Anuncios

12 comentarios en “La Balsa

Dinos qué piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s